Llegarán súper ’Ratoncitos Verdes’ con la cruz de la derrota a Qatar

1

1,646 vistas

Noviembre 16, 2022 21:01 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Duelo amistoso jugado en el estadio Montilivi de Girona, España

+Apareció en endemoniado grito homofóbico

+México arrancará el 22 de noviembre contra Polonia


Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/Agencias).- A seis días de su debut contra Polonia en Qatar 2022, llegarán con el ingrato espíritu de la derrota los súper Ratoncitos Verdes a la cita mundialista. Última llamada para Gerardo Martino, polémico estratega argentino. Entre la ligera mejoría de rendimiento y la angustia por el gol, nada augura que lleguen a la amarga quimera del quinto partido, que no ocurre desde 1986.

Y en una suerte de infernal enojo apareció el endemoniado grito homofóbico en los despejes de meta del portero rival.

Ese fue el partido contra Suecia, donde Tata ya tiene menos dudas. O eso parece, de quiénes serán sus once jugadores para enfrentar a Polonia. Ambos equipos forman parte del Grupo C junto con Argentina y Arabia Saudita.

El problema es todavía definir a su centro delantero: Henry Martín, Rogelio Funes Mori o apostar por el ya, no tan lesionado Raúl Jiménez.

El Tri perdió 1-2 frente a los suecos para sumar un poco de incertidumbre en el bolso del seleccionador.

La selección mexicana fue protagonista con el balón.

Cuando no hay presión encima, el Tri puede disfrutar de mimar el balón. De probar la velocidad-creatividad de Alexis Vega y Uriel Antuna a buscar la mejor conexión del medio campo entre Héctor Herrera, Carlos Rodríguez y Luis Chávez.

Los tiros a puerta, sin embargo, terminaban muy cómodos en las palmas del guardameta sueco Nordfeldt.

Los puntos flacos del equipo mexicano se dejaban ver en los contragolpes porque es ahí donde los medios quedaban mal parados y la defensa adelantada.

No hubo chispas ni gol en el primer tiempo.

Martino decidió darle minutos a Raúl Jiménez para que intentara despertar de su letargo de lesiones. También a un Andrés Guardado que necesita entrar en ritmo y al más explosivo de todos: Hirving Lozano.

Esos cambios sufrieron un pequeño revés sueco.

Marcus Rohdén encontró un carril por su derecha para anotar el 0-1 ante una defensa mexicana quebrada al minuto 54.

Cuatro minutos después, México cobró venganza con un latigazo a todo galope de Alexis Vega que pudo concretar un gol que peleó para llevar el balón a un rincón.

El 1-1 encendió a los mexicanos que pretendían avanzar por los extremos, pero no podían hallar a un Jiménez que quería demostrar que ha dejado atrás los problemas físicos. A falta de unos seis minutos de final, el sueco Svanberg aprovechó la desidia mexicana en el área para chutar en el área y marcar el 1-2 que bajó el ánimo del Tri.

Fin de la prueba.

México mostró una cara agresiva en el campo, pero insuficiente. El momento de verdad será contra la Polonia del goleador Lewandowski.

’Estos partidos nos han servido más para la puesta a punto. Creo que mucho del partido con Polonia, con otro formato táctico lo vimos esta noche. Hay que tener cuidado de no perder la pelota en lugares incómodos’, analizó Tata Martino.

El último examen tricolor supuso la vuelta de Raúl Jiménez, quien fue contemplado en la convocatoria pese a no tener actividad desde el 31 de agosto, cuando jugó todo el partido con el Wolverhampton ante Bournemouth en la Premier League antes de causar baja por lesión en la ingle. Su último partido con la selección había sido el 6 de junio ante Ecuador.

’Raúl se sintió bien, está en mejor forma. Ha podido juntar una buena cantidad de minutos. Lo mental lo ha superado’, aseveró el Tata Martino.

La polémica acompañó la inclusión de Jiménez, dado que su llamado dio al traste con la potencial convocatoria de Santiago Giménez, quien ha tenido un buen desarrollo con el Feyenoord de Holanda.

El ariete de los Wolves ingresó para el complemento, pero no tuvo peso en la zona de ataque tricolor.

La selección mexicana concluyó así una breve gira europea. En su anterior partido venció 4-0 a Irak, también en el Estadio Municipal Montilivi de Girona.

Los roedores verdosos viajarán el viernes rumbo a Doha para llegar a la sede mundialista.

En las gradas apareció en el transcurso del primer tiempo el grito homofóbico cuando despejaba el arquero sueco un saque de meta.

Ese coro ya le ha costado sanciones por parte de FIFA a la Federación Mexicana de Futbol.

(Con información del diario El País y el portal mediotiempo.com)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.