1

6,457 vistas

Diciembre 09, 2019 00:44 hrs.

Víctor Sánchez Baños › tabloiderevista.com

Política Nacional › México Ciudad de México


El asilado incómodo ¿y enfermo?
• Argentina financiamiento ’facilito’
• Ojo x ojo; soldado x delincuente

#EVO #AsiladoIncómodo #ComesYTeVas #FidelCastro #EPN #Cuba #EVoAviónDeLaFAM #Interjet #Aeromexico #AlvaroGarcíaLinera #Argentina #AlbertoFernández #DonaldTrump #LiberanSoldados #Guerrero #Astudillo #UPOEG #VergonsosaNegociación #GINgroup #Beiruty #FilGuadalajara #Engie

El sueño de los que están despiertos es la esperanza.
Carlomagno, ’Carlos I, El Grande, 742-814; monarca germano.

La abrupta salida de Evo Morales, expresidente de Bolivia, de su ’cómodo’ exilio y asilo en México, genera más dudas sobre la fortaleza geopolítica de nuestro país en América del Norte. El agricultor cocalero, tuvo otros motivos para irse. Podía haber esperado 5 días y salir directamente a Argentina, cuando su aliado ideológico, Alberto Fernández, tome el poder presidencial y lo pueda apapachar, con dinero y ’logística’ para que recupere el poder de una nación que poco a poco regresa a la paz.

Para incendiar otra vez a Bolivia, que es lo que busca Evo, sólo necesita dinero para encender la llama.
Pero, ¿qué es lo que hay de fondo en la decisión de Morales? Es mucho más que el pretexto de una simple consulta médica con los ’notables’ doctores cubanos. Por ello nos preguntamos: ¿Acaso en México, en el IMSS o ISSSTE o, en el último de los casos, los costosos como Médica Sur o los Ángeles, no tienen talento para atender al líder del Movimiento al Socialismo boliviano?

Queda claro que la decisión se tomó en la mañana del viernes pasado y horas más tarde, dicen que en un avión comercial, partió a la Habana, aunque hay otra versión en el sentido que se lo llevaron, acompañado de su vicepresidente Álvaro García Linera, en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, ya que nadie ha divulgado un video del viaje en un avión de Cubana, Aeroméxico o Interjet. Ambos vuelos parten a las 6 de la mañana. ¿Nadie se dio cuenta que iba en el avión una personalidad del tamaño de Evo?

Coincidentalmente, y que conste que no creo en las coincidencias, el gobierno de Trump, tras la salida de Evo, anunció que postergaba la declaración de los cárteles mexicanos de la droga como terroristas. ¿Una por otra? Por ello se le levanta la sospecha que podría haberse negociado la salida del líder de MAS de Bolivia, para no molestar al Tío Sam.

Pero, vamos a los hechos del sospechoso viaje. Evo ni siquiera dio las gracias al gobierno mexicano por su asilo humanitario que le dio y que está vigente, para él y cercanos colaboradores. La cancillería, que encabeza Marcelo Ebrard, informó su partida por la tarde del viernes; varias horas después.
Pero, no sería la primera decisión similar que toma el gobierno mexicano. En marzo del 2002, el entonces presidente de Cuba, Fidel Castro, durante la cumbre presidencial convocada por la ONU en Monterrey, y ante la inminente encuentro cara a cara del ’comandante’ con el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, Junior, el mexicano y anfitrión, Vicente Fox, le exigió al cubano: ’comes y te vas’.

Meses después, en La Habana, Fidel divulgó la conversación telefónica en la cual Fox le exigió su salida del país. En lugar de asistir a la comida con Fox, prefirió la compañía de su amigo Hugo Chávez, de Venezuela. La llamada provocó un rompimiento entre los gobiernos de Fox y después de Felipe Calderón, con Cuba. Estas se restablecieron luego de una visita que hizo el priista Enrique Peña Nieto a los Castro.

Hago esta referencia histórica, porque para México le es más importante la relación con Estados Unidos que cualquier otra. Al igual que Benito Juárez, Andrés Manuel López Obrador, sabe la relevancia de tener como vecino y compartir una gran frontera con el coloso del Norte.

Pero, no fue el primer desaire o ’grosería diplomática’, que Castro recibió de políticos mexicanos. Se la recetó en los noventas, materialmente de la misma manera, Carlos Salinas de Gortari. Este, a cambio de no tener cerca de George H. W. Bush, padre, al cubano, le ofreció al líder socialista petróleo; Fox le daba sentarse en una comida al lado de él. Ridículo, pues. Castro sabía cómo capitalizar esos desaires.

Por ello, queda claro que la salida de Evo y el abandono del asilo político que noblemente le otorgó México tiene otras implicaciones. Para Evo no le era fácil encabezar desde aquí la recuperación del poder en Bolivia. Al mismo tiempo le generaba problemas a AMLO que enarbola el principio juarista: ’como entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz’. Su presencia era intromisión en las decisiones bolivianas; una contradicción de la diplomacia mexicana.

Estaba protegido en una casa de visitas, que donó la familia Ávila Camacho, en Tecamachalco, Estado de México, y por elementos del Estado Mayor Presidencial, su movilización era imposible. Además, tener la cercanía de Estados Unidos, y de los servicios de inteligencia de Washington, le hacían su presencia imposible. En fin, muy complicado preparar desde aquí un ’golpe de Estado’ en Bolivia y con el apoyo de enemigos del gobierno de Donald Trump, como Nicolás Maduro en Venezuela, Daniel Ortega en Nicaragua y, ahora Alberto Fernández en Argentina.
La presencia de Evo era ’complicada’ e incómoda.

El destino final de Evo es Buenos Aires, donde Alberto Fernández, pivote del kirchnerismo, toma posesión de su gobierno mañana martes. Morales salió el viernes pasado; sólo tenía que esperar unos 5 días para viajar directamente.
El boliviano no sale por su gusto, ni para hacer relaciones públicas con el presidente cubano Miguel Díaz-Canel. Ni siquiera el gobierno mexicano o el equipo de difusión de Evo, dieron a conocer anticipadamente su recorrido.
En síntesis: Evo seguramente partió en un avión militar a La Habana; en una aerolínea comercial cualquiera se hubiera dado cuenta de su viaje. Ni gracias dio al gobierno por su asilo, lo que demuestra que está enojado. La presión y vigilancia de Estados Unidos, era insoportable para Morales y México. No salió por motivos de salud, sino en un peregrinar para obtener recursos económicos para su ’causa’: perpetuarse en la Presidencia boliviana.

El gobierno de Trump, luego de las palmaditas en la espalda de López Obrador, ’aunque sea socialista’, revivió aquella frase del ’clásico’, ’comes y te vas’ o, mejor, ’te vas temprano’ en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana. Au revoir Evo.

PODEROSOS CABALLEROS: Triste, muy triste que el gobierno tenga que negociar con delincuentes. Una vez más, cedieron ante un grupo de ’autodefensas’ que secuestraron a 16 miembros de la Guardia Nacional.

La libertad de los soldados era a cambio de liberar a 10 integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, que fueron detenidos con metralletas, rifles Barret y otras armas de uso exclusivo del Ejército. Fue necesaria la intervención del gobernador Héctor Astudillo, para que los liberaran y prometer que los recibirá el miércoles para resolver esos problemas. Liberarlos, es la única opción que ofrecen los ’autodefensas’, quienes amenazan con ir armados a la región con Astudillo.

*** Este sábado Armando Cabada Alvídrez, alcalde de Ciudad Juárez, Chihuahua; lanzó la Plataforma Colectiva Ciudadana, un proyecto político rumbo a 2021. Cabada es uno de los liderazgos locales, que han manifestado su intención de contender por la gubernatura de Chihuahua, y para ello se suma a esta plataforma política de la sociedad.

*** Raúl Beyruti Sánchez, líder de GINgroup, presentó en el marco de la FIL Guadalajara 2019, los libros de su autoría ’Viabilidad Jurídica del Régimen de Subcontratación’ y ’Análisis Integral de la Ley Antilavado’. Sirven como instrumentos para diferenciar entre esquemas fraudulentos y los que se apegan a la ley, lo cual evita que el desconocimiento se materialice en costos y sanciones, incluso con alcances penales.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: La francesa Engie, bajo la presidencia Fernando Tovar, inicio operaciones de la primera estación de Gas Natural Vehicular en Veracruz, entidad gobernada por Cuitláhuac García. Engie compró 70% del capital de la mexicana Gaseco Golfo, con el proyecto de operar 20 estaciones en los próximos 5 años, con una inversión de 35 millones de dólares. Acelerará la transición hacia un transporte más sustentable, mitigando las emisiones de C02 y material particulado en ciudades y territorios; además de contribuir con el desarrollo de una economía más verde en favor de consumidores finales, empresas y Gobiernos.
Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en ’Víctor Sánchez Baños en MVS’
mvsnoticias.com
poderydinero.mx
vsb@poderydinero.mx
@vsanchezbanos

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor