1

2,394 vistas

Julio 11, 2020 01:19 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Protesta servirá para crear conciencia sobre racismo en México, asegura representante de comunidad afrodescendiente

+El gesto debe ser respetado y respaldado por la FMF, afirma Wilner Metelus

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- Fueron menos de dos efímeros segundos que ya recibió respaldo. Suspiro esperanzador. El silbante de 36 años de edad, Adalid Maganda –como hizo Colin Kaepernick, jugador de la NFL, en 2017– puso su rodilla izquierda en el césped del fantasmal estadio México 68, sin sus 72 mil aficionados–, en ciudad Universitaria, previo al duelo del miércoles pasado entre Cruz Azul y Toluca en la Copa por México. El tiempo era lo de menos.

No se olvida que, hace 52 años, en ese mismo escenario, hubo una histórica protesta similar.

Con su fugaz acto antirracista, el árbitro manifestó su apoyo al movimiento internacional Black Lives Matter –vidas negras importan- contra racismo en Estados Unidos. Agravio del que también ha sido víctima en su propio país.

’El gesto de Adalid puede servir para concientizar a nuestros hermanos mexicanos y para que tanto directivos como jugadores y aficionados hagan un análisis sobre el racismo en el deporte’, consideró Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano de Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos.

Los datos oficiales arrojaron que, en 2015, había un millón 400 mil afromexicanos, alrededor del 1,2% de la población y cinco veces más que si no se hubiera medido por una encuesta del Gobierno, según el diario español El País en una nota publicada el pasado 2 de marzo.

Metelus destacó que la protesta de Adalid debe ser respetada y respaldada por la Federación Mexicana de Futbol (FMF), que encabeza Yon de Luisa, así como por los directivos, al apuntar que el propio organismo se ha unido a la campaña contra la discriminación, impulsada por la FIFA.

Ante la posibilidad de represalias contra Maganda, ’En realidad la Federación debería de apoyarlo, porque hay una campaña contra el racismo y Adalid es representante de la comunidad afrodescendiente’, argumentó.

Metelus lamentó que en México no ha habido una reacción por parte de los jugadores afrodescendientes tal como sucedió en otros países como Alemania e Inglaterra, después de que el estadunidense George Floyd fue asfixiado por un policía en Mineápolis, Estados Unidos.

’En la liga mexicana hay muchos hermanos afrodescendientes, a veces han sido víctimas de racismo cuando les gritan o hacen sonidos de simio’, describió.

Pero no quieren reaccionar, denunció, por miedo a represalias. ’Los jugadores en Europa son más solidarios, se han manifestado, incluso en Estados Unidos algunos ex basquetbolistas como Michael Jordan apoyaron a la familia de Floyd, señaló.

Solidaridad en MLS

Tan sólo en Estados Unidos, más de 100 futbolistas guardaron silencio durante 8 minutos y 46 segundos en apoyo al movimiento Black Lives Matter, antes de que la MLS retomara en la noche del miércoles sus actividades.

La protesta continuó este jueves, luego de que integrantes del Philadelphia Union y New York City Fc portaron camisetas con los nombres de afrodescendientes víctimas del abuso policial.

’En México falta trabajo en educación sobre la discriminación y la participación de los directivos para promover de manera adecuada una campaña contra el racismo’, agregó.

Maganda ha sentido los golpes del racismo. El silbante oriundo de Guerrero denunció en abril de 2018 a Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Arbitraje, y al directivo Jorge Gasso por insultarlo.

’Pinche negro’, lo llamaron.

La agresión provocó que Adalid fuera cesado mientras se realizaba una investigación y fue hasta enero de 2019 cuando regresó a los entrenamientos en las instalaciones de la FMF, aunque no se le respetó su categoría en Primera División y tuvo que reiniciar su proceso con partidos de fuerzas básicas.

Maganda reapareció en la Liga Mx como cuarto silbante en el torneo Clausura 2020 y el miércoles fue árbitro central en el duelo entre Cruz Azul y Toluca en el estadio Olímpico Universitario, el mismo recinto donde los atletas afroestadunidenses Tommie Smith y John Carlos levantaron un puño a manera de protesta en los Juegos Olímpicos de 1968.

’Hablé con Adalid y la decisión de hacer el gesto fue por iniciativa propia. Él ha sido víctima de racismo en varias ocasiones, no olvidemos que también fue detenido hace unos meses por policías del estado de México, quienes lo golpearon y pretendían secuestrarlo sólo por su color de piel. Hay una denuncia en la Fiscalía, pero hasta ahora no ha habido una respuesta’, indicó Metelus.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor