1

2,352 vistas

Diciembre 11, 2020 21:59 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Pugna entre cinco hijos reconocidos y seis con pedido de filiación

+Forman parte del proceso sucesorio que comenzó hace días con traspiés y escándalos

+Según la revista Forbes, su patrimonio sería de entre 10 y 40 millones de dólares

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/Agencias).- Como se oteaba: la muerte del astro del futbol Diego Armando Maradona, a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, el pasado 25 de noviembre, en Buenos Aires, Argentina, no puso fin a su controversial historia de vida. Sigue sin descansar en paz la Mano de Dios.

Una fortuna incalculable y repartida por el mundo, cerca de 60 demandas en la justicia civil y cinco hijos reconocidos y seis con pedido de filiación forman parte del proceso sucesorio que comenzó hace días con traspiés y escándalos. Se calcula que sus vienes podrían ascender a 40 millones de dólares.

’Este proceso empezó torcido, con conflictos familiares, juzgados que se declararon incompetentes y trámites mal iniciados, uno por pedirse fuera de la jurisdicción y otro por hacerlo antes los nueve días de ‘luto y llanto’ que exige la ley’, explicó el abogado Mauricio D’Alessandro.

’No sé si no están suficientemente dolidos o quisieron ser los primeros de la fila, pero es una cosa demencial, porque van a poder participar todos del expediente, y no sólo los cinco (hijos) reconocidos, también los supuestos herederos’, añadió el abogado que trabajó varios años con el ex futbolista.

Maradona reconoció a cuatro hijos en Argentina y a uno en Italia, durante su etapa en el club Nápoles.

Tuvo otros cuatro descendientes en Cuba, cuando se radicó en la isla para realizar un tratamiento para recuperarse de sus adicciones, de acuerdo con datos difundidos por el abogado Matías Morla.

En Argentina, además, se hicieron dos reclamos de paternidad ante la justicia en 2019.

El juzgado tiene el ADN en resguardo para comparar con cualquiera que se considere hijo y acompañe sus dichos con ciertas pruebas, indicó D’Alessandro.

Según el portal argentino infobae.com, la ley protege a los herederos forzosos (ascendientes, descendientes o cónyuge), quienes tienen derecho a recibir siempre una porción de los bienes del difunto: se denomina ’porción legítima’.

En el caso de los hijos está fijada en las dos terceras partes de los bienes.

En su tierra natal, Maradona tiene la mítica propiedad de Segurola y Habana, y además un departamento extra. También cuenta con otra propiedad más moderna en Puerto Madero.

Además está la casa de Rocío Oliva y su familia en Bella Vista, adquirida por él y posteriormente cedida a su ex pareja. Tanto la casa en el barrio cerrado Campo de Roca, en Brandsen, como la del Tigre, donde murió, son alquiladas.

Maradona poseía cuatro automóviles en la Argentina, pero también le quedaron dos muy costosos en Dubai: un Rolls Royce Ghost, valuado en 300.000 euros, y un BMW i8, tasado en 145.000. A ninguno de los dos los llegó a vender antes de la disputa de la Copa Mundial de la FIFA de Rusia 2018, cuando dejó Dubai.

’En esa época recibió muchos regalos costosísimos; habría que valuar uno por uno’, explicaron a Infobae desde el círculo íntimo del Diez.

Su lista de bienes se extiende hasta Bielorrusia, donde tuvo una fugaz experiencia como presidente honorario del Dínamo Brest. En este exótico destino le regalaron un anillo de brillantes valorado en 300.000 euros, que se transformó en una de las cábalas en su paso por Gimnasia y Esgrima La Plata.

También le obsequiaron una camioneta de lujo Overcomer Hunta, con chasis de fibra de vidrio y tanque de combustible de 100 litros, que puede navegar a razón de 8 kilómetros por hora.

Ese activo está en Brest, donde a pesar de que Diego Maradona no ejerció su función, conservaron su lujoso presente.

Aunque Diego hizo mucho dinero durante su época de jugador, sus ingresos se multiplicaron también cuando el abogado Matías Morla se convirtió en su apoderado.

Fue en esta última etapa que el ex astro argentino firmó algunos contratos jugosos: con Konami (por el PES), con una marca de indumentaria deportiva, tiene escuelas de fútbol que llevan su nombre en China.

Posee inversiones en Cuba (entre ellas, un hotel) y también en Italia, donde el nexo con sus negocios es Stefano Ceci, un fanático que viajó al Caribe para conocerlo y terminó transformándose en una persona vital de su círculo íntimo.

La justicia argentina, en ese caso no tendrá una tarea fácil: resulta muy difícil calcular con exactitud la fortuna de un hombre que ha producido una herencia legendaria, y más si el cálculo de su producción se quisiera hacer retroactivo, iniciando la cuenta desde los 15 años, cuando debutó en la Primera de Argentinos Juniors y dio inicio a su mágica trayectoria deportiva.

Según la revista especializada Forbes, el patrimonio del campeón del mundo en México 1986 sería de entre 10 y 40 millones de dólares.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor