1

2,363 vistas

Junio 30, 2020 01:27 hrs.

Guillermo Pimentel Balderas › diarioalmomento.com

Salud Estados › México Ciudad de México


• SRE y GCDMX caen en contradicciones

• 12 presidentes de Colegios, Asociaciones y Federaciones de especialistas acusan: extranjeros transgreden funcionalidad en hospitales asignados

A inicios de abril de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en una de sus conferencias ’mañaneras’, dijo que estaba en conversaciones con Cuba (el gobierno) por un ’eventual apoyo médico’ para enfrentar la pandemia por el coronavirus. Esto, luego de que el pasado 4 de abril, su gobierno lanzó un plan para contratar a 6.600 médicos y 12.300 enfermeras para hacer frente a la emergencia sanitaria.

López Obrador, autorizó a la Secretaria de Salud, contratar personal profesional de la salud ’con formación en el extranjero", más no a médicos de otros países. Aún así, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) de México, se encargo de la operación y ha pagado algo así como 135 millones de pesos (unos 6,2 millones de dólares) al régimen de Cuba para albergar –se cree hasta agosto- a 585 galenos y enfermeras cubanos. En tanto, el Gobierno de la Ciudad de México se responsabiliza del hospedaje, la alimentación y la transportación.

Incoherencias de la 4T

Así como dicen una cosa, dicen otra. La jefa de Gobierno capitalino Claudia Sheinbaum, aseguró que los médicos cubanos apoyan en la capital de la república por ’la necesidad de especialistas’ en las unidades de cuidados intensivos en hospitales Covid-19 y que la participación de estos se debe a un convenio de colaboración de Salud entre ambos países.

Sin embargo, la Secretaria de Relaciones Exteriores, a cargo de Marcelo Ebrard, prácticamente la desmintió al aseverar –por medio de un boletín- que los médicos cubanos ’no prestarán servicios médicos a la población de nuestro país, únicamente harán recomendaciones en materia de política pública’. O sea que, ’la visita de los especialistas cubanos representa una muestra de la amistad histórica que tiene México con Cuba’.

Es decir, el desembolso millonario del erario público federal y local, es para el régimen cubano por una acción del gobierno de la 4T que, busca cómo dar respuestas a las diversas demandas de la sociedad y que se pueden entender como uso estratégico de recursos para aliviar los problemas nacionales.

Por su parte, impropia a lo que dijo su jefa, la secretaria de Salud de la capital mexicana, Oliva López Arellano, en una entrevista con DIARIO DE CUBA (DDC), afirmó que el trabajo que realizan unos 585 médicos y enfermeros enviados por el Gobierno cubano a la Ciudad de México es "voluntario".

Explicó que es un convenio firmado por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI, federal) y las secretarías de Salud y de Administración y Finanzas de la Ciudad de México con el Gobierno cubano para que se preste servicio en diferentes hospitales durante la pandemia de Covid-19.

Detalló que el compromiso es por 6.255.792 dólares y, según la funcionaria local, incluye el sueldo de los médicos y enfermeras cubanos, pero también paga capacitación, especialización, asesoría e investigación conjunta. O sea, como promedio, son 10.693 dólares por cada profesional de la Isla que sale del bolsillo de los mexicanos.

Cabe señalar que, de acuerdo a información publicada en diversos medios nacionales, a través de un documento enviado a la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, The Global Liberty Alliance (GLA) –fundación-, está de acuerdo con la senadora del PAN, Alejandra Reynoso, para exhortar al gobierno de la 4T a transparentar los gastos que realizan los médicos cubanos en el sistema de salud en México ante la emergencia sanitaria de coronavirus.

Asimismo, hay versiones de médicos y enfermeras mexicanas que denotan indignación al darse cuenta que el gobierno de la 4T ’vendió una idea falsa’ de los cubanos que, supuestamente venían a atender la emergencia sanitaria, a asesorar y casi enseñar a los nacionales, pero la realidad es que desconoce la atención médica y, al parecer, es una cuestión política más que de salud.

De plano, muy poca información y con incoherencias entre los actores de la política nacional del cambio, pues, en realidad, no se sabe que hacen o no hacen realmente los cubanos en México.

Carta a AMLO de profesionales de la salud de México
Doce presidentes de Colegios, Asociaciones y Federaciones de médicos especialistas mexicanos, al acusar que galenos cubanos transgreden funcionalidad en los hospitales asignados; no reúnen las competencias requeridas, no tienen funciones debidamente especificadas, no cuentan con los requisitos establecidos por las leyes vigentes, así como carecen del aval de los colegios de profesionistas, no han significado algún beneficio para la población..

Por medio de una carta dirigida el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a la Opinión Pública y a la Comunidad Médica de México, estos organismos de especialistas, desaprueba la contratación y protestan por la injusticia y falta de respeto en contra de los profesionales de la salud de México.

Lamentan que han sido relegados ’privilegiando a médicos extranjeros, desconociendo la capacidad académica de nuestras Universidades’. También, alegan que es una injusticia inmunizar a los extranjeros sobre los médicos mexicanos que, ’cumplimos, con todos los requisitos establecidos por la Ley de Profesiones y la Ley General de Salud’.

Además, subrayan -en el escrito- que, el grupo de médicos extranjeros está compuesto en su mayoría por médicos generales sin especialidad, ubicándoles en las diferentes áreas hospitalarias, o solo de apoyo en consulta, transgrediendo la funcionalidad en los hospitales asignados.

’Cabe hacer notar que, en México, todos los médicos generales o especialistas contamos con documentos y certificados de Idoneidad para nuestra práctica, normatividad que se ve vulnerada, por el decreto que le permite a personal médico carente de esta certificación ejercer dentro de la Republica Mexicana’, le rememoran a López Obrador.

Es también motivo de indignación-agregan- que, se destinen recursos monetarios, de por si limitados, erogando honorarios de manera injusta, pagándoles más al que percibe un médico especialista mexicano. Y, destacan que son recursos económicos que el sector salud requiere con urgencia para combatir la pandemia en insumos como los equipos de protección personal de calidad.

Exponen que resulta un agravio para el gremio médico mexicano el privilegio a los extranjeros, toda vez que no reúnen las competencias requeridas y carecen del aval de los colegios de profesionistas. ’Su intervención no ha representado ningún beneficio para la atención de nuestra población y si es una grave falta de equidad para los médicos de nuestro país’, subrayan.

Por lo tanto, concluyen: ’Son tiempos difíciles, es tiempo de unir esfuerzos, estamos seguros de que los mexicanos apoyados por sus médicos, enfermeras y todo el personal de salud saldremos adelante y más fortalecidos como nación’.
Firman el documento:

Dr. José Donis Hernández, Presidente de la Asociación Mexicana de Infectología y Microbiología Clínica; Dr. Alfredo Arturo Cabrera Rayo, Presidente Colegio de Medicina Interna de México; Dr. Ricardo Bañuelos Huerta, Presidente de la Asociación de Medicina de Urgencias y Desastres de México; Dr. Juan Roberto Torres Cisneros, Presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía General y Federación Mexicana de Colegios de Especialistas en Cirugía General; Dra. Elena López Gavito, Directora ejecutiva de la Federación Mexicana de Colegios de Especialistas en Cirugía General.

Asimismo: Dr. Jesús Rafael Dávila Márquez, Presidente de la Federación Mexicana de Colegios de Anestesiología; Dr. Andrés Blanco Montero, Presidente de la Asociación Mexicana de Terapia Intensiva Pediátrica; Dr. Jorge Rosendo Sánchez Medina, Presidente del Colegio Mexicano de Medicina Crítica; Dr. Cuauhtémoc Celis González, Presidente de la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología; Dr. Javier Saavedra Uribe, Presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencias; Dra. María Soledad Millán Lizárraga, Presidente de la Confederación Nacional de Pediatría de México y la Dra. Ma.
Enriqueta Barido Murguía, Presidente de la Asociación Mexicana para el Estudio de las Infecciones Nosocomiales.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor