Participación ciudadana, crucial para cerrar puertas a vivales y oportunistas - Alcaldía Álvaro Obregón, ejemplo de podredura con Layda Sansores. - Cuauhtémoc - diarioalmomento.com

1

1,446 vistas

Julio 11, 2021 23:42 hrs.

Guillermo Pimentel Balderas › diarioalmomento.com

Política Estados › México Ciudad de México


• Opacidad y corrupción en su administración: COPACO.

• Proyectos de Presupuesto Participativo, sin ejercer y en entredicho: Salvador García.0

Hace días, representantes de Comisiones de Participación Comunitaria (COPACO), líderes de asociaciones civiles y de agrupaciones políticas nacionales, ante la opacidad del actual alcalde sustituto en Álvaro Obregón, Alberto Esteva (MORENA), urgieron se garantice que los fondos del Presupuesto Participativo se encuentren seguros para ser ejercidos sin contratiempos por el próximo gobierno que encabezará Lía Limón (PAN-PRI-PRD).

En una rueda de prensa, denunciaron la nula aplicación del ejercicio presupuestal del trienio 2019-2021, con la administración morenista. Temen opacidad en el Presupuesto Participativo, bienio 2020-2021, aún no ejercido y que iría en perjuicio de la población.

Expusieron que Layda Sansores, echo la culpa a la pandemia de su pésima administración, ya que hoy los espacios públicos de la alcaldía se encuentran abandonados, con falta de servicios y carentes de luminarias.

Asimismo, hubo dispendios y un claro ejemplo son las escaleras eléctricas construidas en una barranca, en la colonia Estado de Hidalgo (con una inversión de entre 100 a 190 millones de pesos), que hoy se muestran como un monumento a la corrupción y una manifestación de insensibilidad hacia la ciudadanía. Están destinadas a convertirse, en corto tiempo, en una obra inservible, afirman.

Salvador García Juárez, en su calidad de presidente del Consejo Nacional de Defensa a la Ciudadanía, expuso –en entrevista- que en 2020 estaban programados mil 763 proyectos de presupuesto participativo, y para 2021, mil 758 adicionales que, ya suman un total de tres mil 521 obras que deberán realizarse, refirió.

García Juárez, explicó a este reportero que, en Álvaro Obregón, se realizan obras a toda prisa y de pésima calidad: ’podemos entender que en la alcaldía ya se hizo necesario justificar el cuantioso presupuesto asignado pues a pesar de gozar del presupuesto más alto de la historia: aproximadamente 3 mil 800 millones de pesos, no se justifica en la realidad con podas de árboles y parches mal puestos en calles y vialidades’, asentó.

Exhortó a toda la sociedad para integrar los Comités de Ejecución y los Comités de Vigilancia del Presupuesto Participativo, y dejar atrás la apatía para que participen en este importante proceso. ’Hay que cerrar las puertas a vivales, oportunistas y corruptos en los proyectos millonarios de este fondo’, acotó.

El dirigente social en su calidad de integrante de COPACO en Álvaro Obregón, destacó que las Comisiones de Participación Comunitaria son órganos de representación ciudadana, electos de manera democrática en las urnas por los vecinos. ’Somos un vínculo con las autoridades para contribuir a solucionar problemas de nuestras comunidades, siendo electos para el periodo 2020-2021, lo que nos hace responsables en la vigilancia de la aplicación del presupuesto participativo en el mismo periodo’, detalló.

Añadió que el Presupuesto Participativo, son los recursos que los vecinos de aproximadamente mil 500 colonias en la CDMX pueden ejercer al año en proyectos, con el objetivo de mejorar su comunidad. Indicó que anualmente el monto asignado al presupuesto participativo en 2020, fue el equivalente al 3.25% y en 2021 al 3.50% del presupuesto de la capital, mismo que seguirá incrementándose en 0.25% el próximo año hasta cerrar en el 4%, correspondiente al presupuesto anual la ciudad.

Salvador García recordó que en reunión reciente sostenida entre representantes de Copacos en Álvaro Obregón y funcionarios de la alcaldía, se solicitó una audiencia con el alcalde sustituto Alberto Esteva, o con el director de Participación Ciudadana y zonas territoriales, con la finalidad de establecer un compromiso con la administración saliente, a fin de garantizar que los fondos se encuentren seguros y sean ejercidos sin contratiempos por el próximo gobierno. ’Petición de la cual, hasta el momento no se ha obtenido ninguna respuesta’, lamentó.

Salvador García Juárez, también en su calidad de presidente del Consejo Nacional de Defensa a la Ciudadanía, afirmó que no se puede tener tranquilidad si se pretende desaparecer el presupuesto participativo, cuando una realidad es que en la administración de Layda Sansores se evidenció una mínima aplicación del mismo.

Layda Sansores –agregó-, durante su campaña electoral como alcaldesa en 2018, prometió que la zona más alta de Álvaro Obregón tendría escaleras eléctricas para facilitar los ascensos de los vecinos. Esta obra, ofreció la política, beneficiaría a los habitantes de 18 colonias; además de favorecer, principalmente, a adultos mayores y personas con discapacidad. Sin embargo, otra es la realidad.

Hoy, estas escaleras son poco usadas, no están diseñadas para ser utilizadas por personas con discapacidad; y no responden a las necesidades de los adultos mayores y, solo operan 9 horas al día.

El dirigente social nacional calificó como un gasto excesivo el costo de dicha obra, de casi 100 millones de pesos, según cifras oficiales; sin embargo, el diputado Jorge Triana del PAN –en el tiempo de inauguración de las escaleras- afirmó que su costo real fue de 190 millones de pesos.

’Es imposible justificar el gasto de 100 o 190 millones de pesos de los recursos públicos de los ciudadanos obregonenses en obras que no sólo resultan superfluas, sino inservibles para la población. Es un gasto excesivo en una colonia, como muchas otras más que padecen carencias tan básicas como luminarias, recolección de basura, inseguridad, etcétera’, asentó.

Para comprobar estas afirmaciones, Salvador García mostró fotografías de obras urbanas accidentadas en toda la alcaldía. Asimismo, señaló que muchos de los integrantes de las Comisiones de Participación Comunitaria, desde el primer año del trienio, solicitaron la reparación de banquetas, guarniciones, baches, entre otras necesidades vecinales.

Señaló que los enlaces designados por la alcaldía se encargaban de tomar notas para su pronta atención, pero en 2020 y 2021 todo se agravó, ya que estos mismos funcionarios informaban que las obras estaban detenidas por la pandemia. Hoy, estas mismas peticiones siguen sin avance, denunció.

Explicó que en los últimos meses, personal contratado por la alcaldía se encuentra realizando obras a toda prisa y de pésima calidad. De igual manera, para comprobar su afirmación, presentó fotografías en las que se muestran obras recientes con fallas evidentes en la calidad de los trabajos.

El representante de los órganos vecinales en Álvaro Obregón y presidente del Consejo Nacional de Defensa a la Ciudadanía, insistió en su exhorto a toda la sociedad para integrar los Comités de Ejecución y los Comités de Vigilancia del Presupuesto Participativo, y dejar atrás la apatía para que participen en este importante proceso. ’Hay que cerrar la puerta a vivales, oportunistas y corruptos en los proyectos millonarios de este fondo’, acotó.

Cabe dar a conocer a los dirigentes ciudadanos participantes en la rueda de prensa: Antonio Olvera, presidente de Fuerza Ciudadana por los Derechos Humanos; María Isabel Villafán presidenta de la Confederación Nacional de Ciudades A.P.N.; Fernando Sánchez, presidente de organización Fernando Sánchez; Betza Madai, y Jorge Alarcón, presidenta y secretario General de JB Alcaldes; David Hernández, presidente de Ciudadanos Unidos por los Derechos Humanos; Rufino Vargas y Sabina Dorantes representantes de COPACO en Álvaro Obregón; Javier Rodríguez, Secretario General FCDH; José Palomino, director de Alianza Nacional de Organizaciones en Defensa de los Derechos Constitucionales.

Layda Sansores: indigente de la política

Cabe señalar que medios informativos nacionales y locales han dado cuenta de cómo en Campeche, la mano oficial logró el triunfo de Morena en las pasadas elecciones de junio del 2021, para arrebatar la gubernatura al PRI de Alejandro Moreno, mejor conocido como ’Alito’.

Layda Sansores, dejó un cochinero en la alcaldía de Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, con la complacencia de los legisladores locales morenistas que, ante una pésima administración e índices de corrupción, aún así la dejaron ir para competir por la gubernatura de Campeche.

Asimismo, está documentada una investigación periodística de un noticiero de televisión de cómo en junio de 2018, se evidenció a la entonces Senadora Layda Sansores al destapar una serie de gastos excesivos, aludiendo esta que estaban relacionados con su labor legislativa.

La entonces legisladora con licencia (del PT), y quien buscaba (y logró) ser la alcaldesa de la alcaldía Álvaro Obregón en la Ciudad de México, no tuvo empacho en facturar gastos personales con cargo al Senado, como: blancos, electrodomésticos, ropa de diseñadora, maquillaje, tintes para el cabello, la despensa y hasta juguetes para sus nietos.

Sin embargo, aunque siga frotándose las manos Layda Sansores, los dirigencias nacionales de los partidos PAN (Marko Cortés), PRI (Alejandro Morreno) y PRD (Jesús Zambrano), que conformaron la alianza Va por México, exigieron la nulidad y la reposición del proceso electoral en esta entidad por infinidad de anomalías con una elección extraordinaria.

No hay duda que es una indigente de la política.

guillermo.pumageneracion1979@gmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor