1

1,694 vistas

Junio 03, 2020 09:52 hrs.

Armando Téllez Flores › diarioalmomento.com

Empresas Estados › México Ciudad de México


+INFONAVIT duplica crédito para mejoramiento

+SCT publica guía de ciberseguridad al teletrabajo

Mientras que en todo el país sigue cerrando pequeños negocios o micro empresas, según datos del Congreso del Trabajo, el INEGI da a conocer que la Pandemia del COVID-19 le ha costado al país 12.5 millones de empleos.

El presidente del INEGI, Julio Santaella, señaló que de acuerdo con datos del Instituto, en el Indicador Adelantado de abril y en el Indicador Coincidente de marzo se observa una mayor tendencia a la baja en el crecimiento económico y detalló que se agravó debido a la paralización de la economía por las medidas de restricción por el Covid-19.

Este Indicador se encuentra por debajo del umbral de crecimiento, al ubicarse en un nivel inferior a 100 puntos; acumula cinco meses con variación negativa.

Mientras tanto, respecto al mes anterior, el componente que mide Tendencia del Empleo en las Manufacturas disminuyó 1.25 puntos porcentuales.

Debido a la crisis causada por la pandemia de COVID-19, que llevó a una larga cuarentena, 11.3 millones de mexicanos se quedaron sin ingresos, según Inegi.

En abril, al inicio del periodo de cuarentena, 20 millones de mexicanos estaban disponibles para trabajar. No todas las personas que perdieron su ingreso fijo se quedaron sin empleo, algunos sólo son parte de una suspensión temporal de salarios.

Durante el pasado mes de abril, 12 millones de personas dejaron de trabajar o de buscar empleo por efectos de la pandemia, reveló la primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A través de una videoconferencia, Julio Santaella, presidente del Instituto, precisó que esta cifra se debió a un estado de suspensión laboral temporal ocasionado por la cuarentena.

’Es importante subrayar que se trata de una suspensión sin percepción de ingresos de por medio y sin certeza de si se mantiene el vínculo laboral o de retorno al trabajo.

’Esto implica que hay una disminución de la fuerza laboral o de la Población Económicamente Activa ante el mes de abril y como correspondiente a esa caída en la fuerza laboral, tenemos un incremento de la Población No Económicamente Activa’, dijo el funcionario.

Édgar Vielma Orozco, director general de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI, detalló que la ETOE reportó que la Tasa de Participación Económica en abril de fue del 47.5 por ciento respecto a la población de 15 años y más, cifra inferior en 12.3 puntos porcentuales a la de marzo del mismo año, es decir, de 57 millones se pasó a 45 millones.

Esa disminución, dijo, representó una variación a la baja de 12 millones de personas económicamente activas, principalmente por encontrarse en un estado de suspensión laboral temporal ocasionado por la cuarentena.

Precisó que la mayor parte de esta gente se fue a la Población No Económicamente Activa (PNEA), al pasar de 38 millones a 50 millones de personas.

La población ocupada que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual les demanda pasó de 5.1 millones de personas, en marzo de 2020, a 11 millones, equivalente a una tasa de subocupación de 25.4 por ciento.

Lo del cierre de micro empresas se debe a que ya no poder seguir pagando la renta de los locales.

INFONAVIT DUPLICA MONTO DE CRÉDITO DE MEJORAMIENTO DE VIVIENDA PARA APOYAR LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Con la finalidad de seguir contribuyendo a la reactivación económica del país y atender mejor las necesidades de los trabajadores, así como otorgarles recursos de forma directa y sin intermediarios, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) aprobó una serie de cambios al crédito de mejora y remodelación habitacional, Mejoravit.

Las condiciones, vigentes desde el pasado 28 de mayo de 2020, consisten en un aumento de 59 mil 954 a 125 mil 190 pesos en el monto máximo del financiamiento y en la reducción de la antigüedad laboral para solicitar este crédito a sólo cuatro meses – la mitad del tiempo que se requería con anterioridad—.

Mejoravit es un crédito bancario a plazos de 12 a 30 meses, que permite remodelar o mejorar la vivienda de las y los trabajadores, a través de la compra de materiales y productos en cualquiera de los 2 mil 826 puntos afiliados en todo el país.

Este financiamiento sirve para pintar, impermeabilizar, cambiar muebles de cocina y baño, hacer mejoras que no requieran una modificación estructural del inmueble y adquirir equipo de desplazamiento para personas con discapacidad dentro de casa. Las mejoras pueden hacerse a una casa propiedad del trabajador, de su cónyuge, de sus padres, hijos, hermanos y/o abuelos.

Para solicitar un crédito Mejoravit, las y los trabajadores deben ingresar a Mi Cuenta Infonavit (micuenta.infonavit.org.mx), precalificarse, cumplir con los 116 puntos y tener al menos 4 meses de antigüedad laboral.

En el portal del Infonavit (www.mejoravit.com), los derechohabientes pueden consultar los bienes y servicios que podrán adquirir, así como los comercios autorizados más cercanos para comprar lo que necesiten para mejorar su vivienda.

Posteriormente, deben hacer una cita en el portal del Instituto o a través de Infonatel (800 008 3900), para acudir al Centro de Servicio Infonavit (CESI) más cercano e inscribir su crédito. Será necesario llevar original y copia del INE o pasaporte, original y copia del acta de nacimiento, comprobante de domicilio del inmueble donde se llevarán a cabo las mejoras y estado de cuenta bancario con una antigüedad no mayor a tres meses.

Es importante señalar que, desde el inicio de la emergencia sanitaria por COVID-19 los CESI y la atención presencial a las y los trabajadores no se ha suspendido en ningún momento, con el objetivo de no afectar su derecho de adquirir un crédito con el Instituto; sin embargo, aplicando el protocolo sanitario dictado por el Gobierno de México y la Secretaría de Salud, se implementó un sistema de citas de citas para evitar aglomeraciones y se redujo hasta las 13:00 horas el horario de servicio.

Una vez realizada la inscripción del financiamiento, el trabajador recabará el aviso de retención firmado por su patrón, documento que deberá llevarse al CESI, para formalizar el financiamiento, firmar el contrato y obtener la tarjeta Mejoravit, con el saldo del 80% del crédito. El 20% restante (hasta 25 mil pesos), se deposita directamente en la cuenta bancaria del acreditado para que pueda usarlo en el pago de mano de obra.

Hay que destacar que, desde el inicio de esta administración, el Infonavit implementó una política de cero tolerancia a la corrupción y entre las acciones emprendidas se llevó a cabo una revisión integral del programa Mejoravit, esquema en el que se fortalecieron las reglas de operación.

Derivado de la identificación de irregularidades en el uso de la tarjeta Mejoravit, a la fecha se han dado de baja 401 comercios por incurrir en prácticas irregulares. Adicionalmente, se implementaron controles para evitar la usurpación de identidad a través de la captación de registros biométricos y la verificación de la cuenta CLABE del derechohabiente para la transferencia del 20% de mano de obra.

LA SCT PRESENTA UNA GUÍA DE CIBERSEGURIDAD EN APOYO AL TELETRABAJO

En apoyo a la creciente práctica del trabajo fuera de las oficinas y a distancia, generado por la pandemia del COVID-19, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pone a disposición la ’Guía de Ciberseguridad para el uso de redes y dispositivos de telecomunicaciones en apoyo al teletrabajo’.

El documento contiene recomendaciones sencillas y prácticas, para que los usuarios y las organizaciones mantengan seguros y en alerta cibernética los dispositivos de comunicación y redes que utilizan.

La guía, preparada y documentada por la Subsecretaría de Comunicaciones, explica que instituciones públicas y privadas han implementado el trabajo a distancia ’teletrabajo’ con el propósito de cuidar la salud de sus colaboradores, reducir las probabilidades de contagio y dar continuidad a sus operaciones durante la contingencia sanitaria.

Señala que la falta de información o sensibilización sobre los riesgos y amenazas de ciberseguridad, que supone el incremento en el uso de dispositivos personales para el teletrabajo, la mayor dependencia de las herramientas digitales, el sustancial incremento del tiempo en línea, son algunos factores que han creado una enorme superficie de exposición a ataques cibernéticos.

La Guía de la SCT enumera las amenazas de cibernéticas más frecuentes, como son: aquéllas dirigidas a los teléfonos inteligentes, las computadoras portátiles, las tabletas y las redes de telecomunicaciones inalámbricas (Wi-Fi), además de que ofrece consejos para evitarlas.

Las recomendaciones contenidas en la Guía fueron diseñadas para ser de fácil aplicación para todos, especialmente para empleados de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyME). Contiene vínculos a algunos cursos gratuitos que se ofrecen a través de los Centros de Inclusión Digital (CID) de la SCT, que podrían ser de utilidad para los usuarios interesados en fortalecer sus habilidades y capacidades en ciberseguridad.

La ’Guía de Ciberseguridad para el uso de redes y dispositivos de telecomunicaciones en apoyo al teletrabajo’ se encuentra disponible en la página de Internet de la SCT: https://www.gob.mx/sct...

(tellezflores@hotmail.com)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor