1

623 vistas

Mayo 20, 2020 19:52 hrs.

Gregorio Almazán Hernández › diarioalmomento.com

Ciudad Nacional › México Ciudad de México


El gobierno de la Ciudad de México presentó oficialmente el Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad, estrategia que marca el retorno de las actividades cotidianas de la capital del país, sin embargo, estas no dependerán de fechas fijas, sino de un esquema de semáforo epidemiológico que determinará las labores y acciones permitidas en la CDMX.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno, informó, bajo este esquema, la ciudad permanecerá hasta el 15 de junio en semáforo rojo y será hasta el periodo estimado del 15 al 30 de junio cuando la metrópoli pueda avanzar al semáforo naranja, color que supondría el regreso paulatino a la nueva normalidad.

Asimismo, la mandataria confirmó que el regreso a clases presenciales de los niveles de educación básica, media superior y superior en la ciudad será hasta el mes de agosto.

El semáforo, se monitoreará y medirá de manera diaria, similar al sistema establecido para medir la calidad del aire en la zona metropolitana, a diferencia de que el modelo epidemiológico se desarrollará por períodos de dos semanas, tiempo en el cual se evaluará la ocupación hospitalaria y el número de hospitalizaciones para establecer el avance o retroceso entre los colores del semáforo.

Los colores van del rojo, el cual representa un período en donde capacidad hospitalaria estaría al 65 por ciento de ocupación y el número de hospitalizados se mantenga en aumento; el naranja representaría una ocupación hospitalaria menor al 65 por ciento y dos semanas completas con una disminución de personas hospitalizadas; el amarillo en el que la ocupación hospitalaria debería de rondar menos del 50 por ciento y otras dos semanas de constante baja en los casos hospitalizados; y el verde, último color del semáforo, en el que la ocupación debería seguir en menos del 50 por ciento y al menos un mes con ocupación baja en hospitales de manera estable.

Cada uno de estos colores representa diversas medidas y actividades que el gobierno capitalino irá anunciando conforme la ciudad entre o salga de un color, no obstante, en todos los colores del semáforo el uso del cubrebocas será necesario en el transporte público y lugares aglomerados, así como las medidas de sana distancia, el uso de gel antibacterial y el estornudo de etiqueta.

La mandataria local adelantó, a partir del color naranja, se empezará a realizar un censo para determinar cuántas personas vulnerables (mayores a 20 años con enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, obesidad y enfermedades cardiovasculares) radican en la ciudad, con el fin de poder mantener un monitoreo y un máximo cuidado hacia ellas.

ROJO. Representa el color en el que la CDMX se encuentra actualmente.

Durante este período se han agregado a la lista de actividades permitidas, la minería, la construcción, la fabricación de Transporte y la producción de cerveza.

Los parques de la ciudad podrán reabrir sus puertas, únicamente para caminar y hacer ejercicio bajo las medidas de sana distancia, la ocupación en estos espacios públicos no deberá de sobrepasar el 30 por ciento.

La educación básica, media superior y superior continuarán desarrollándose a distancia y las personas vulnerables continuarán en aislamiento.

NARANJA. Los horarios y días laborales deberán de ser de forma escalonada y bajo un esquema 4x10 que podrán adoptar las micro empresas y pequeños negocios que no sobre pasen de 30 empleados.

Dejará de estar vigente el programa temporal del hoy no circula.

Los hoteles, restaurantes y servicios religiosos podrán operan solamente al 30 por ciento de su aforo, mientras que los cines y teatros reabrirán al 50 por ciento de su capacidad y los eventos deportivos podrán llevarse a cabo a puerta cerrada y sin presencia del público.

Las clases presenciales de todos los niveles continuarán siendo a distancia.

Podrán regresar los trámites en ventanilla vinculados a actividades que estén operando.

AMARILLO. Se podrá llevar a cabo el retorno de los corporativos y tiendas departamentales bajo una ocupación que no sobrepase el 60 por ciento.

Los horarios y días laborales deberán continuar desarrollándose de forma escalonada y con un esquema de 4x10.
Restaurantes, hoteles y servicios religiosos, cines, teatros, parques y explanadas podrán abrir al 60 por ciento de aforo.

Las oficinas de gobierno regresarán a sus labores presenciales y los trámites en ventanilla de todos los sectores volverán a operar.

La educación básica, media superior y superior continuará a distancia.

Las personas vulnerables al virus deberán tener preferencia y prioridad en los negocios y transporte público.

VERDE. La nueva normalidad podrá ser completamente adoptada por la ciudadanía, siempre manteniendo las medidas de sana distancia e higiene.

Los bares, gimnasios, centros nocturnos y antros podrán reabrir sus puertas y continuar operando.

Todas las oficinas de gobierno regresarán a sus labores así como todos los trámites usuales en ventanilla.

El regreso a clases y actividades presenciales de los todos los niveles de educación podrá ser posible.

Las personas vulnerables deberán de mantener cuidados y medidas de higiene.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor