1

1,074 vistas

Junio 03, 2020 19:34 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Diario La Jornada envió un mensaje a Ricardo Salinas Pliego, dueño del equipo de futbol desde 1996 y Tv Azteca

+’Se afana en buscar a un gobernador más dadivoso y corrupto’, acusó el periódico

+’Han borrado una parte importante en la historia del futbol mexicano’, opinó el exjugador Joel Huiqui

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– Luego de varios días de amargas especulaciones, el club Monarcas —que este 4 de junio cumple 70 años de fundación– confirmó que dejará la ciudad de Morelia, Michoacán, para mudarse a Mazatlán, Sinaloa, cuna del narcotráfico mexicano, donde es originario el Joaquín El Chapo Guzmán, preso en Nueva York, condenado a cadena perpetua.

Ahora serán MoNarcos, propiedad de Ricardo Benjamín Salinas Pliego, dueño de TV-Azteca, poderoso empresario consentido del presidente Andrés Manuel López Obrador. Incluso el semanario Proceso, uno de los más influyentes del país, lo define como «aliado siniestro» de AMLO.

’La mudanza del equipo Morelia es una arbitrariedad y aunque el enojo de Ricardo Salinas se deba a que el gobierno estatal –Michoacán, que encabeza Silvano Aureoles— ya no le está desviando cifras millonarias, de forma más ostentosa implica un desprecio hacia una plaza y su afición’, escribió el pasado lunes el periódico La Jornada en su columna deportiva semanal.

Bajo la firma de la experimentada reportera Marlene Santos Alejo, envió una reflexión a los zares del balón:

’Conlleva también el mensaje de que cualquier directiva podrá hacer lo mismo si se afana en buscar a un gobernador más dadivoso y corrupto.’

Mediante un comunicado de prensa publicado en sus redes sociales, la directiva de Monarcas informó que inició los trámites ante la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y Liga Mx para cambiar de nombre y sede a partir del próximo torneo Apertura 2020.

’La siguiente temporada, Mazatlán será nuestra casa, vamos con la ilusión y el compromiso de hacer crecer el futbol y arraigar al equipo en la comunidad’, confirmó el club.

Por primera vez en la historia, agregó, el futbol de la máxima categoría de nuestro país arribará a Mazatlán, uno de los puertos importantes en Latinoamérica, con un ’proyecto innovador’ que buscará impulsar el ’espíritu incansable’ de los sinaloenses.

Alrededor del 60 por ciento de la economía de Sinaloa, de acuerdo con versiones periodísticas, está permeada por circulación de dinero sucio, en particular del narco.

Los cambios de sede se han dado en distintos clubes y equipos profesionales en todo el mundo, estos son ’parte natural de todo deporte’. La mudanza a Mazatlán, ’aunque difícil’, dará ’viabilidad’ de largo plazo a una organización ’comprometida’ con el deporte, argumentó.

Al respecto, la Liga Mx envió ayer un texto en el que detalló que recibió la solicitud del club Monarcas Morelia para efectuar un cambio de nombre y sede con toda la documentación correspondiente que establece el reglamento de afiliación, y que posteriormente la turnará a la asamblea general del organismo.

El estadio de la nueva sede de MoNarcos tuvo una inversión federal y estatal para su construcción. Costó 652 millones de pesos. De ellos 400 salieron de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Tiene capacidad para 25 mil espectadores.

De acuerdo con la página web Transfermart –una suerte de bolsa de valores del balompié mundial—Morelia es uno de los tres clubes con menor valor de la Liga Mx: 21 millones 130 mil euros, cerca de 600 millones de pesos al cambio actual. Contrastan con los 65 millones 980 mil euros del más cotizado, Monterrey, más de mil 685 millones de pesos.

Por su parte, Mauricio Lanz, presidente general del extinto club Monarcas, que ahora será llamado Mazatlán FC, aseguró que no fue sencillo dejar Morelia para mudarse a Sinaloa, y destacó que la infraestructura que les ofrece esta entidad es una oportunidad que no podían dejar pasar.

Puntualizó que el gobierno que encabeza Quirino Díaz Coppel sólo les prestará las instalaciones, pues Grupo Salinas seguirá en la administración del equipo.

’Son decisiones complicadas. Entendemos el sentir de la afición, estamos muy agradecidos con ellos. La historia, el equipo, los logros, eso se quedará en Morelia, a lo mejor llegará alguien que le pueda interesar retomar la plaza’, aseveró a manera de disculpa.

’Nuestro motivo es abrir una nueva ciudad. Mazatlán no tiene futbol y cuenta con una infraestructura de primer mundo, el estadio es completamente nuevo, la ciudad ofrece muchos beneficios para el club’, declaró en entrevista para ESPN.

Agregó, lamiéndose los bigotes:

’Viene un proyecto bastante interesante, moderno, diferente, en el cual, el grupo (Salinas) sigue siendo dueño. Eso hay que dejarlo claro. No tiene nada que ver el gobierno en la operación ni en ninguna decisión del equipo. Simplemente es el estadio lo que ellos ofrecen, agregó.

Durante el transcurso del día los espacios informativos de TV Azteca anuncia con bombo y platilllo la mudanza al puerto de Mazatlán.

Corrupción, particularidad

Pero si hay un personaje que atenazó la tristeza por el cambio de plaza de Monarcas, a sus 61 años de edad, ese es el argentino Rubén Omar Romano. Recordado, entre otras cosas, por el secuestro que sufrió cuando estaba en el banquillo de Cruz Azul, tras un entrenamiento del equipo en La Noria, al Sur de Ciudad de México. Jugó en ocho equipos de primera división y nunca obtuvo un título, pese a su etiqueta de crack.

Antes de que se hiciera oficial el cambio de sede del club, para él, la manera de manejar el futbol mexicano es peculiar y aunque no le extraña, la nostalgia se mezcla en sus palabras. Forma atípica, mafiosa, cómo se conducen os dueños del balón en México, con respecto al resto de los 211 países que conforman FIFA.

’En Argentina quitas un equipo de su barrio y te incendian el estadio, es algo que es una pasión indescriptible’, aseveró, y calificó al futbol mexicano de ’particular’.

Porque, argumentó, lo ’manejan empresas y cada equipo tiene una empresa importante atrás. Más allá de lo social buscan tener números negros no rojos. No creo que Morelia tenga números rojos, por eso es diferente a los demás países del mundo’.

Rubén Omar Romano dirigió al Morelia en dos etapas, la primera del 2002 al 2004 donde llevó al equipo a cuatro finales, dos de liga frente a Toluca y Monterrey y dos con CONCACAF ante los propios Diablos y Pachuca, además de avanzar a cuartos de final de la Copa Libertadores donde fue eliminado por América.

En la segunda era llevó al equipo a la Liguilla en su primer torneo y fue cesado tras siete fechas del segundo certamen, cuando tenía marca de tres granados, dos empates y dos perdidos.

El asombro del argentino se incrementa al analizar el momento que vivía el equipo y la conexión que tenía con la gente.

’Es doloroso, no me extraña porque en el futbol mexicano han pasado este tipo de cosas, pero no con equipos de tanto arraigo, entiendo a la gente que invierte, a los empresarios’, justificó.

Pero, aclaró, ’no se puede jugar con una afición que luchó y que estuvo ahí siempre, que nunca abandonó al equipo, la afición es espectacular y es una tristeza enorme, se me hace raro que un equipo con tanto arraigo’

Normalmente, recordó, había tres cuartos de estadio y ’la gente siempre apoyó en momentos en que estuvo a punto de descender hace poco y ahora con un equipo que estaba clasificando’.

Romanono pierde la fe. Se aferra a la esperanza, como niño pobre a un balón, de que el equipo se quede en el lugar al que pertenece.

’Me gustaría por la gente. Hay algo de trasfondo. TV Azteca es una empresa seria. No creo que lo haga con dolo, con ideas de buscar algo mejor. Morelia es importante y estaba siendo un equipo protagonista’

Incluso no descartó dirigir en algún momento a MoNarcos de Mazatlán.

’Uno es profesional y tiene que dirigir donde aparezca un proyecto que reúna las condiciones que uno busca. No es oficial todavía aunque parece consumado. Me hubiera gustado que Mazatlán fuera una plaza nueva y Morelia siguiera –en Michoacán–, si lo que quieren es llegar a 20 equipos, Mazatlán era una opción pero arrancando de cero’.

Finalmente, Joel Huiqui, ex jugador de Monarcas, lamentó que se haya concretado la mudanza del Morelia y consideró que aunque se trate del mismo plantel, el equipo ya no será el mismo.

’Han borrado una parte importante en la historia del futbol mexicano.’

Como siempre, importa más en negocio, a costillas del erario, que el deporte.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor