1

925 vistas

Agosto 16, 2020 22:06 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Gana 3-1 y enfrentará al Bayern Múnich en semifinales

+Dembélé, verdugo del equipo inglés al ingresar de cambio

+Contribuye con doblete

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).-Liga Campeones que se realiza en Lisboa simboliza Caja de Pandora. Y será recordada por las catástrofes: primero la suspensión por la pandemia de coronavirus, luego la humillante, vergonzante, inédita, derrota del Barcelona. Y, para agregar a la suma de desagracias deportivas, el fracaso de Pep Guardiola al timón del Manchester City.

Un día después del drama azulgrana ante el 8-2 que le asestó el Bayern Múnich, ayer Lyon dio la campanada ante el Manchester City, al derrotarlo por 3-1 para ubicarse en las semifinales de la Liga de Campeones, instancia que no había alcanzado en una década.

Moussa Dembélé contribuyó con un doblete al triunfo sorpresivo del conjunto francés, que se medirá en la siguiente ronda con el Bayern Múnich, verdugo cruel del Barcelona en la víspera.

El City, con uno de los planteles más onerosos en la historia del futbol, sucumbió ante un equipo que languideció este año en el séptimo puesto de la liga francesa y que necesita coronarse por primera vez en este certamen si es que desea disputarlo en la próxima edición

La eliminación dejó a Pep Guardiola sin títulos de Champions desde 2011, cuando se coronó con el Barcelona. El reconocido entrenador ha naufragado en tres intentos con el Bayern Múnich y no ha pasado siquiera de los cuartos de final en sus cuatro campañas con el City.

’Hemos tenido más ocasiones, pero cometimos errores, y en esta competición no puedes fallar’, explicó el técnico español. ’Es difícil, pero es parte del juego. Hay que entenderlo. Ahora hay que intentarlo otra vez. El futbol da otras oportunidades y hay que intentarlo’, agregó.

La decisión de Guardiola, de colocar una formación poco habitual con cinco defensas para adaptarse al esquema del Lyon resultó funesto yerro. Esa zaga fue vulnerada fácilmente por Maxwel Cornet, quien abrió el marcador a los 24 minutos.

Kevin De Bruyne igualó a los 69, pero Dembélé ingresó como sustituto seis minutos después y devolvió la delantera al club galo a los 79.

Y luego llegó una jugada que perseguirá a Raheem Sterling como una pesadilla. El delantero del City envió a las nubes un disparo cuando tenía frente a sí el arco abierto.

Dembélé anotó de nuevo para sepultar las esperanzas de los Citizens, que se han estrellado tres campañas consecutivas en los cuartos de final. El equipo inglés jamás ha sido campeón de Europa, pese a la llegada de generosas inyecciones de efectivo de Abu Dhabi desde 2008.

’Necesitamos aprender. Esto no es suficientemente bueno, así es’, dijo De Bruyne; ’diferente año, pero el mismo resultado’.

La mayor victoria del City en la Liga de Campeones durante esta temporada llegó en los tribunales. Sus abogados lograron revocar una suspensión de dos años que se le había impuesto en las competiciones europeas.

Pero un conjunto que había eliminado en la ronda previa al Real Madrid, 13 veces monarca continental, no tenía en el libreto una derrota ante el Lyon.

’A veces hay clubes que tienen que romper una barrera, como la nuestra en cuartos, y creo que este grupo lo acabará consiguiendo’, manifestó Guardiola.

El técnico del Lyon, Rudi García, se mostró orgulloso de sus jugadores, y confesó sentirse ganador de la batalla táctica ante Guardiola.

’Creímos en nosotros, sabíamos que jugábamos contra un gran plantel, que no éramos favoritos, afirmó García; logramos clasificarnos anotando tres goles y concediendo sólo uno. En primer lugar está el espíritu de equipo, el espíritu colectivo.’

’Con Pep uno debe esperar cualquier cosa. Sabíamos que podía tramar algo para crearnos problemas, pero creo que finalmente ganamos la batalla táctica’, expresó García, único técnico no alemán en semifinales de Champions

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor