1

1,508 vistas

Mayo 17, 2020 21:27 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+En medio de la pandemia, El Borussia puso fin a la sequía de goles

+Entre cubrebocas y sana distancia, la Bundesliga mitigó las ansias por regresar a las competencias

+lAlgunos alertan que es una arriesgada apuesta privilegiar el negocio

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).– Inimaginable: el futbol ’goleó’ al Covid-19. En una forma extraña e inimaginable, el mundo pudo ver de nuevo a dos equipos sobre una cancha disputando un balón. En medio de la pandemia de coronavirus, el balompié volvió de la única manera que parece posible. Sin esos rituales desbordados para celebrar el triunfo ni gente eufórica en las gradas.

Algunos llaman ’volver a otra realidad’: sin aficionados,

Después de un par meses de sequía y con los principales torneos aún detenidos, la Bundesliga alemana mitigó esas ansias por ver competencias en vivo, aunque ofreció una colección de postales melancólicas.

Afuera de los estadios había presencia policiaca para impedir posibles reuniones de aficionados ávidos de volver a ver a sus equipos.

Algunos vieron este retorno del futbol alemán como un aliciente a la decaída moral del mundo por el Covid-19, como opinó el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

En contraste, los críticos previenen, ante lo que consideran una arriesgada respuesta a los intereses económicos que sacuden las finanzas del deporte de las patadas.

Lo cierto fue que en esta decisión de que regresaran a la competencia intervino hasta la canciller Angela Merkel, máxima autoridad política del país.

Los partidos en Augsburgo, Düsseldorf, Hoffenheim, Leipzig y Dortmund, atrajeron las miradas de hinchas sedientos de futbol, aficionados a las apuestas y responsables de otras ligas para calcular decisiones.

Desde el primer silbatazo se percibía lo anómalo. El silencio aplastante de los estadios vacíos y las voces de los jugadores, más notorias que nunca, y los golpes al balón.

Los jugadores se sentían extraños en medio de esas condiciones, como más tarde lo admitieron. Y las reacciones en redes sociales dejaban constancia con ese humor corrosivo de la época. El portero del Schalke 04 recogía la pelota y la besaba como dejando claro que la extrañaba; en Twitter ya comentaban que debía tocar el balón, pero no besarlo, por higiene.

En los cinco partidos de este sábado predominó la nueva disciplina sanitaria, con jugadores que respetaron las nuevas indicaciones en la cancha, como hicieron los integrantes del Borussia Dortmund, que goleó 4-0 al Schalke 04.

Pero también hubo quienes olvidaron aquello de la distancia social y se abrazaron y hasta hubo un beso que provocó sorpresa en el duelo donde el Hertha Berlín venció 3-0 al Hoffenheim.

Lo más extraño, y melancólico, era eso: ver a los equipos festejar los goles. Sin griterío ni tumulto, sin esas montañas de carne que suelen hacer sobre el pasto. El anotador celebraba como para un público invisible, mientras sus compañeros se acercaban a una distancia prudente, como con miedo, para felicitar al autor del tanto.

Un choque de botines, un toque de codos, o la simulación de un abrazo a distancia. Un ritual de celebración que parecía más un estornudo ahogado.

No así el defensa belga del Hertha Berlín, Dedryck Boyata, quien incluso besó en la mejilla a su compañero Marko Grujic para festejar el primer gol del partido.

La Liga Alemana de Futbol tuvo que aclarar que no habrá sanción para el jugador, pues las formas como se celebran los goles no forman parte de protocolo médico-organizativo diseñado para permitir la reanudación del campeonato alemán.

’Para las celebraciones, solo se han dado consejos y por ello no puede haber sanciones’, precisó un portavoz de la DFL al término de los cinco primeros partidos de la jornada 26 del campeonato.

Todo era un signo de nuevos tiempos. Los jugadores del Schalke, por ejemplo, entraron en el Signal Iduna Park con mascarillas, mientras en el Muro Amarillo, la famosa tribuna del antiguo Westfalenstadion, nadie emitía ni un suspiro solidario en esas gradas fantasmales.

Las bancas de suplentes, incluso, lucían ajenas con los jugadores ocupando un asiento para dejar los dos siguientes de distancia con el compañero más próximo.

Tampoco hubo ceremonia de inicio ni entradas colectivas ni saludos entre contrincantes. La pretendida asepsia hizo de este deporte un espectáculo de seres solitarios. Aunque durante los partidos no pudo guardarse esa protección, pues en cada disputa del balón, en cada córner, los futbolistas se aproximaron demasiado, como exige este deporte.

En Leipzig, que recibió al Friburgo y empató 1-1 final, algunos jugadores incluso mantuvieron las mascarillas durante el calentamiento.

El técnico del equipo de Dortmund, Lucien Favre, admitió tras la goleada al Schalke que fue ’muy raro’ jugar con tanto silencio.

Echamos mucho de menos a nuestro público, reconoció; ’no había ningún ruido. Tiras a portería, hacer un pase, marcas, y no pasa nada. Es muy, muy raro».

Mientras que el técnico del Fortuna Düsseldorf, Uwe Rösler, expresaba sus impresiones.

El día fue un poco raro. Soy alguien emotivo, me gusta abrazar a un jugador. Es algo que no podía hacer para nada hoy, explicó Rösler tras el empate 0-0 de su equipo ante el colista Paderborn.

Opción menos mala

Reanudar las ligas de futbol a puerta cerrada es la opción menos mala para aliviar las finanzas de los clubes frente a la pandemia del Covid-19, ya que tendrán los ingresos más importantes: el pago de derechos de televisión y los patrocinios.

’Aunque aún quedaría una afectación para completar el 100 por ciento de sus percepciones’, dijo Francisco San José, catedrático de mercadotecnia de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac, Ciudad de México.

Argumentó

’Los clubes tienen que tomar la decisión menos mala, ya que de momento será complicado recuperar la normalidad. La primera alternativa es jugar sin público, con lo cual se empiezan a tener los derechos de televisión, que presumiblemente serán con alto rating, y los patrocinios de imagen, donde el futbol sirve de plataforma para mostrar las marcas comerciales.’

No obstante, aún quedarán a la espera los patrocinios asociados, que son los relacionados con la venta de las bebidas y los alimentos que se ofrecen dentro del estadio. Las cerveceras, refresqueras y las empresas de botanas aún no recuperarán un porcentaje de inversión.

Indicó que los planteles con grandes asistencias en los estadios también se verán perjudicados, pues no alcanzarán el presupuesto que habían estimado con la venta de taquilla previo al inicio de la pandemia.

Los clubes con muy buenas entradas estarán más afectados que aquellos que no tienen tan buenos niveles de ocupación en los estadios. Por ejemplo, en México los equipos del norte, Tigres, Monterrey, Xolos, un poco Santos o Chivas, que habitualmente tienen buenas entradas.

Destacó que aunque después de la pausa de actividades los clubes comenzarán a tener ingresos no sé si les alcance para recuperar totalmente el presupuesto que tenían estipulado ante los gastos que deben realizar.

Señaló que en algunos casos los equipos pudieran manejarse en números negros o por lo menos en cifras rojas, pero en cantidades mucho menores que las que han tenido durante la suspensión de torneos.

Reconoció que las desventajas serán más en el ámbito anímico y deportivo, ya que el futbolista está acostumbrado a jugar ante los aficionados, con un recinto vacío da una sensación de castigo.

Respecto a la reanudación ayer de la Bundesliga, Francisco San José apuntó que tendrá gran notoriedad e impacto mediático debido a que será la única liga de élite activa en el mundo.

El torneo alemán será el gran escaparate a nivel deportivo por ahora, los otros campeonatos de Europa se incorporarán poco a poco, además de que tampoco es muy claro cuándo se reanudarán las competencias profesionales de Estados Unidos, como la NBA o la MLB.

Reitera Postura UEFA

Por su parte, la UEFA reiteró la vigencia del sistema de clasificación a las competencias continentales y negó haber planteado modificaciones en este sentido, luego de que varias ligas cancelaron la temporada a causa de la crisis por el Covid-19.

El organismo negó el sábado que su presidente, Ceferin, insinuó que los equipos de las ligas que fueron terminadas tengan que pasar rondas previas para avanzar a los torneos continentales, al señalar que las posiciones finales en el campeonato doméstico les garantizan el acceso.

De esta manera, los clubes que tras finalizar sus torneos hayan terminado en posiciones de acceso directo a la Champions o la Liga de Europa estarán en la fase de grupos, mientras que, como siempre, los que se ubicaron en puestos de acceso a la ronda previa tendrán que disputarla

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor