Lo que faltaba: en el mundial de la "vergüenza" los camellos tienen culpa

1

3,236 vistas

Diciembre 16, 2022 23:12 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Habría tres jugadores afectados de la selección francesa que enfrentará la final a Argentina

+Provoca síntomas respiratorios leves hasta enfermedad respiratoria aguda grave y muerte

+Que ha causado alarma en el Mundial

+Medios de comunicación han publicado estos días casos de cuadros víricos en la polémica justa


Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/Agencias). El sublime ’mundial de la vergüenza’.

Medios de comunicación han publicado estos días casos de cuadros víricos en el Mundial de Qatar compatibles, aunque no confirmados, con el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), también conocido popularmente como "virus del camello", endémico en Oriente Medio.

Habría tres jugadores afectados de la selección francesa que enfrentará la final a Argentina, según versiones de prensa.

Entre la aparición de casos de "virus del camello" o MERS-CoV en el Mundial de futbol de Qatar se cita a tres jugadores de la selección francesa, aunque ningún caso ha sido confirmado y las noticias hablan de síntomas inespecíficos que podrían deberse a cualquier otro cuadro infeccioso.

Una situación, en todo caso, que ha dado lugar, como es habitual, a todo tipo de rumores.

El entrenador de la selección gala, Didier Deschamps, ha hecho una serie de declaraciones que han levantado la voz de alarma. Dayot Upamecano y Adrien Rabiot se encuentran aislados del resto del grupo, después de haber pasado procesos febriles, señaló el diario El Mundo.

La posibilidad de que un jugador, trabajador o aficionado en Qatar se contagie con este virus, si bien es infundada por ahora, sí es real.

Para reducir el riesgo de propagación del MERS-CoV, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades de Qatar han realizado campañas de información a los viajeros que acuden al país, donde parece que el virus es endémico.

Un artículo reciente en The Lancet Global Health recalca que "las reuniones masivas, como los eventos deportivos y los festivales, crean las condiciones ideales para la transmisión de una variedad de enfermedades infecciosas de persona a persona, que pueden propagarse rápidamente por todo el mundo debido a la facilidad de los viajes".

Y en Qatar se llevan a cabo dos reuniones masivas simultáneas: el campeonato de la Copa Mundial de la FIFA 2022 y el festival del concurso de belleza de camellos del Camel Mzayen Club.

Ambos eventos han atraído a cientos de miles de personas de Oriente Medio y de todo el mundo.

’Muchos asisten a ambos eventos, interactuando estrechamente entre ellos y con los camellos, creando las condiciones ideales para la transmisión de patógenos zoonóticos asociados a los camellos con potencial epidémico", entre los que se encuentra el altamente letal MERS-CoV, mucho menos transmisible que el conocido Covid pero con unos altísimos índices de mortalidad, de entre el 35% y el 40 por ciento.

La fuente del virus sigue siendo desconocida, pero el patrón de transmisión y los estudios virológicos apuntan a los camellos y dromedarios en el Medio Oriente como un reservorio desde el cual los humanos se infectan esporádicamente a través de la transmisión zoonótica por contacto directo o indirecto con camellos o productos lácteos o cárnicos crudos o poco cocinados de camellos infectados con MERS-CoV, frecuentes en el país.

"Para reducir el riesgo de propagación del MERS-CoV, la OMS y las autoridades de Qatar han transmitido amplios mensajes de salud a los viajeros a Qatar", señala The Lancet , lo que pasa por evitar el contacto directo con los camellos y sus productos lácteos crudos.

Sin embargo, estos mensajes se pasan por alto fácilmente en el ambiente festivo y competitivo.

Además, el contacto entre los camellos dromedarios importados y locales que participan en el concurso, los dueños de los camellos y los asistentes a ambos eventos es inevitable, al igual que el consumo de alimentos populares en Qatar".

Vigilar y notificar

La vigilancia proactiva del MERS-CoV durante y después de la Copa Mundial de la FIFA 2022 resulta esencial, ya que las infecciones no detectadas podrían causar brotes globales.

Un caso notable fue el gran brote de MERS-CoV de 2015 en Corea del Sur, donde una persona de Corea del Sur visitó cuatro países en el Medio Oriente y enfermó después de regresar a Seúl.

Mientras esperaba en la sala de emergencias de un hospital abarrotado, la infección se propagó a otros, y los eventos de súper propagación del MERS-CoV resultantes resultaron en 184 infecciones con 36 muertes.

Aunque este gran brote fuera de Oriente Medio debería haber sido una llamada de atención para las autoridades mundiales de salud pública, la atención sobre el MERS-CoV se ha desviado con el tiempo debido a los brotes de la enfermedad por el virus del Ébola, Zika y Covid-19.

"Pero el riesgo de que los visitantes de Qatar regresen a sus países de origen infectados con MERS-CoV sigue siendo real", apunta The Lancet.

Aunque la OMS no recomienda la detección específica de MERS-CoV en los puntos de entrada, los sistemas de atención de la salud siempre deben permanecer atentos, especialmente en el mes siguiente a los dos eventos.

Se debe recomendar a los viajeros que regresan que busquen atención médica de inmediato si se sienten enfermos, y deben informar a su médico sobre su reciente viaje a Qatar, ya que la transmisión de persona a persona de MERS-CoV en entornos de atención de la salud se ha asociado con retrasos en el reconocimiento de los primeros síntomas de la infección, fundamental para contener brotes.

¿Cuándo surgió y qué síntomas tiene?

El MERS-coV se identificó por primera vez en Arabia Saudí en abril de 2012 y desde entonces se han detectado más de 2,600 casos en varios Estados Miembros de Oriente Medio, África y Asia Meridional.

En Europa, ocho países han informado casos confirmados, todos con conexiones directas o indirectas con el Medio Oriente. La mayoría se siguen notificando allí.

Desde principios de 2022 y hasta el 5 de diciembre de 2022 el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) ha notificado seis casos de MERS-CoV en Arabia Saudí, Qatar y Omán, incluida una muerte y todos menos uno, habían estado en contacto con camellos.

Los casos más recientes informados en Qatar antes de estos fueron en febrero de 2020 y febrero de 2019.

La presentación clínica de la infección por MERS-CoV incluye síntomas respiratorios leves hasta enfermedad respiratoria aguda grave y muerte. Pero también puede ser asintomática. Los síntomas típicos son fiebre, tos y dificultad para respirar.

La neumonía es común, o síntomas gastrointestinales, incluida la diarrea.

Al igual que con el Covid, la forma grave de la enfermedad puede causar insuficiencia respiratoria que requiera ventilación mecánica o apoyo en una unidad de cuidados intensivos.

"Las personas mayores, las personas con sistemas inmunitarios debilitados y aquellas con enfermedades crónicas como enfermedad renal, cáncer, enfermedad pulmonar crónica, hipertensión, enfermedad cardiovascular y diabetes parecen tener un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave", señala la OMS.

Aproximadamente el 35% de los casos notificados a la OMS han muerto, pero esto puede ser una sobreestimación de la verdadera tasa de mortalidad, ya que los sistemas de vigilancia existentes pueden pasar por alto los casos leves de MERS.

La transmisión de persona a persona es posible y ha tenido lugar predominantemente entre contactos directos y en entornos de atención de salud.

Dicha transmisión afecta también a los integrantes de la familia y el hogar, los trabajadores de la salud y otros pacientes. En la actualidad no se dispone de vacuna o tratamiento específico, aunque hay varias en proceso de desarrollo clínico.

Y, si: los camellos son culpables.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.