1

4,131 vistas

Enero 31, 2020 21:32 hrs.

Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México


Pero antes una advertencia de una doctora sobre el virus chino.
Doña Rosa Chávez expone con una metáfora el momento que pasamos.
’Existen miles de tipos de virus de manera que van a tomar cualquiera de ellos como si fuese el que origina esta enfermedad.
"Un viajecito descansaba a la sombra de un árbol cuando pasó el espíritu de la peste. El hombre le preguntó: ¿a dónde vas?
A China, me mandaron los gringos. A matar a unas 100 personas.
Luego de unos días regresaba el espíritu de la peste y el viejito le dijo:
¡Mentiste! dijiste que ibas a matar a un ciento de personas y sé que han muerto muchos cientos.
No.
Yo maté a 100 a las demás personas las mató el temor y la autosugestión.
El efecto nocebo opuesto al placebo que es curación por convicción, por fe"
Muchas personas van a sufrir los síntomas que dicen quienes se infectan porque son iguales a los de resfrío o gripe y los otros los van a sentir por autosugestión.
Algunos incluso se van a morir porque también se llega a ese extremo por autosugestión.
Tal parece que se prepara un proceso de alarma, el terreno adecuado para asustar a la población.
Llevarla al pánico y luego introducir vacunas hechas al vapor que les producen millones de dólares a los dueños de la farmafia. Perdón, farmacia.
Sucede lo mismo que cuando apareció la disque epidemia de H1N1. Y el medicamento, el Tamiflu, que sacaron resulto ser un gran negocio. 💰🤷🏻♂’

Viva la diferencia con nuestros semejantes, Vaya, con algunos al que insanamente se llama animales.
La evolución actual es una mezcla de evolución biológica y cultural, íntimamente interrelacionadas.
La capacidad de escribir hace la diferencia con el resto de los animales. Pero no mucha.
Los humanos tenemos la capacidad de plasmar y expresar en diferentes formas las emociones, los sueños y comunicar las historias personales. Algunos ladran.
La mayor parte de las actividades de los humanos se relacionan con antecedentes de otros animales.
Es nuestra herencia animal
La comunicación verbal y la no verbal se expresa en diferentes formas en las especies.
Para aquellos que niegan la teoría de la evolución, y que tenemos antecedentes de los primates, la doctora Rosa Chávez Cárdenas, nuestra sicóloga nos los explica con claridad.
Los animales que tenemos como mascotas en la casa se han domesticado al grado de parecerse a sus dueños. Muchos dicen: ’que solo les falta hablar’. ¿A los dueños?
No es necesario, lo que falta es interpretar lo que nos quieren decir. Por ejemplo, los gatos se han domesticado al grado de comunicarse con los humanos.
El maullido no es la única forma en que los felinos nos ’hablan’ también ronronean, bufan, gruñen, incluso lanzan llamadas sexuales, todo forma parte de su vocabulario, el que emplean con las personas cercanas.
Los gatos han conseguido conectar con nuestro medio de comunicación, el verbal.
Para los que dudan, la secuencia de ADN, coincide; un 60% con una mosca, un 95% con un simio y con un chimpancé, el grado de identidad es cercano al 99%.
La Paleontología, afirma que de todas las especies de Homo que han existido solo queda la nuestra.
Las otras: los neandertales, los erectos, los hábiles, todos se han extinguido.
Ninguna otra especie tiene nuestro potencial de pensamiento, comunicación, planificación, la habilidad para construir herramientas y de estructuración en sociedades complejas.
Pero, ninguna otra especie tiene la capacidad de mentir, robar, engañar, asesinar, agredir y destruir que tiene la nuestra; capacidades que hemos ejercitado ampliamente a lo largo de la historia.
Los chimpancés tienen guerras, cometen infanticidios y agresiones brutales, pero es triste darnos cuenta que nos hemos vuelto más violentos.
Somos una especie capaz de lo mejor y lo peor. De hecho, los comportamientos que nos repugnan los denominamos ’inhumanos’, como si fueran incomprensibles, extraños, ajenos a nuestra verdadera naturaleza.
No tenemos el cerebro más grande del mundo natural, nos superan las ballenas y los elefantes, pero sí es el mayor comparado con nuestro tamaño, el que ha demostrado las mayores posibilidades y los mejores resultados.
El tamaño del cerebro se debe al crecimiento de la corteza, la región superior que vemos plegada, la más conocida del cerebro humano.
Gran parte de la corteza está ocupada por zonas de asociación que se ocupan de integrar la información externa, discriminar, comparar con experiencias previas, planificar, tomar decisiones y prever a futuro.
También posee la capacidad para integrar la información y la ejecución.
La conciencia moral, es otra diferencia con los animales. Compartimos en el inconsciente colectivo los códigos de los comportamientos socialmente adecuados y lo prohibido, lo que debemos y no debemos hacer de acuerdo a la cultura y los usos y costumbres.
El sentimiento de culpa nos regula de acuerdo a lo que hacemos mal y cuando actuamos injustamente. Las peculiaridades más determinantes, las características más humanas, son más cuantitativas que cualitativas.
En las patologías mentales como las psicosis, se pierde el sentimiento de culpa, por esta razón son capaces de matar con crueldad y sin remordimiento.
Las migraciones prehistóricas, las rutas de comercio, las exploraciones de los continentes, las redes de ferrocarril, teléfono, internet son parte de la característica innata que tenemos de formar redes sociales que hoy en día abarcan todo el planeta.
Amén.
craveloygalindo@gmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor