1

4,063 vistas

Julio 06, 2019 18:13 hrs.

Agencia de noticias Plata Pura › guerrerohabla.com

Religión Nacional › México Ciudad de México



6 julio, 2019290

www.guerrerohabla.com

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El obispo de la Diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez admitió que en el seno de la Iglesia católica puede haber sacerdotes que se dediquen a acumular riquezas, dejando en segundo término su principal misión de dedicar su vida al servicio de Dios y de los más necesitados.

Sin embargo consideró que esta práctica es más común entre las sectas religiosas, cuyos dirigentes responden más a deseos materiales y se enriquecen con las generosas aportaciones de sus seguidores, convirtiéndolos en un negocio.


Obispo de la Diócesis de Victoria
Sostuvo que en la mayoría de las sectas ya establecidas físicamente en determinado lugar, el terreno o la edificación pertenecen al pastor, a diferencia de los obispos cuyo lugar de residencia y todo de lo que disponen bajo esta investidura pertenece a la diócesis de la Iglesia católica.

’Yo lo he dicho en muchos lugares y sé que me voy a meter en problemas por decirlo, pero las sectas son un negocio. Por ejemplo, yo en lo personal no tengo nada mío, todo es de la diócesis, y sin embargo los terrenos donde están esas sectas están a nombre del pastor que las preside’.

González Sánchez dijo lo anterior cuando se le preguntó sobre la advertencia que el Papa Francisco hizo a todos los obispos del mundo, en las que aclaró que el obispo es un siervo y un pastor, nunca un mercenario.

’No hay que buscarle mucho, todos los que nos dedicamos a esto, desde el Papa, los obispos y los sacerdotes estamos dedicados a servir al pueblo, porque el pueblo forma la Iglesia. En mi caso, mi vida como sacerdote la consagro a Dios, pero el consagrarme a Dios es consagrarme al servicio del pueblo, a eso se refiere el Papa Francisco’, detalló González Sánchez.

Papa Francisco: El obispo es un siervo y nunca un mercenario

Al presidir hace algunas semanas en la Basílica de San Pedro la Misa de ordenación episcopal de Mons. Ricardo Lorenzelli Rossi, nuevo Obispo Auxiliar de Santiago de Chile, el Papa Francisco recordó que ’el obispo es un siervo, pastor, padre, hermano, nunca un mercenario’.

Hasta su designación como nuevo Obispo Auxiliar de Santiago de Chile, Mons. Lorenzelli Rossi dirigía a la comunidad salesiana en el Vaticano y era el capellán de la dirección de los Servicios de Seguridad y Protección Civil del Estado de la Ciudad del Vaticano.

El Papa Francisco alentó al nuevo obispo, nacido en Buenos Aires (Argentina), a que ’nunca te olvides de tus raíces, de tu madre, de tu familia- tus raíces. Refleja que has sido elegido de entre los hombres y para los hombres, has sido constituido en las cosas que conciernen a Dios’.

’Porque ‘Episcopado’ es el nombre de un servicio, no de un honor. El obispo es más responsable del servicio que de la dominación, según el mandamiento del Maestro: ‘Quien sea el más grande entre vosotros que sea como el más pequeño. Y quien gobierna, que sea como el que sirve’’.

El Papa pidió a Mons. Lorenzelli Rossi que anuncie ’la Palabra en cada ocasión: oportuna y no oportuna. Amonesta, reprocha, exhorta con toda magnanimidad y doctrina’.

Además, le señaló, ’no olvides que la primera tarea del obispo es la oración’, pues ’un obispo que no ora es un mercenario’.
El Santo Padre le señaló que ’el prójimo más cercano del obispo son los sacerdotes y los diáconos. Cerca de los sacerdotes: ¡muy cerca! Que cuando te busquen te encuentren inmediatamente, sin burocracia: directamente’.

’Pero también sé cercano a los pobres, a los indefensos y a todos los que necesitan acogida y ayuda. Exhorta a los fieles a cooperar en el compromiso apostólico y escúchalos de buena gana’, expresó.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor