1

783 vistas

Agosto 05, 2020 11:13 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Aclara que opina sobre Guillermo como directivo, no por su cargo en la cementera

+Se dicen cosas de él «que no las puedo creer», acepta

+Hay orden de aprensión contra el también titular de la Cooperativa, por lavado de dinero y delincuencia organizada

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– Víctima de la delincuencia organizada, hace 15 años su historia cimbró al país y acaparó la atención mundial. Rubén Omar Romano, argentino, en 2005 era técnico del Cruz Azul. Padeció el horror de un secuestro. Aquel infausto 19 de julio vivió uno de los episodios más aciagos de su vida.

Después de 65 días, privado de la libertad, gentes de la desaparecida Agencia Federal de Investigación ( AFI) lo rescataron el 21 de septiembre de 2005 en la alcaldía Iztapalapa, la más violenta de las 16 en que se divide esta capital. Luego del plagio, y tras ser capturados, un juez federal inició formalmente el juicio contra sus cinco presuntos secuestradores.

Aunque, después de tres lustros, el también exfutbolista, asegura no sufrir trauma alguno. Eso le permitió conocer un poco más a Guillermo Álvarez Cuevas, presidente del club durante 32 años:

’Lo considero honesto y con mucha calidad humana. Pero, desde luego, desconozco a fondo su personalidad’,

Aunque, eso sí, aclara el exjugador de una decena de clubes mexicanos y el extranjero, y una cifra similar de equipos nacionales dirigidos, a sus 62 años de edad:

’No meto las manos al fuego por nadie.’

Romano lamenta la situación que envuelve hoy a Billy, sobre quien pesa una orden de aprehensión por lavado de dinero y delincuencia organizada. Hasta el momento se encuentra prófugo

Romano reflexiona:

’Es muy complicado hablar de este tema. Yo sólo puedo decir lo que me consta. Conmigo y con mi familia se portó espectacular en aquel momento. Puedes esperar apoyo en una situación como la que me tocó, pero realmente él se portó muy bien, de gran nivel.

’No solamente fue así conmigo, también respaldó a Miguel Ángel Cornero (ex defensa argentino ya fallecido), a Óscar Conejo Pérez, a Julio Zamora cuando tuvieron ciertos problemas graves que no me corresponde revelar’.

Otro caso, menciona, fue el de Ignacio Trelles, técnico emblemático del futbol mexicano, con el récord de títulos de liga conseguidos en torneos largos: siete. Y quien el pasado 31 de julio cumpliría 104 años. Pero la muerte se cruzó en su vida el pasado 24 de marzo. Y el balón dejó de rodar en su vida.

’Todos ellos fueron gente que recibió apoyo del equipo por la generosidad de Billy Álvarez’, puntualiza, Romano.

’Esa actitud no sólo fue hacia las figuras como las que he mencionado, sino para cualquier elemento del equipo. Toda la gente en Cruz Azul tuvo en él cobijo seguro’, insiste Rubén.

Se encuentra recluido en casa por la pandemia del Covid-19, que en México está a punto de rebasar la cifra de 50 mil muertes, y en un paréntesis de la charla revela que redujo drásticamente su conocida adicción al tabaco.

’No es que me haya atemorizado tanto el virus. De hecho, ya estaba tratando de fumar menos. He bajado a sólo 10 cigarrillos diarios después de que consumía más de dos cajetillas. No es tan fácil eliminarlo, pero creo que me encamino a eso’, explica.

Retoma el tema de Álvarez Cuevas:

’Observo y oigo todo lo que se está hablando y pienso que las cosas se van a aclarar. Sólo se trata de una lucha por el poder en la Cooperativa. Lo quieren tumbar. Ojalá todo se aclare.’

Sin embargo, el estratega enfatiza:

’A fondo no lo conocí nunca, hay cosas que uno no puede entender, que desconoces, entonces, hablar de un tema que no dominas, de hechos que no te constan, es dar pasos en falso. Esperemos a ver cómo avanzan las cosas por estos días.’

Reflexiona:

’Hay que estar adentro para saber cuáles son los problemas internos de la Cooperativa. Porque una cosa fue Billy presidente del equipo Cruz Azul, lo que fue para nosotros. Pero quizá es una historia diferente hacia la empresa y ahí no estoy documentado. Se dicen cosas que no las puedo creer y por tanto mejor hay que esperar.

Y concluye:

’Para eso hay jueces y gente capacitada.’

(Con información del diario La Jornada)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor