1

1,698 vistas

Mayo 03, 2020 13:29 hrs.

Jorge Treviño › diarioalmomento.com

Periodismo Estados › México Estado de México


Texcoco Méx.- Cada año, el 3 de mayo es una fecha en la que se celebran los principios fundamentales de la libertad de prensa. Esta fecha brinda la oportunidad de evaluar la libertad de prensa a nivel mundial, de defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, así como de rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el desempeño de su profesión.

Este año, el énfasis recaerá en la toma de medidas para garantizar un periodismo independiente. Este llamamiento se dirige a todos los que tienen un papel que desempeñar en este ámbito: gobiernos, periodistas y medios de comunicación, poder judicial y sector jurídico, empresas de Internet, sociedad civil, círculos académicos y jóvenes, entre otros.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa de 2020 se centra en los éxitos logrados en la mejora del periodismo profesional y su fundamento en las entidades mediáticas independientes.

La independencia es un elemento clave de la Declaración de Windhoek sobre la Promoción de una Prensa Africana Independiente y Pluralista (1991), la cual llevó a las Naciones Unidas a proclamar el Día Mundial de la Libertad de Prensa en 1993.

En la Declaración se reconoce que la libertad de prensa requiere no solo leyes que ofrezcan garantías sólidas de libertad de expresión, sino también condiciones que velen por el pluralismo de los medios de comunicación y permitan un periodismo con independencia editorial.

En ese sentido es urgente que en el Estado de México se promulgue una Ley de Protección del ejercicio periodístico, está en la agenda legislativa desde hace años, por lo que representa una deuda pendiente del gobierno para con los periodistas, los medios, comunicadores sociales y en general con la sociedad mexiquense.

Hasta el momento únicamente la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México ha instrumentado acciones y actuaciones claras, enfocadas a la defensa de las personas dedicadas a la labor informativa, la creación de una Visitaduría adjunta especializada, emisión de un protocolo y el uso de aplicaciones virtuales para casos de urgencia.

Sólo con un marco legal de protección que garantice ejercer la libertad de expresión, para recabar, difundir información, pensamientos y opiniones de forma plenamente libre, se logrará reducir sustancialmente las agresiones y agravios a los derechos humanos cometidos contra los jornalistas y medios de comunicación.

En el Estado de México, sin duda, se realiza un periodismo valiente, también existe un firme y plural debate para el trabajo imparcial, lo que falta, urge, es la aprobación de una ’Ley que defina la protección para los periodistas mexiquenses’.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor