1

2,319 vistas

Abril 28, 2020 22:14 hrs.

De la redacción › tabloiderevista.com

Política Nacional › México Ciudad de México


Inesperada fama, le nubla el futuro
• De ’científico’ a frívola ’celebridad’
• Del COVID-19 a la revista Quién
• México, muy lejos de la pacificación

A veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas.
James Russell Lowell, escritor estadounidense.


No tengo elementos para dudar de la capacidad científica del vocero del Gobierno Federal en la Pandemia del COVID-19, Hugo López Gatell.

Desde este espacio hemos cuestionado las cifras que da a conocer todas las noches el parte oficial de daños de los ataques, debido a su imprecisión científica. Sin embargo, es justificable, ya que este virus es caprichoso y difícilmente puede detectarse. Por ello, habló de una ’vigilancia centinela’, que hace apreciaciones a ojo de buen cubero, incrementando en más de 8 veces las cifras reales de contagiados.

Antes del coronavirus, López Gatell era un desconocido total. Su paso por la Secretaría de Salud, en el calderonismo fue realmente desastroso. Incluso tuvo que dejar su puesto en virología ante las presiones de los subsecretarios en turno. Ahora, es toda una ’celebridad’. Los medios de comunicación lo colocaron en los cuernos de la luna.

Con una educación y posición de izquierda, que la hereda de su padre, quien simpatizó con la República española, quiso tener una actividad política intensa en la UNAM, cobijado por grupos ceuistas, que ahora están diseminados en la Cuarta Transformación, tiene una mayor tendencia burocrática que científica o médica. Poco contacto tiene con pacientes. Nunca se le ha visto en los hospitales entre los enfermos de COVID-19. Me dicen que ni siquiera tiene un recetario para enfermos.

López Gatell, es ahora muy conocido; más conocido que el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Gracias a los medios de comunicación, sus conferencias (a diferencias a las de AMLO), las venden ’piratas’ en las calles. Esto, claro, tiene una visión futurista. Ya se cree presidenciable.

Buenos, todo esto se los platico ya que apareció la revista Quién y en otras revistas de espectáculo. Por eso, hoy ya sabemos de su vida privada, que permitió que se diera a conocer. Su ex esposa, una economista de la salud; su divorcio y otros detalles ya son del dominio público. Ahora, aparece en la prensa rosa. Lo mismo que hicieron los ahora expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, así como los hijos de estos. Esto se logra sólo con el consentimiento de la ’nueva estrella de rock’.

Las revistas de chismes los voltean a ver. Les gusta sacarse fotos, codeándose con potentados; con los ricos del país. Esto, no lo permite López Obrador, pero López Gatell, abre las puertas de su corazón…, perdón de su privacidad para darse a conocer en el mundo de la trivialidad.

Un científico, que está dedicado en cuerpo y alma a su profesión no permite ese tipo de actos insulsos. Busca mantener la imagen de seriedad en su trabajo.
Dentro de poco encontraremos a Hugo en un puesto de elección popular. Se gastó mucho en medios para impulsarlo a otras actividades políticas.
Es molesto, incómodo y de pena ajena, que Hugo, como todos los miembros del gabinete de la 4T, no aparezca en fotos en hospitales donde hay enfermos de COVID-19, pero en cambio sí en las revistas rosas de la rancia aristocracia mexicana. ¿Qué opinas?

PODEROSOS CABALLEROS: ¿Qué tan lejos estamos de pacificar al país? La cifra de víctimas es de un país en guerra, sentenció Michelle Bachelet, comisionada de la ONU en Derechos Humanos. La violencia crece y el número de víctimas también. Es una espiral incontrolable, donde la actual política contra el crimen, es cortar los tentáculos que, en poco tiempo, reviven fortalecidos. Especialistas antiterroristas europeos, consideran que la guerra contra el crimen es en 3 flancos, atacar al criminal común, aislándolos de delincuentes peligrosos.

Los criminales de alto riesgo, como secuestradores, extorsionadores y narcotraficantes, el aislamiento. De abajo hacia arriba. Al terminar con los distribuidores en narco tiendas, el negocio arriba termina. Es un problema complejo, pero el gobierno debe cuidar a la sociedad que día a día está más vulnerable.
La clave es la inteligencia anticrimen. La seguridad es responsabilidad del Estado. Si solucionan la inseguridad, el Pueblo sabio se los agradecerá. De eso estoy seguro. Este tema es una de sus ’preocupaciones’ de AMLO, según lo manifiesta públicamente.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: PiSA Farmacéutica, que preside Carlos Álvarez Bermejillo, donará 250,000 kits de seguridad al IMSS, ISSSTE, INSABI, entre otras instituciones hospitalarias para apoyar al personal de salud y los trabajadores que atienden a pacientes con Covid-19, así como gente involucrada en la atención de la crisis o actividades esenciales: limpieza, seguridad pública, transporte, etcétera. Además la donará más de 2 millones de piezas de Electrolit, a instituciones de Campeche, Coahuila, Yucatán, Baja California, Colima, Puebla, Michoacán, Quintana Roo, Hidalgo y CDMX.
Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en ’Víctor Sánchez Baños en MVS’
mvsnoticias.com
poderydinero.mx
vsb@poderydinero.mx
@vsanchezbanos

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor