1

1,663 vistas

Mayo 03, 2020 23:14 hrs.

Fernando Irala › tabloiderevista.com

Política Nacional › México Ciudad de México


Si las predicciones oficiales son ciertas, los días que siguen serán en México los más oscuros de la pandemia que azota al mundo.
Esto, en cuanto al número de contagios y muertes, que se supone alcanzarán su pico al mediar la semana que se inicia.
No está tan clara la velocidad del descenso, pues la manera en que el gobierno habla del desarrollo de la infección, hace pensar que éste ocurrirá con rapidez. No ha sido así en el resto del mundo, y no se advierten elementos para pensar que aquí ocurrirá en forma distinta.
Pero aún en el supuesto de que el riesgo sanitario disminuya apresuradamente, otros daños profundos perdurarán y serán aún más difíciles de reparar.
El más evidente es la caída económica, que ya ha alcanzado a advertirse en los resultados correspondientes al primer trimestre del año, medidos por el INEGI. Hay un retroceso de casi dos puntos y medio del producto, aunque la suspensión de diversas actividades sólo se produjo de manera progresiva durante la segunda quincena de marzo.
Es de esperarse que el desplome mayor se registre durante el trimestre que ahora transcurre, lapso que coincidirá con la etapa de paralización generalizada de todo tipo de labores, salvo las consideradas esenciales.
Organizaciones y entidades del ámbito financiero coinciden en que en México el efecto económico será más grave que en el resto del continente y el planeta, porque ha habido una férrea decisión gubernamental de no apoyar a las empresas, las cadenas productivas y a las entidades bancarias, incluso se han torpedeado las estrategias de instancias nacionales e internacionales para apoyar al aparato productivo.
Hay también un deterioro del ambiente político, de la situación de violencia e inseguridad, y hasta de las percepciones sociales que necesariamente impactarán en la vida nacional.
Así que probablemente la pandemia pasará una vez transcurridos los días de mayor azote. Pero al país el conjunto de males y deterioros acumulados difícilmente le permitirán vivir pronto días mejores.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor