1

8,017 vistas

Febrero 26, 2020 20:25 hrs.

Guillermo Pimentel Balderas › diarioalmomento.com

Gobierno Estados › México Ciudad de México


• En 9 años, más de 21 mil robos a bordo de este tipo de vehículos

El robo utilizando motocicletas y motonetas, se ha incrementado dadas sus características: la facilidad que otorga a los delincuentes para huir del lugar de los hechos, el anonimato que ofrece pues al portar casos protectores, los conductores pasan desapercibidos por las cámaras de seguridad y autoridades. Por ello, la importancia de contar con el mayor número de elementos que permitan la plena identificación de los vehículos motorizados.

Por lo tanto, en el Congreso de la ciudad de México, se aprobó un punto de acuerdo para pedir a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC) implemente un Operativo Relámpago para la detección oportuna de tripulantes de motonetas y motocicletas que puedan ser utilizadas para cometer ilícitos y reportadas de robo.

Entonces, la estrategia es una buena opción, ya que de acuerdo a cifras de la misma SSC, dan cuenta que de 2010 a 2018 se realizaron 21 mil 620 robos a bordo de ese tipo de unidades, siendo 2017 el año cuando se cometieron más delitos de este tipo.

Hoy, el índice de robos cometidos por delincuentes a bordo de motocicletas y motonetas se ha elevado en forma considerable por lo que el Congreso capitalino aprobó un punto de acuerdo para solicitar a la citada dependencia implementar el Operativo Relámpago en la Ciudad de México para detectar y verificar que esas unidades estén registradas y no contravengan, en principio, el Reglamento de Tránsito de la capital del país.

La propuesta señala que es necesario echar a andar estrategias orientadas a inhibir los delitos en la Ciudad, y el Operativo Relámpago, es una buena opción para la detección oportuna de ese tipo de unidades móviles que puedan llegar a tener reportes de robo, ser utilizadas para cometer ilícitos o que simplemente no estén en las condiciones adecuadas.

En cuanto a las cifras de la SSC, se lamentó que el conducir una motocicleta es un peligro latente, pues en 2016 se cometieron 802 robos de con violencia y para 2018 la cifra se elevó a 1004, lo que representó un aumento del 25% de este delito.

Además, derivado del robo de estos vehículos, existe un mercado amplio para la compra de partes de los mismos a través de Internet y deshuesaderos en la ciudad, por lo que establecer operativos periódicos para la detección de vehículos que no estén correctamente registrados, implicaría dificultar este tipo de robo y, con estrategias permanentes y a largo plazo, erradicarlo.

Se exigió que todas las motocicletas deben transitar bajo control y en cumplimiento con el nuevo Reglamento de Tránsito, pues es un esfuerzo que beneficia a la seguridad ciudadana, al bienestar general de las conductoras y conductores y la tarea de los agentes de tránsito.

Antes, dentro de las acciones implementadas en operativos, se detectaba de primera mano a los conductores que no hacían uso de casco, sin licencia, sin tarjeta de circulación o sin el registro de la motocicleta. Se detuvo a conductores que llevaban menores de edad sin portar casco, o llevar más pasajeros de los permitidos; además, detectar y detener a conductores de motocicletas y motonetas que eran portadores de armas de fuego o punzocortantes y que en su caso se identificaron como presuntos delincuentes, afirmó el presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso de la capital del país, Martín Padilla.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor