1

2,367 vistas

Agosto 09, 2020 14:19 hrs.

De la redacción › tabloiderevista.com

Economía Nacional › México Estado de México


Impulsan este proyecto para no perder ingresos y apoyar a más de 30 personas.

Calimaya, Estado de México, 9 de agosto de 2020. El Estado de México tiene una amplia diversidad de artesanías que fortalecen el espíritu mexiquense, tal es el caso de los rebozos de bolita, prenda fabricada tradicionalmente en los municipios de Tenancingo y Calimaya, donde las técnicas ancestrales en su elaboración se adaptan para transformarlo en cubrebocas y ser una alternativa original para mantener los cuidados de la salud en la pandemia por COVID-19.

Como parte de un legado familiar, el entintado de los hilos y el anudado nació en La Rebocería, un lugar en Calimaya donde se hacen y comercializan estas piezas, consideradas por algunos como una obra de arte.

’Con motivo de la emergencia de la pandemia de coronavirus, veníamos de una temporada sin ventas, de ahí varios clientes, familiares y amigos nos dieron la idea de hacer algo para esta situación y empezamos a investigar sobre los materiales que podía llevar un cubrebocas, sobre los elementos de seguridad, las capas que debería de tener y ahí fue cuando empezaron los diseños y empezamos a investigar’, explicó Jesús Fuentes Enríquez, artesano al frente de La Rebocería y pionero de la idea de adaptar el rebozo a la confección de cubrebocas.

Ante la disminución de ventas debido a la contingencia sanitaria, Fuentes Enríquez externó que desde hace tres meses el proyecto de creación de cubrebocas, con los lienzos de rebozo, genera ingresos para más de 30 personas y sus familias.

’Es una satisfacción que tengamos o podamos ayudar a la gente para protegerse, nuestro cubrebocas está elaborado con tres capas, dos de ellas son rebozo y entre ellas una capa de pellón grado quirúrgico de 45 gramos con lo que cumple los estándares y, bueno, es muy bonito que se lleven un cachito de nuestro trabajo, de la tradición, que se esté usando y que la gente lo aprecie.

’Se ha vuelto una prenda indispensable, un accesorio indispensable y nuestro toque es que es de rebozo, una prenda tradicional, es una de las prendas insignias de México y es así como se incorpora el rebozo mexicano, la prenda insignia, a la vida cotidiana de la gente’, agregó el artesano rebocero.

Este trabajo es una forma de adaptar las creaciones a la nueva normalidad y continuar con esta tradición originada en los siglos XIX y XX, además de que el rebozo es una pieza distintiva del ajuar de las mujeres mexicanas y se proyecta a todo el mundo como parte de la identidad mexiquense.

La Rebocería está ubicada en la calle de Lerdo #13, San Juan, Calimaya, Estado de México, de lunes a viernes de 10:00 a 19:00 horas y sábados de 10:00 a 16:00 horas, además de difundir sus productos en Facebook e Instagram @lareboceria, donde ofrecen cubrebocas para toda la familia con diseños y colores variados.

’También tenemos cubrebocas para niños ahorita manejamos dos, el de jóvenes adultos y el de niños, esto con la idea de que también a los niños se les introduzca en la artesanía que conozcan un poco que puedan palpar y tener un poquito de lo que es el rebozo y así puedan familiarizarse con lo que es la artesanía con lo que es el rebozo tradicional de bolita del Estado de México’, puntualizó Jesús Fuentes.

El producto también puede adquirirse a través de la tienda Amazon, en la sección Handmade México, a través de la liga https://amzn.to/2v4BJBY.


VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor