1

2,810 vistas

Enero 16, 2021 22:30 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Ministro japonés, Taro Kono, alerta sobre posible anulación de la justa

+»Todo puede ocurrir», dice Taro Kono ante la nueva ola de Covid-19

+El COI «debe estar pensando en un plan B, en un C o lo que sea», considera

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/Agencias).– Con la lacónica frase ’todo puede ocurrir’, Taro Kono, ministro japonés, colocó un oscuro velo de duda a la realización de los Juegos Olímpicos de Tokio, aplazados de 2020 a este año, ya que Japón vive una nueva ola de coronavirus.

El ministro de la Reforma Administrativa y persona clave del gobierno no excluye la eventualidad de que se anulen, pues la capital japonesa y otros 10 departamentos decretaron estado de urgencia hasta el 7 de febrero para intentar frenar la pandemia.

Las declaraciones de Kono contradicen la postura oficial del gobierno y del comité organizador local. Ambos han indicado reiteradamente que los Juegos tendrán lugar de forma sana y segura.

Los organizadores no respondieron a las declaraciones de Kono, pero en un comunicado subrayaron que el primer ministro Yoshihide Suga expresó su resolución de realizar los Juegos.

«La situación en torno al Covid-19 cambia a cada momento», reconoce el texto. «Prevemos que la serie de medidas que está aplicando el gobierno de Japón, así como el de Tokio y otras autoridades de las prefecturas, ayudará a mejorar la situación, agrega.

Kono insinuó que asistirán pocos aficionados y que la atención se centrará en los 15 mil 400 deportistas olímpicos y paralímpicos que llegarán a Japón, junto con decenas de miles de funcionarios, jueces, voluntarios y la prensa.

«Por eso, desde ahora hasta el verano (boreal), cualquier cosa es posible», añadió.

«El Comité Olímpico (Internacional) debe estar pensando en un plan B, en un C o lo que sea. Es decir, la situación no es sencilla. Debe haber un respaldo», enfatizó.

El Comité Organizador del magno evento se mantiene optimista ante el panorama, pese a los costos por la postergación a este año, que se calculan en 2,800 millones de dólares, cantidad que debe sumarse a la inversión inicial de 12,300 millones, es decir, los juegos más caros de la historia, superando a la edición de Londres en el 2012.

Pese a la llegada de vacunas a Japón en los próximos meses, el apoyo de la población nipona en favor de la cita veraniega se ha reducido. Un reciente sondeo en el archipiélago mostró que 80 por ciento de las personas interrogadas piensan que los Juegos deberían ser aplazados de nuevo o simplemente anulados.

Medios locales citaron a la ministra encargada de los Juegos, Seiko Hashimoto, anunciando que Japón había decidido suspender una exención que permite a los deportistas extranjeros entrar en el país para entrenarse incluso durante el estado de urgencia.

Los atletas japoneses podrán volver al país, pero tendrán que someterse a una cuarentena de 14 días a su regreso. Queremos que la prioridad sea salvar vidas Por lo que, como medida preventiva para eliminar riesgos, vamos a reforzar nuestra primera línea de defensa, señaló Hashimoto.

La prohibición de acceso para los deportistas extranjeros no residentes en Japón afectará a los equipos profesionales de beisbol y futbol, que se preparan para iniciar la temporada.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor