Liberación - Para los hebreros de la época del faraón Amosis la ’liberación de la esclavitud’ - Cuauhtémoc - diarioalmomento.com

1

1,264 vistas

Septiembre 13, 2021 01:03 hrs.

Lilia Cisneros Luján › diarioalmomento.com

Periodismo Nacional › México Ciudad de México


Una Colorada (vale más que cien descoloridas)

Por algunos episodios históricos, se puede considerar al otoño como un tiempo de liberación.
Para los hebreros de la época del faraón Amosis la ’liberación de la esclavitud’ –después de 400 años de estancia en una tierra a la cual llegaron a pedir ayuda- era un nuevo comienzo.
Aun cuando existe para México un decreto de diciembre de 1810, que abolía la esclavitud, lo que resulta mayormente conocido es lo establecido por Morelos en octubre de 1813 en Chilpancingo.
Concretándonos a los tiempos modernos se ha difundido que el primer país en abolir la esclavitud fue Dinamarca en 1792, siguiéndole en tal modelo Francia y Gran Bretaña en 1794 y 1807 sucesivamente y es finalmente el siglo pasado cuando la esclavitud se convierte en una prohibición internacional[1]
Resulta de interés el analizar las causas que llevan a dicho evento y que casi en todos los casos, deriva del reconocimiento que resultaba más caro sostener esclavos que contratar humanos libres.
¿Por qué hoy se dice que son los bancos con sus tarjetas de crédito quienes nos condenan a una esclavitud sin límites? Aun cuando en Latinoamérica, la esclavitud era muy diferente a la africana y otras latitudes, ¿cómo es que el tema resulta de importante inspiración, por ejemplo, a la mayoría de los muralistas? Lo cierto es que, en todas las esclavitudes, siempre hay quienes de plano son incapaces de decidir el tipo de vida que desean; así como sujetos que teniendo las mismas características que el gentío de esclavos –hebreos, descendientes africanos o cristianos apresados por otomanos por ejemplo- tienen un estatus digamos superior a la gran masa.
¿Así como algunos hebreos, tenían propiedades y bienes de valor en Egipto, podemos definir ¿cuáles son los que en el mundo moderno llevan en su esencia simpatías por la esclavitud? ¿Qué clase de gobiernos prefieren dar limosnas que facilitar la libertad de sus ciudadanos?
La ignorancia es un buen conducto para garantizar la sumisión implícita en la esclavitud, salir de dicha circunstancia, supone por un lado el ánimo colectivo de pasar de esa situación de dependencia facilona, a otra de libertad responsable. Indudablemente siempre hay líderes y comúnmente los seguidores pecan de una extrema candidez que les hace creer en cualquiera que les ofrezca caminos de supuestas ventajas ¿porque la mayoría de los migrantes o solicitantes de asilo argumentan ser víctimas –de sin trabajo, el hambre, la violencia social o personal- y no tienen empacho en dar a diversos oferentes de libertad -llegar a los Estados Unidos de Norteamérica, por ejemplo- cientos o miles de dólares a quien les ofrece facilitarles el viaje? ¿Cómo distinguir a los criminales organizados de los perversos ’funcionarios no funcionales’ cuya misión ha sido entre otras cosas atacar a las organizaciones no gubernamentales y los organismos independientes, fideicomisos y demás para monopolizar todos los recursos que, por la creatividad ciudadana, puedan generarse?
Así como para convencer a quienes siendo libres terminan convertidos en siervos, los argumentos van aparejados de identidades novedosas y sugerentes, como son las banderas, la música llamada folclórica, los trajes definidos como típicos. El llamado padre de la patria, ¿fue un indígena líder en las tierras ’conquistadas’ por Hernán Cortes? Recién se anuncia a los mexicanos, que la estatua de Cristóbal Colón será sustituida por el de una mujer de la historia mesoamericana ¿Nos tomarán 500 años sustituir el símbolo enarbolado por Hidalgo –la virgencita de Guadalupe- a fin de recuperar los símbolos de esclavitud izados por quienes eran sojuzgados por los aztecas?
Desde siempre, los no liberados, sabían que para garantizar la vida y el sustento era menester realizar sus actividades con precisión, tal como el amo se los indicaba. En México y debido a la migración interna oaxaqueños sobre todo de áreas rurales, suelen llegar a la capital de la república a un domicilio donde el que manda es ’el mestizo’.
Ahí los acogen, les dan alimento, les ofrecen protección para los hijos menores y una vez que han recibido su capacitación de ingreso les facilitan un acordeón –mundialmente se reconoce las grandes habilidades que como músicos tienen esos mexicanos- y los manda a alguna alcaldía.
En Coyoacán, por ejemplo, puede encontrar muchos de estos genios musicales. Algunos de ellos van acompañados de un menor –supuestamente sus hijos- que es quien recibe las limosnas y hemos visto con gran frustración a sujetos que mientras esperan la limosna están acariciando, las partes íntimas de una niña de tres años, sin que policía alguno haga nada, aun cuando Usted insista en el señalamiento. ¿Cómo garantiza este mestizo que el esclavo volverá a devolver el acordeón? ¿Cuánto debe llevar de limosnas? ¿Sabe que a su hijo le dan tequila o mezcal para llevarlo desfallecido en el rebozo y pedir limosna para ’comprar la medicina’?
El primer paso para lograr liberase, es entender la naturaleza y tamaño de las dificultades, asumir que poco se gana poniéndose con Sansón a las patadas, conocer las formas sí, poco se gana si se dejan de lado los procedimientos; pero, ante todo, hay que tener claro el objetivo y la responsabilidad que implica buscarlo y lograrlo.
En una semana más recordaremos que un mes de septiembre, nos liberamos de un sistema que no era bueno para todos. Nos apoyaron quienes por el estudio y el liderazgo podía guiarnos. No eran perfectos, pero al final de cuentas dieron el primer paso de lo que han sido doscientos años de lo que en el siglo XXI somos. Antes de buscar otro modelo resulta menester consolidar lo que tenemos, luchar por ello y afrontar con firmeza lo que no deseamos ser.
[1] Asamblea General de la ONU aprobó el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena (resolución 317(IV), de 2 de diciembre de 1949).






VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor