1

3,094 vistas

Junio 09, 2020 02:15 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Guillermo, presidente del club, habría adquirido cinco futbolistas celestes a precios inflados

+Ellos son: Orbelín Pineda, Misael Domínguez y Antonio Sánchez, Jonathan Rodríguez y Andrés Rentería

+A dicha indagatorias se suman, la investigación de lavado de dinero y delincuencia organizada y una demanda por fraude de la Cooperativa

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– Mientras circula en redes sociales un video donde se ufana de ser inocente, así como una carta enviada al presidente, Andrés Manuel López Obrador, Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul, acumuló una nueva denuncia penal, además de la investigación de delincuencia organizada y lavado de dinero por Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, por mil 200 millones de pesos, así como la probable comisión del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la Cooperativa.

Hora la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) –de la Fiscalía General de la República– indaga la posible compra, a precios inflados, de jugadores del equipo albiceleste.

Incluso, por esta nueva querella, y ante la posible fuga de Billy –quien dispone de todos los recursos para hacerlo–, Guillermo Barradas, abogado del consejo de administración y vigilancia de la Cooperativa Cruz Azul, cuestionado hoy por Luis Cárdenas, titular del noticiaron matutino de MVS, solicitó a la autoridad que ’ejerza las medidas» pertinentes «para que impida’ su huida y se pueda, dijo, ’recuperar lo robado’.

El jueves pasado, durante una comparecencia en la Policía Federal Ministerial, Alfredo Álvarez Cuevas, director de Planeación de la cementera, hermano de Billy, dijo a pregunta expresa que pensaba que eran elevados los precios que pagó Cruz Azul por algunos futbolistas.

Los agentes federales lo cuestionaron sobre cinco jugadores: los mexicanos Orbelín Pineda, Misael Domínguez y Antonio Sánchez, así como por el uruguayo Jonathan Rodríguez y el colombiano Andrés Rentería.

De acuerdo con fuentes federales, según el portal Aristegui Noticias, todo surgió cuando los agentes cuestionaron a Álvarez Cuevas sobre cuáles fueron las acciones que llevó a cabo, al reasumir sus encargos, para verificar el estado que guardaba la cementera y el equipo de futbol.

Álvarez expuso ante los agentes federales que si bien en 2016 fue restituido como socio de la cooperativa, fue hasta mayo de 2019 cuando asumió el cargo de vicepresidente del equipo, razón por la que es ajeno a las compras de esos jugadores.

Sin embargo, respondió a sus interrogadores que, desde que asumió la vicepresidencia, solicitó a la presidencia y la contraloría interna un informe sobre la compra y venta de futbolistas y las formas en que se manejaron los valores.

Los jugadores mencionados fueron adquiridos durante el periodo del ex futbolista Ricardo Peláez como director deportivo de La Máquina.

En el verano de 2018, Antonio Sánchez, Misael Domínguez y Andrés Rentería fueron anunciados como refuerzos de los cementeros; mientras, Orbelín Pineda y Jonathan Rodríguez llegaron al equipo en diciembre del mismo año.

Domínguez llegó en calidad de préstamo, pero su carta fue comprada en diciembre de 2019, cuando Peláez ya no estaba en el club.

El 21 de noviembre pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) suscribió con la Liga MX, que encabeza el polémico Enrique Bonilla, un convenio de colaboración para evitar la doble contratación de jugadores, la defraudación fiscal en transferencias internacionales y la introducción de dinero ilícito al futbol mexicano.

Las fuentes consultadas indicaron que en el interrogatorio a Alfredo Álvarez Cuevas surgió el nombre de Ignacio López Medina, un promotor relacionado con la compra-venta y traspasos de futbolistas, y no Carlos Hurtado, otro cuestionado representantes de jugadores, con el que Billy se habría asociado.

En el caso de Cruz Azul, López Medina presuntamente ha estado relacionado con algunas de las adquisiciones, desde los tiempos de Agustín Manzo y Eduardo ’Yayo’ de la Torre en la dirección deportiva.

Guillermo ‘Billy’ Álvarez finalmente habló públicamente, una semana después de que se dio a conocer la investigación por parte de la UIF sobre presunto lavado de dinero. El presidente de Cruz Azul negó las acusaciones que hay en su contra, calificándolas de ’falsas’ y aseguró que presentará todas las pruebas pertinentes para comprobar su inocencia.

Por medio de una carta dirigida al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y al titular de la UIF, Santiago Nieto, Álvarez negó las acusaciones en su contra. Enfatizó que ’la señalización por los 429 millones de pesos y 44.5 millones de dólares no son más que transferencias de la cuenta CYCNA de Oriente, propiedad de la cooperativa’.

De igual manera, ‘Billy’ Álvarez difundió un video, en el cual insistió que todas las acusaciones eran versiones distorsionadas de los hechos. ’Me uno al rechazo de las calumnias de las que hemos sido objeto. Con la participación de las autoridades, podremos deslindar todas y cada una de estas responsabilidades’, argumentó.

Del mismo modo, aseguró que entregará una relación de las diversas propiedades y adquisiciones, con la intención de ratificar la transparencia de la cooperativa.

Esta mañana, en declaraciones a MVS, Guillermo Barradas, abogado de la cementera, respondió que a través del video y la carta enviada al presidente de México, Billy se quiere ’salir por la tangente’. Eso sí, celebró que el directivo haya hecho pública su disposición para aclarar todas las dudas que ha desatado su gestión a los largo de 32 años en el cargo.

Y consideró que Alfredo Álvarez ’será un testigo fundamental’ en las investigaciones contra su hermano.

¡Que bonita familia!

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor