1

2,716 vistas

Enero 08, 2021 02:33 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Condena y críticas por el asalto al Capitolio de Estados Unidos

+»¿Te imaginas si fueran negros?», preguntan sobre la turba en Washington

+Responsabilizan al presidente Donald Trump de los hechos

+Porque arengó a los manifestantes, blancos en su mayoría, para impedir que se confirmara su derrota

+También los basquetbolistas se lanzan contra el racismo y la injusticia contra la comunidad afrodescendientes

+Además, equipos hacen patente su indignación porque la fiscalía no presenta cargos contra el policía que disparó a Jacob Blake

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- Los disturbios en Washington –azuzados por el presidente Donald Trump– que dejaron cuatro muertos, 14 policías heridos, dos de ellos de gravedad, se otean como un parteaguas en Estados Unidos, en todos los ámbitos de la vida nacional, deporte incluido. Y que cimbraron al mundo. De entrada, la voz de los profesionales de la NBA volvió a escucharse con fuerza a través de todos los campos. Ahora para condenar, de manera unánime, la revuelta y el asalto al Capitolio, ocurrido este miércoles.

Trump incitó a sus seguidores en un mitin, diciéndoles que nunca aceptarán la derrota electoral, poco antes de que se produjeran los hechos. Sus partidarios marcharon hacia el Capitolio mientras el Congreso verificaba los resultados del colegio electoral que convirtiesen a Joe Biden en el 46 presidente del país, y que intentaban impedir.

Incluso, redes sociales como Twitter o Facebook tomaron una iniciativa casi inédita al decidir en las últimas horas bloquear las cuentas del mandatario saliente de EU. Y quien dejará el poder el próximo 20 de enero.

De la misma manera que entrenadores y jugadores de la NBA condenaron y denunciaron la injusticia racial y la actuación policial mientras estuvieron en la burbuja de Orlando, esta vez lo hicieron a través de todo el país, donde se disputaron 11 partidos.

Más crítico y directo fue el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, quien antes del partido que su equipo disputó frente a Los Ángeles Clippers, en San Francisco, dijo que el único responsable de lo sucedido era Trump.

«Las mentiras del robo de las elecciones que salieron de su boca influyeron directamente e incitaron al asalto al edificio del Capitolio», denunció Kerr.

Lo sucedido, puntualizó, ’es un recordatorio de que la verdad importa y no se debe permitir seguir engañando a la gente con mentiras permanentes durante cuatro años y más desde el poder».

Kerr es un destacado activista, apasionado por establecer leyes que prohíban la posesión de armas de fuego, y la lucha en pro de la justicia social.

Es miembro del grupo de la NBA que el verano pasado formó el comité de Entrenadores para la Justicia Racial. Entre otros miembros del comité dirigido por el entrenador Lloyd Pierce (Atlanta), Gregg Popovich (San Antonio) y Rivers (Philadelphia).

Kerr también alabó la gran labor realizada por la liga femenina (WNBA) y los jugadores de la NBA que permitieron que Georgia pudiesen ganar los dos puestos de senadores que estaban en poder de los republicanos y Biden lograse ocho millones de votos más que Trump en las pasadas elecciones presidenciales.

«Es asombroso que los deportistas de hoy, jugadores de la WNBA, de la NBA, de todos los deportes diferentes, se sientan cómodos y confiados al decir lo que piensan», subrayó Kerr.

Además, enfatizó, ’tratando de ayudar a crear un cambio en este país en áreas donde sienten que el cambio es necesario. Es muy, muy inspirador».

Antes de comenzar el partido, los jugadores de Warriors y Clippers se arrodillaron mientras sonaba el himno nacional y llevaron puestas las camisetas «Black Live Matter».

Una de las primeras voces que se escuchó fue la del entrenador de los Philadelphia 76ers, Doc Rivers, que en su día fue invitado a hablar en un mitin de Joe Biden después de que el presidente electo usara sus palabras en un discurso de octubre, llamando a la unidad racial en Gettysburg, Pensilvania.

Rivers volvió a denunciar a la multitud desenfrenada del miércoles en Washington, aunque advirtió que «prevalecerá la democracia».

«Lo diré porque no creo que mucha gente quiera: ¿Te imaginas hoy si todos fueran negros, asaltando el Capitolio y lo que ha sucedido?», preguntó Rivers.

Para él, reconoció, ’es una imagen que vale más que mil palabras para que la veamos todos. Es algo que debemos tener en cuenta, una vez más, sin perros policía que atacan a la gente, ni garrotes golpeando a la gente. Gente escoltada pacíficamente fuera del Capitolio. Demuestra que puedes dispersar a una multitud pacíficamente, supongo», argumentó Rivers con ironía.

El nuevo entrenador de los Sixers, antes del partido que su equipo disputó y ganó por 141-136 a los Washington Wizards, dijo:

«Como un hombre negro mayor, he visto perros policía desatados contra la gente, y luego ves hoy donde no hay nada, y esa es una emoción que tengo, ¿verdad?».

Un comunicado conjunto que dieron a conocer los Boston Celtics y los Miami Heat poco antes de dar inicio el partido que les enfrentó este miércoles, secundó sin pretender a Rivers:

’2021 es un año nuevo, pero algunas cosas no han cambiado’.

Insistió en el trato diferente recibido por los manifestantes en favor de Trump y los que se movilizaron hace unos meses contra el racismo y la barbarie policial.

Criticó:

’Jugamos el partido de esta noche con el corazón apesadumbrado después de la decisión de ayer en Kenosha, y sabiendo que los líderes políticos tratan de manera diferente a los manifestantes en la capital de nuestra nación según de qué lado estén en ciertos temas.’

Abundó:

’La drástica diferencia entre la forma en que los manifestantes esta primavera pasada y el verano fueron tratados y el aliento dado a los manifestantes de hoy que actuaron ilegalmente solo muestra cuánto trabajo más tenemos que hacer’.

Los jugadores explicaron los motivos que les llevaron a disputar el partido, ganado por los Celtics (105-107):

’Hemos decidido jugar para tratar de dar una alegría a la gente. Pero no debemos olvidar las injusticias en nuestra sociedad, y continuaremos usando nuestras voces y nuestra plataforma para resaltar estos problemas y hacer todo lo posible para trabajar por una América más igualitaria y justa’.

Otro motivo de su indignación, y el de otros equipos que también protestaron escuchando los himnos previos a sus partidos con una rodilla en el suelo, caso de los Celtics y Miami, es que la fiscalía ha decidido no procesar a ninguno de los agentes que intervinieron el pasado mes de agosto en Kenosha (Wisconsin). Uno de ellos tiroteó por la espalda a Jacob Blake, un hombre negro de 29 años.

Entonces, los jugadores de Milwaukee reaccionaron boicoteando el partido que debía enfrentarles a Orlando el 27 de agosto, en una acción sin precedentes.

La NBA suspendió los partidos durante tres días y pactó con el sindicato de jugadores una serie de acciones contra el racismo, y destinaron una importante cantidad económica para apoyar las causas sociales.

Redoblaron así el compromiso que ya habían mostrado cuando la mayoría de componentes de todas las plantillas de la NBA regresaron a finales de julio, tras el parón por la pandemia, arrodillados mientras sonaba el himno en protesta contra el racismo y la injusticia tras la muerte de George Floyd, el 25 de mayo, en un violento arresto en Minneapolis.

(Con información de los portales 20minutos.es y elpaís.com)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor