1

811 vistas

Julio 03, 2024 21:37 hrs.

Víctor Sánchez Baños › tabloiderevista.com

Política ›


PVEM con 9% de votos, 75 diputados
• PAN con 18%, sólo alcanza 68 curules
• MC, 12%, 24 diputados; PT, 5%, con 50
• Mayoría calificada, golpe constitucional
• No es ilegal; es una marranada legalizada
• Norma Piña, no renunciará a la SCJN
• Stori, una Fintech, y energías limpias

Justicia es el hábito de dar a cada cual lo suyo.
Ulpiano (170-228) Jurista romano.


El éxtasis de Morena llega a niveles donde la democracia y el espíritu de la Constitución son pisoteados.
Obsesionados por tener aún más poder y mantenerse pegados a la olla de oro, los políticos del oficialismo no quieren dejar cabos sueltos. Su líder, Andrés Manuel López Obrador les ordenó, a sus legisladores alienados con Morena, hacer una reforma judicial.
Un sueño que alberga desde el primero minuto que llegó a la Presidencia. Quería emular a Ernesto Zedillo, quien dio un golpe técnico al eliminar a 21 de los 22 ministros de la Corte y disminuirlos a la mitad. Ya tenía el poder con el Legislativo, tras la muerte de José Francisco Ruiz Massieu. A Ernesto, luego de acabar con la SCJN, tomó el control de la justicia para acabar con el salinismo, de Carlos.
Sin embargo, el maestro del engaño con la realidad, AMLO, ahora saca una vez más el tema de la Reforma Judicial, pero como otro distractor.
Su objetivo es aniquilar a la oposición, que humillada por la derrota, ahora se pone al servicio del emperador, perdón, el presidente.
Tras la operación electoral el 2 de junio pasado, en el cual gastó cientos de millones de pesos, no sólo en programas sociales, sino en la compra de votos a pie de urna, Andrés logró una mayoría que sorprendió a la misma presidenta del INE, Guadalupe Taddei (una morenista de rancio abolengo), que sabía que ganaría Claudia Sheinbaum, pero no de la manera tan arrolladora como ocurrió.
Así, recibió un cheque en blanco, para hacer y deshacer.
Ahora en la obsesión por la mayoría calificada y darle un sesgo legal a sus caprichos, a través de Morena y sus aliados, se brincan prohibiciones de la ley electoral. Lo peor, lo avaló Taddei.
Como en el pasado imperial del PRI, traspasa votos a sus partidos satélite.
Esto quedó prohibido a partir del 2007. Ahora, no solo transfiere votos, sino diputaciones ganadoras.
Morena le regala 57 diputaciones, por acuerdos oscuros al PVEM, que sólo ganó 3 distritos: uno en Chiapas y dos en SLP. El que ganó fue Morena.
Al PT le entrega 38 curules. Este partido, al mando de Alberto Anaya, NO triunfó en un solo distrito ya que los 38 distritos los ganó, con votos, para Morena.
De esa manera el partido oficial aparece con menos diputaciones y, por lo tanto, le corresponden más plurinominales. Ahí está el detalle como diría Cantinflas. Esta es la trampa para lograr una sobre representación que está prohibida por la Constitución.
Entre Morena el PVEM y el PT, tienen 16 puntos porcentuales de sobrerepresentación, que es el doble de lo que permite la Constitución. De esa manera la oposición y las minorías están subrepresentados. Están por debajo de lo que debería tocarles.
En la próxima legislatura el PVEM será la segunda fuerza por el número de diputados, al sumar 75, con sólo el 9% de la votación. El PAN con el 18% de la votación, el doble que los verdes de Emilio González, sólo alcanza 68 legisladores azules.
El PT, que tiene el 6% va a tener 50 diputados. En cambio el MC que logró el 12% de los votos, solo tendría 24.
AMLO encontró un mecanismo para burlar la Constitución para tener 372 diputados, lo que está prohibido por la Constitución.
Regresamos al partido hegemónico y totalitario del PRI. La lucha, en la que participó la izquierda como el PC, PSUM, el PT y otros más, ahora es pisoteada por expriistas que al traicionar a su partido, arribaron al morenismo para violentan nuestras leyes.
Si bien no hay duda sobre el triunfo de Claudia Sheinbaum, es claro que el partido que la llevó al poder no quiere cuestionamientos. Esa arrogancia hundirá a Morena, en su adolescencia. Los priistas traidores, acabaran con la izquierda guinda.
PODEROSOS CABALLEROS
NORMA PIÑA
La ministra presiente de la Suprema Corte de Justicia, Norma Piña, no renunciará a su puesto, como lo pide la ministra Jazmín Esquivel. Piña ha desempeñado un digno papel al frente de la Corte, sin someterse a los caprichos del Presidente de la República, en su afán de lograr todos sus caprichos. La mayoría de los 11 ministros que conforman el pleno de la SCJN, son afines a ella y a los planteamientos de independencia y autonomía del Máximo Tribunal del país y uno de los tres poderes de la República.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Y GOBERNANZA
STORI
Bajo el liderazgo de Malene Garayzar, la Fintech Stori invertirá 7 mil millones de pesos en los próximos dos años. Estos recursos serán para mejorar la inclusión financiera en México mediante asesoría, créditos y fondos semilla para emprendedoras. Stori trabaja cerca de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de Alicia Bárcena.
Colaboran a través del Foro Acelerador de Sinergias entre Start-ups del Sector Tecnológico y Gobierno y el Fondo Ellas, enfocado en el empoderamiento económico de las mujeres.
vsb@poderydinero.mx
@vsanchezbanos

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

Morena en una orgía de poder

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.