1

1,231 vistas

Agosto 16, 2020 16:22 hrs.

Redacción › diarioalmomento.com

Salud Estados › México Estado de México


• Reconoce profesor mexiquense labor del equipo médico que asiste a quienes padecen virus SARS-CoV-2.

• Resalta la importancia del apoyo familiar para fortalecer la salud de un paciente recuperado de esta enfermedad.

Toluca, Estado de México, .- Andrés es un profesor mexiquense que tiene 61 años de edad y desde hace 15 años padece diabetes mellitus. A finales del mes de abril dio positivo a la prueba del COVID-19, sumándose a la lista de pacientes víctimas de esta enfermedad.

Luego de confirmarse este diagnóstico, don Andrés recibió atención médica en el el Centro Médico Toluca, del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM). Fue internado durante 71 días, 22 de los cuales estuvo intubado, pues no podía respirar por sí mismo.

Para salvar la vida de don Andrés, quien llegó al hospital sin poder respirar y con fiebre, los médicos tuvieron que conectarlo a un ventilador mecánico, que le ayudó a respirar durante 22 días; poco a poco se fue recuperando hasta que logró respirar nuevamente por sí mismo.

’Lo viví en carne propia, y en mi experiencia el Instituto es sumamente confiable, confíen en él’, comentó.

Al último corte de agosto, el ISSEMyM registró la atención de cerca de 10 mil casos sospechosos, es decir, pacientes con sintomatología asociada a COVID-19.

Don Andrés es uno de los 57 pacientes (entre los que se encuentran positivos y sospechosos de SARS-COv-2), quienes, en promedio, hacen o hicieron uso de un ventilador artificial.

De los derechohabientes atendidos a la fecha, más de 2 mil 200 han sido hospitalizados y vigilados por medicina interna, terapia intensiva, cirugía, neumología, así como por infectología y radiología, ofreciéndoles un protocolo médico multidisciplinario, como en este caso.

’Yo entré totalmente inconsciente, cuando reaccioné fue cuando me desentubaron, estuve 22 días intubado y fue cuando empecé a reaccionar, los médicos y las enfermeras me dijeron el tiempo que ya tenía, que estaba reaccionando muy bien, que mi cuerpo estaba evolucionando, fue una excelente atención la que tuve en este proceso’, afirmó.

Su hijo, también de nombre Andrés, compartió que en todo momento estuvo atento a la salud de su padre, desde el inicio de la enfermedad, hasta recibir su alta médica y aunque temía por la gravedad en que llegó su padre, pronto comprendió el protocolo que debían seguir, ya que a él y al resto de la familia los pusieron en cuarentena.

’Llevamos al pie de la letra las indicaciones del Instituto, que estuviéramos en casa, que no saliéramos por la situación que estaba presentando mi papá, que podíamos ser, a lo mejor portar el virus y podíamos contagiar y nos quedamos en casa’.

Cabe mencionar que los médicos les dieron seguimiento y asesoría continua para reaccionar oportunamente por si presentaban algún síntoma.

’Toda la información fue vía telefónica, a diario nos informaban los médicos que lo iban atendiendo sobre su estado, así hasta el 27 de mayo que fue cuando me lo dieron de alta’, refirió.

Tras pasar 31 días más con oxígeno suplementario, el neumólogo del Centro Médico ISSEMyM Toluca realizó una cirugía para reforzar su respiración por lo que continuó internado 18 días más con tratamiento altamente especializado.

Hoy, Andrés Alvarado Torres se mantiene en casa, recuperándose de esta última intervención.

El pronóstico es muy alentador, los médicos dicen que evoluciona favorablemente, dándole seguimiento, medicamento y atención continua, lo cual agradece y también al pilar que nunca lo dejó solo, su familia.

’Sin el apoyo familiar a lo mejor ni siquiera estuviera contándolo, pero la fort…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor