1

1,679 vistas

Marzo 03, 2019 09:01 hrs.

Artistas Al Día › Artistas Al Día

Espectáculos Internacional › Colombia


Balvin, el reguetonero, fue criado a punta de salsa y por eso aceptó el reto de poner unos beats y unos pedazos pequeños de ’La rebelión’, de Joe Arroyo, tal vez una de las canciones más icónicas y conocidas del salsero fallecido, en algunos de los éxitos que hoy hacen del paisa uno de los músicos colombianos más reconocidos en varios países.

Increíblemente, no sabía que su nombre y el del salsero eran similares. ’No tenía ni idea de esta combinación de nuestros nombres. Es decir, que él se llamaba Álvaro José y yo, José Álvaro, eso me sorprendió, es una maravilla’, contó J Balvin en Barranquilla, donde estuvo el pasado viernes ofreciendo un concierto en pleno carnaval currambero, para presentar la nueva imagen de cerveza Águila.

Llegó a la capital del Atlántico luego de un retrasado viaje desde Medellín, debido a una fuerte lluvia en la capital antioqueña. La gente lo esperó tranquila porque la ciudad está en su fiesta anual y allí, hasta el martes próximo, día en el que se muere Joselito, todo es celebración, plan, disfraces y música.

El concierto fue en la Plaza de la Aduana, uno de los primeros lugares que Barranquilla recuperó cuando decidió ser de nuevo la ciudad pujante que ahora es un referente en la costa norte y también en el país.

J Balvin agrega que su cercanía con la salsa ha sido desde que era niño. ’No te puedo decir desde qué edad, pero sí recuerdo que en las fiestas familiares se oía salsa y cuando iba con mi papá en el carro, dando vueltas por Medellín, siempre sonaba salsa’, agrega.

* Así suenan J Balvin y Selena Gómez juntos

* J Balvin tumbó muros e hizo soñar con un romance en los Grammy

* La noche en que J Balvin abrió los Grammy

- ¿Por qué J Balvin fue invitado a un importante festival de jazz?

Y sonaba salsa de Joe Arroyo, mucha. ’De ahí que él para mí siempre ha sido un ídolo, un ícono nacional, como el cóndor’, agrega.

Don José Álvaro Osorio, el papá del reconocido reguetonero, sigue siendo un salsero consumado, fanático de Arroyo y Héctor Lavoe, y su hijo, de algún modo, se nutrió de eso.

Los años pasaron y J Balvin se entró en la música pero en otro género, el reguetón, del que hoy es un referente para muchos intérpretes no solo en Colombia sino en varios países donde sus canciones son éxitos.

Con el Joe, cuenta, hubo encuentros. ’Compartimos varios conciertos y nos encontramos en el camino cuando yo apenas empezaba. Lo veía de lejos y lo admiraba, era y sigue siendo el gran Joe Arroyo’, comenta.

Hoy el Joe no está, pero Balvin lo recordó en este concierto de Barranquilla, donde el músico antioqueño de 33 años interpretó varios de sus más reconocidos éxitos, entre ellos ’Reggaeton’ y ’Para que te quedes’, en un espectáculo privado en el que había jóvenes y adultos que corearon sus canciones por igual, sin brechas generacionales.

Antes de subirse a la tarima, el músico también habló de su colaboración con Selena Gómez, en la canción I Can’t Get Enough, otro paso en su ascendente carrera.

Pero él quiere tomarse las cosas con calma. Eso sí, comenta que ’uno siempre tiene sueños, y lo más bonito es que estos sueños son infinitos: los hay profesionales, de familia, espirituales…’.

Su tarea es cumplirlos, aunque sabe que le ’falta mucho por lograr, por hacer, siento que apenas comienzo. Cuando me comparo con los grandes artistas me doy cuenta de que soy muy pequeño todavía’, afirma.

Con Arroyo no se compara. ’En esta campaña me veo como otra generación en la música, no como una evolución del Joe, nunca. Él fue único’, sigue.

Al final de su concierto, un espectáculo de pirotécnia desvió la atención de los asistentes. Cuando volvieron a mirar el escenario, J Balvin ya se había ido. A él, con todo y las críticas que se le puedan hacer al reguetón, el mundo lo espera’.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor