1

1,765 vistas

Junio 07, 2020 00:41 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Cifra según Javier Salinas, quien fungió como director de mercadotecnia del club durante 12 años

+Aunque el Colegio de Economistas de Michoacán la establece en la mitad, 4 mil 500 mmdp

+’La economía de Morelia se verá afectada’, advierte Roberto Hernández, ex entrenador del plantel

+Riesgo de convertirse en elefante blanco, el estadio Morelos, donde jugaba el equipo

+Interés de la naciente Liga de Balompié Mexicano por mantener la franquicia en ese estado

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- En México es codiciado un equipo del futbol de Primera División, como oasis en el desierto. No importa que se destine dinero público para beneficio privado. Lo que menos interesa es que lo pague el pueblo. Porque cuando rueda el balón aumenta la productividad de mercado en una entidad si el resultado es positivo: más turismo, promoción del estado, disminución de la violencia en los días de partido. También es efectivo opio social. Como se hacía en el circo romano.

Es negocio redondo por encima del deporte.

El caso de Monarcas, con sede en Morelia, Michoacán, quizá sea un parteaguas en el balompié nacional. Después de 70 años de historia se cambió a Mazatlán, Sinaloa, cuna del narcotráfico en México. Vino de develar interesantes cifras que genera la industria de la pelota, al amparo de los gobiernos municipales y estatales.

Y tendrá consecuencias más allá de las deportivas.

’La economía de Morelia se verá afectada’, alertó Roberto Hernández, ex entrenador del plantel.

Mientras el Colegio de Economistas del estado de Michoacán, la mudanza del plantel provocará que el estado deje de percibir hasta 4 mil 500 millones de pesos anuales como parte de la derrama por los partidos, Javier Salinas, quien fungió como director de mercadotecnia del club durante 12 años, estableció que esa cifra el doble: ronda los 9 mmdp.

Por eso el dueño del equipo, Ricardo Salinas Pliego, segundo hombre más rico de México, con una fortuna cercana a los 12 mil millones de dólares –empresario mimado por el presidente Andrés Manuel López Obrador— exigía 400 millones de pesos anuales al gobernador, Silvano aureoles, para mantener al equipo en Michoacán, según versiones periodísticas.

Porque contar con un equipo de futbol de Primera División, de entrada, es un motor importante para la promoción de un Estado. Por eso los políticos salivan por tener un equipo de la Liga MX.

Incluso de forma ominosa.

Monarcas generaba, cada semana, entre 300 y 400 notas periodísticas a nivel nacional y local, la celebración de sus partidos se posicionan como el principal evento de turismo deportivo y de entretenimiento para la entidad, según Salinas, quien fungió como director de mercadotecnia del club durante 12 años.

En sus partidos de local, entre 20 y 25% de los asistentes eran turistas (de 4,000 a 5,000 personas de acuerdo al promedio de ocupación esta temporada). Es decir, visitantes de por lo menos 50 kilómetros fuera de la ciudad de Morelia, principalmente Uruapan, Zamora, Irapuato, Celaya, León, Acámbaro, Toluca, Estado de México, Apatzingán, Lázaro Cárdenas, además de la afición del equipo visitante (entre 100 y 200 personas).

Incluso quienes residen en Estados Unidos y en la visita a Michoacán aprovechan para ir al estadio, y que generaban consumo de gasolina, alimento, hospedaje, transporte, etcétera. También generaba, en promedio, 1,500 empleos directos y 7,000 indirectos, en general, del flujo económico de una región.

’Le pertenecen a Morelia y su gente los trofeos obtenidos y el nombre de Monarcas’, expuso a manera de excusa, en un comunicado, la institución cuando anunció su cambio a Mazatlán.

De ahora en adelante, la marca Monarcas entrará en una continua depreciación, al detenerse las ventas y su impacto mediático. De acuerdo a estimaciones de Javier Salinas, la marca que legalmente le pertenece a TV Azteca y que ahora se encuentra sin franquicia ni jugadores debe estar valuada en unos de 250 millones de pesos.

’No es que esa marca cuando alguien adquiera el equipo va a costar 250 millones de pesos, es un valor que está tasado en lo que puede representar en ventas, pero simplemente si llega un nuevo dueño y le dicen además tienes que pagar los 250 millones por la marca, simplemente va a decir: ‘quédense con su marca y yo le creo un nuevo nombre al equipo’’.

Antes de su mudanza, de acuerdo con la página web Transfermart –una suerte de bolsa de valores del balompié mundial—Morelia se mantenía como uno de los tres clubes con menor cotización en la Liga Mx: 21 millones 130 mil euros, cerca de 600 millones de pesos al cambio actual. Contrastan con los 65 millones 980 mil euros del más cotizado, Monterrey, más de mil 685 millones de pesos.

De acuerdo a ESPN, Víctor Manuel Montiel Comparán, presidente de la Asociación Nacional Balompié Mexicano, declaró que existe la posibilidad de que Morelia albergue una plaza en esta nueva iniciativa.

Mientras que Antonio Figueroa, exjugador de Monarcas, reveló en redes sociales que ha mantenido pláticas con Fernando Orihuela, presidente de palcos y plateas del Estadio Morelos, con la disposición de continuar la tradición del futbol en Michoacán.

Es precisamente esta asociación la primera afectada al quedar desierto el inmueble:

’El estadio tiene alrededor de 275 palcos y cada palco vale en promedio alrededor de 400,000 pesos y hoy no vale nada. Además hay 4,000 plateas que cada platea costaba en promedio 60,000-70,000 pesos’, puntualizó Salinas.

El recinto con capacidad para 41,000 personas que con el equipo activo costaba a Monarcas cerca de seis millones de pesos en mantenimiento, ahora costará al gobierno del Estado cerca de tres millones mensuales en servicios como jardinería, limpieza, agua y luz en caso de que busquen evitar que se deteriore en un periodo de inactividad.

Monarcas permanecía con un patrocinador local que fue adquirido por Grupo Salinas hace 14 años, Caja Morelia Valladolid; este quizá sea uno de los más afectados con la mudanza en caso de estar vigente, pues otros patrocinadores internacionales como Caliente o Grupo Modelo podrían continuar con la franquicia de Mazatlán, donde existe incluso un nivel económico más alto.

Elefante blanco

El estadio Morelos, que fue sede de Morelia, al cual se le invirtieron 49 millones de pesos del erario para remodelarlo previo a la Copa del Mundo Sub-17 en 2011, ahora ’es un elefante blanco abandonado’, así como el Centro de Formación, que cuenta con cinco canchas», describió Roberto Hernández, extécnico del plantel:

Argumentó:

’Es lamentable la salida de Monarcas, tiene 70 años de tradición, señaló con tristeza. Hay instalaciones de primer nivel, el estadio es mundialista, avalado por la FIFA, cumple con todas las exigencias que últimamente ha pedido la Liga Mx para estar en Primera División, y ahora lo abandonan de la nada, así como el Centro de Formación, en el cual acaban de crear dos canchas e hicieron vestidores y baños nuevos.’

El recinto michoacano cumplió el jueves 31 años luego de que fue inaugurado en 1989. Tiene un aforo para 35 mil personas, 10 mil más que el estadio de Mazatlán que ha sido el principal atractivo en la mudanza, además fue sede de la inauguración del Mundial Sub-17 en 2011 y de cuatro finales de la Liga Mx.

También quedarán en el abandonó las instalaciones del Centro de Formación Monarcas Morelia, que fueron otorgadas en comodato en el 2000 por el gobierno michoacano después de que se coronó en el torneo de Invierno de ese año. El terreno cuenta con cinco canchas –tres profesionales y dos de futbol rápido–, así como un gimnasio, enfermería y un salón de usos múltiples.

’Las finanzas, así como el turismo de la ciudad de Morelia también se verán golpeadas’, alertó Hernández al asegurar que conforme a la situación futbolística en la que se encontraba el equipo, se movía la economía de la ciudad, ya que mucha gente iba a los partidos cuando al club le iba bien.

Además, varios de los integrantes del plantel se quedarán sin trabajo. Es el caso de Héctor Lara, quien era director deportivo; Antonio Bravo, entrenador de porteros, y Filadelfo Rangel, timonel del club femenil.

’En la parte administrativa varios han salido y ahora con la pandemia del Covid-19 es complicado enfrentar el desempleo’, lamentó el entrenador.

Hernández, quien pasó 24 años dentro de las filas del equipo tanto como jugador, auxiliar y entrenador, consideró que se le faltó al respeto a la afición al terminar de tajo con siete décadas de historia de un club como Morelia, que fue protagonista en varios capítulos del futbol mexicano.

Abundó:

’Monarcas generó un gran arraigo, y lo digo en pasado porque ya se terminó, pero no solamente en Morelia, últimamente el club estaba creciendo a nivel nacional y en Estados Unidos. En California es el equipo más seguido del futbol mexicano, por eso hacíamos constantemente pretemporadas allá.’

El futuro club Mazatlán, auguró, estrenará sin público un extraordinario estadio debido a la pandemia. ’Todo el mundo hace fiesta, trae a un equipo internacional para dar a conocer sus instalaciones a nivel mundial, pero en esta ocasión no sucederá, es una lástima porque pese a todo el escenario es bonito’, reconoció.

Con dolor y añoranza, el ahora timonel de Correcaminos se resigna a ver el final de Monarcas. «Contra las decisiones de escritorio no se puede, sólo los dueños sabrán por qué decidieron cambiar de sede», lamentó.

’Ojalá pronto llegué otro equipo de Primera División a Morelia, la ciudad se lo merece y tiene todo’, dijo.

(Con información de los diarios El Economista y La Jornada)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor