1

1,151 vistas

Julio 03, 2020 16:24 hrs.

Marco Antonio Baños Avendaño › diarioalmomento.com

Política Estados › México Oaxaca


Representa un gran trabajo formar un Partido Político, juntar firmas, hacer una plataforma, capacitar a sus miembros, establecer redes o grupos de participación política, etc., para que estos Partidos Políticos puedan perder su registro ante el Instituto Nacional Electoral por las siguientes circunstancias:

1.-No participaron en un proceso electoral ordinario. 2.-No obtuvieron en la elección ordinaria anterior el 3% de los votos de las elecciones para Presidente, Senadores o Diputados. 3.-Incumplieron con los requisitos necesarios para obtener su registro. 4.- Faltaron de manera grave y sistemática a juicio del Consejo General del Instituto con las obligaciones que le señala la normatividad electoral. 5.-Los miembros declararon al partido disuelto. 6.-Se fusionaron con otro partido.

Vale la pena citar a tres Partidos Políticos, como Encuentro Social que obtuvo su registro el 09 de julio de 2014 que lo pierde el 12 de septiembre de 2018, por el motivo de que obtuvo el 2.78% de la votación emitida en la elección Presidencial, el 2.43% en la de Senadores por mayoría relativa, el 2.43% en la de Senadores por representación proporcional, el 2.51% en la de Diputados por mayoría relativa y el 2.50% en la de Diputados por representación proporcional. Fecha de publicación de pérdida de registro en el Diario Oficial de la Federación el 21 de septiembre de 2018.

Otro más, que en Oaxaca fue como el ’Club de Tobi’ el Partido Nueva Alianza que obtuvo su registro el 14 de julio de 2005, lo pierde el 12 de septiembre de 2018 por motivo de haber obtenido sólo el 1.02% de la votación emitida en la elección Presidencial, el 2.41% en la de Senadores por mayoría relativa, el 2.40% en la de Senadores por representación proporcional, el 2.58% en la de Diputados por mayoría relativa y el 2.57% en la de Diputados por representación proporcional, con fecha de publicación de pérdida de registro en el Diario Oficial de la Federación el 21 de septiembre de 2018.

El Partido Humanista que obtuvo su registro el 09 de julio de 2014, lo pierde el 03 de septiembre de 2015* y 06 de noviembre de 2015 por motivo que obtuvo el 2.25% de la votación emitida en la elección de Diputados por ambos principios. Fecha de publicación de pérdida de registro en el Diario Oficial de la Federación el 4 de febrero de 2016.

Debemos tomar muy en cuenta que para transformar la República, se necesita una verdadera reforma electoral mexicana, hay inconsistencias, lagunas tremendas en toda la legislación electoral mexicana a saber, hay antinomias que señalando consultas populares no hay ley que las rija, o se puedan hacer valer, se debe reformar conforme a esta Cuarta Transformación la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, Última reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación: 13 de abril de 2020; la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, Última reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación: 13 de abril de 2020, la Ley General en Materia de Delitos Electorales, Última reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación: 13 de abril de 2020, la Ley General de Partidos Políticos, Última reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación: 13 de abril de 2020; por último la obsoleta Ley Federal de Consulta Popular, Texto vigente: 14 de marzo de 2014.

Cuando la democracia no se perfecciona hay autoritarismo, las viejas prácticas que vician a la democracia siguen vigentes, las grandes transformaciones constitucionales y legales aún no se han visto en materia democrática, parece sr que solamente hay un solo partido en el poder y que este, tiene la misión de volver a gobernar otros seis años más.

No se vislumbran nuevos liderazgos políticos ni alternancias, esto en un país que se dice democrático es perverso, se debe y se tiene que hacer de la Democracia una forma de vida como lo señala el artículo 3° Constitucional.

Iniciar una nueva marcha de la Democracia, implica tener nuevos Partidos Políticos, generar más recursos públicos, dar o eficientar las instituciones democráticas del estado, generar mejores liderazgos y profesionales de la Ciencia de la Materia del Derecho Electoral Mexicano y generaría cambios radicales en las estructuras de cada Partido Político.

Por otra parte, hacen falta más opciones democráticas, incentivar en ellos la ética política, dar fundamentalmente vida a la República y la Democracia, dar valor a la honestidad, que le pertenece a todo Partido Político, no únicamente a quienes creen serlo, y generan los mismos problemas políticos de cacicazgos que en otros tiempos en donde el poder era omnímodo.

La historia parece repetirse con otros colores, los ciudadanos de la República tenemos pocas oportunidades para participar en la política diaria, hay grupúsculos aún, existen intereses de muchos tipos y variedades, las normas electorales no cambian ni evolucionan, no son claras las reglas para llegar al Poder.

Mientras esto suceda, no habrá alternancias, tampoco nuevos rumbos para México, mucho menos cambios sustanciales o verdaderamente transformadores para la salud de la República.

Mientras la gente ’marcha’ en sus automóviles, sin ningún eco popular, mientras se piense en marchar o gritar sin razón, o acudir a marchas sin estar suficientemente enterados de que la solución no es de presión social, sino de transformaciones en las normas electorales, no se podrá cambiar México.

Finalmente, hay quien le apuesta a introducirse en la política para negociar un puesto o un cargo público, hay otros más que apuestan a que su partido es el mejor de todos, otros más a seguir flotando en las aguas de la política donde hallan su consuelo y sus ganancias.

México tiene que cambiar, tiene que transformarse, debe incidir en la Democracia que es la que da vida a todo poder y régimen público, es la fórmula democrática la que da vida a las instituciones de la República, es el principio elemental de todo pueblo que se diga que ejerce sus libertades.

Se necesita de Nuevos Partidos Políticos, de Visionarios y líderes con verdadera vocación política y nuevos Constitucionalistas, de Políticos comprometidos con la causa del pueblo y del poder, se necesita transformar la República o esta Transformación que estamos viviendo, será un compromiso a medias, con discursos simplistas que representan un populismo que no es ya democrático, sino que rayan en autoritarismo centralista, que sin límites ahogará poco a poco la salud de la Democracia en México.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor