‘Hasta la vista, baby’: Serena Williams

1

2,165 vistas

Septiembre 03, 2022 21:41 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Curiosidades Estados › México Ciudad de México


+’Quiero ser recordada como una luchadora’, dice

+La estadounidense, que cumplirá 41 años a final de mes, asegura que todavía es ’súper joven’

+Y, añade, desea disfrutar explorando ’una versión diferente de Serena’

+Se va con una fortuna de 255 millones de euros


Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- A los 40 años de edad, y con una fortuna De 255 millones de euros en sus alforjas, Serena Williams lo tiene más claro que bajo el mismo sol.

El día después de su adiós, confirmado este sábado después de caer en la tercera ronda de Nueva York frente la australiana Ajla Tomljanovic (7-5, 6-7(4) y 6-1), la ya ex tenista no pondrá el despertador –asesino de sueños e ilusiones-- ni tampoco irá al gimnasio.

Y pasará la mayor parte del rato con su hija Olympia antes de empuñar un micrófono en lugar de la raqueta:

’Definitivamente, luego iré al karaoke’.

Habla la estadounidense después de su última intervención en la pista en la que nació el gran mito Williams. Han transcurrido desde entonces 25 años de una de las carreras más fascinantes del tenis. Pero ahora tiene muy claro su orden de prioridades.

Lo primero es su hija, de la que no se separa y que desde 2017, cuando nació, se ha convertido en el eje vertebrador de su vida. La familia.

’Ahora quiero hacer cosas que no he tenido la oportunidad de hacer con ella’, dice.

’Estoy lista para ser una madre, para explorar una versión diferente de Serena. Técnicamente, en el mundo actual todavía soy súper joven, así que quiero seguir disfrutando mientras pueda’, añade.

En un partido que agrandó todavía más su leyenda, Serena Williams fue eliminada ayer por la australiana en la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos, en el que pudo ser el último partido de su carrera.

A sus casi 41 años, Williams salvó hasta cinco pelotas de partido en el set final hasta caer ante Tomljanovic, después de tres horas de un encuentro de alta carga emocional.

Fue hasta el sexto juego para partido y después de 3:05 horas de intenso juego, cuando Tomljanovic asestó el último remate para anotarse la victoria.

Era el tercer capítulo de su último torneo grande en casa, donde ha sido la protagonista indiscutible. Lo inició soportando un rompimiento en contra, pero lo devolvió inmediatamente con autoridad (1-1 en el primer set), para desatar los vítores de las tribunas.

Asombrando al mundo del tenis, que estaba listo para despedirla con honores desde el lunes en su debut, Williams doblegó primero a la montenegrina Danka Kovinic y después a la estonia Anett Kontaveit, toda una número dos del ránking mundial.

Su rival de ayer era Tomljanovic, número 46 del mundo y sin títulos en su palmarés a los 29 años, que competía contra la leyenda y contra el ensordecedor ambiente de la mayor pista del mundo, para 23 mil 800 aficionados.

La australiana había adelantado su estrategia para derrotar a Serena: bloquear el ruido del público volcado hacia Serena.

Y lo logró.

Si Williams superaba este obs­táculo se habría convertido, a sus casi 41 años, en la tenista más veterana en alcanzar los octavos de final de un Grand Slam desde el inicio de la era del tenis abierto en 1968.

Para ello necesitaba reponerse de los esfuerzos de una intensa semana con tres partidos en cuatro días, incluido el de dobles, que perdió la noche del jueves junto a su hermana mayor, Venus.

Williams, campeona de 23 títulos de Grand Slam, anunció que está en la cuenta atrás de su carrera, pero se resistía a confirmar si el adiós definitivo ocurriría en Nueva York, hasta concluir el apoteósico partido, al lanzar agradecimientos entre lágrimas.

’Gracias papá, sé que me estás viendo. Gracias mamá, gracias a todos los que han estado conmigo estas décadas’, exclamó la jugadora.

Acaba el viaje

En la sala de conferencias mantiene el mismo tono que ha empleado en estos últimos años. No se extiende demasiado en las respuestas y habla de ella misma en tercera persona en varias ocasiones.

’Estoy agradecida de este viaje y de ser Serena’, desliza antes de incorporarse y zanjar el encuentro con los periodistas.

Antes, durante 10 minutos, sobrevuela una vida entera dedicada a su deporte, esclavo y rutinario.

’No puedo imaginarme sin estar involucrada en el tenis, pero todavía no sé cómo. Me ha aportado muchas oportunidades increíbles y a su vez eso ha hecho que yo pueda aportarlas a otras personas’, aprecia la estadounidense, que el 26 de septiembre cumplirá 41 años y enfocará sus próximos retos en su otro imperio.

Agotado el deportivo, priorizará esa versión familiar que pasa por incorporar algún miembro más a la nómina y también su faceta empresarial. En 2014 fundó Serena Ventures y maneja una fortuna de 255 millones de euros.

Williams nunca ha dejado indiferente a nadie. Su trayectoria está cargada de éxitos, aunque no faltan las sombras tampoco y no son pocos los episodios fuera de tono. En la pista y en el vestuario, siempre dejó muy claro quién manda.

’Hay muchas cosas por las que ser recordado, pero si tengo que decir una es la lucha. Soy una luchadora’.

También está convencida que ha aportado algo al tenis, como la vestimenta, los golpes con el puño [en las celebraciones] y una ’intensidad loca’.

’Pasión, creo que es la palabra’, prosigue la deportista, que señala la conquista del Roland Garros de 2015 como su logro más meritorio —’casi muero en este torneo’, matizó en referencia a la gripe que sufrió entonces— y celebra no haber roto ninguna raqueta estos últimos días:

’He tenido una buena actitud, incluso si no quería’.

Sobre la posibilidad de un retorno, se expresa ambigua:

’No lo sé. No estoy pensando en eso. Aunque siempre me ha gustado Australia… [el próximo gran torneo, en enero]. Pero vengo de un largo recorrido desde el pasado año en Wimbledon, no estoy del todo segura de si ha sido mi último momento o no’.

Y, sí: hasta la vista, baby.

(Con información del diario El País)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.