1

1,712 vistas

Marzo 01, 2020 14:02 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Primera edición atlética de 350 kilómetros que se realizará 8 y 7 de marzo

+Participarán atletas de Canadá, Estados Unidos, Francia y Alemania

+Convocada por el gobierno mexicano para celebrar medio milenio de deporte y gastronomía

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- Moctezuma Xocoyotzin fue Tlatoani–emperador, máximo jerarca de los mexicas (aztecas) –una de las principales tribus prehispánicas– entre 1502-1520. Tenía un gusto exquisito. Una de sus características del fasto gastronómico era que solía comer pescado fresco todos los días, traído por corredores de acero –llamados ’painanis’– del estado de Veracruz, a casi 400 kilómetros de distancia.

Porque no sólo eran afectos, también, a la antropofagia, según la historia no oficial.

Su dominio y tradición culinaria de productos del mar, fueron sepultados en 1521. Sucedió tras de que los aztecas fueron vencidos por las fuerzas de Hernán Cortés, apoyado por otras etnias que se revelaron contra el poderoso imperio mexica.

Bernal Díaz del Castillo –conquistador español, explorador y militar– describe a Moctezuma en su libro Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España como un hombre de unos cuarenta años, de buena estatura y proporcionado.

Tenía pocas carnes y cabello no muy largo, solo le cubría las orejas, barba negra y rala.

A pesar de su rostro alegre, sus ojos expresivos podían denotar amor o menester de gravedad. Se bañaba cada tarde. Nunca utilizaba su ropa más de un día; tenía muchas mujeres por amigas y dos cacicas por legítimas mujeres.

Contaba con doscientos principales en otras salas junto a la suya para atenderlo. Tenían que ir descalzos al visitarlo y dirigirse con las palabras: «Señor’, ’mi señor’, ’mi gran señor», sin darle la espalda y con la vista clavada en el piso.

Era tal el nivel de nobleza del Tlatoani, que se le llama la Mesa de Moctezuma a la forma y lugar en la que él mismo consumía sus alimentos, a manera de un magnífico ritual.

La abundancia de platillos que se encontraba en este banquete refleja gran parte de lo que hoy en día es la cocina mexicana, una de las más reconocidas a nivel mundial.

La Mesa de Moctezuma representa más que solo la cocina azteca y la perfección por el buen comer. Muestra el dominio del arte culinario antiguo, pues para poder tener los ingredientes más frescos y exquisitos se necesitaban de vías y acuerdos de comercio con las otras civilizaciones a la periferia del territorio azteca.

Un ejemplo clarísimo representando el poderío de los mexicas era el hecho de que Moctezuma acostumbrara comer pescado fresco. Esto tomando en cuenta que la costa más cercana al emperador estaba a 400 kilómetros de distancia.

Para lograr esta hazaña, Moctezuma tenía a su disposición un grupo de férreos corredores elite llamados ’painani’ quienes transmitían la información, con protocolo ceremonial y religioso. Iban ricamente vestidos y dada la importancia y categoría del asunto.

Este rol era asumido por hijos de familias nobles.

Los ’painanis’ estaban consagrados al dios Paynal (que algunos traducen como ’corredor’). Es por esto que la palabra painani viene a significar ’correr rápido’, ’corredor que corre’, ’correr ligero’ o ’corredor liviano’.

Moctezuma entonces, posicionaba a una serie de ’painanis’ desde la costa de Veracruz hasta la ciudad de Tenochtitlán –una suerte de postas– para que pudieran ’relevar’ el pescado fresco lo más rápido posible hasta la mesa del emperador.

Se deduce que debían portar en canastos varios kilos de peces pasa trasladarlos lo más rápido posible bajo el sol abrasador.

Existe la posibilidad que había relevos cada cinco kilómetros. Por lo que llegar a Tenochtitlan levaba un tiempo de unas 28 horas con 56 minutos. Y todo el trayecto era a través de agrestes caminos de cerros y montañas. Todo indica que corrían descalzos.

Para honrar esa historia, el titular de la Secretaría de Turismo de México (Sectur), Miguel Torruco, anunció que del 6 al 7 de marzo próximo, se realizará la primera edición de la Carrera Pescado de Moctezuma entre Tecolutla, Veracruz y la antigua ciudad de Teotihuacán.

Esta novedosa carrera de relevos será en honor a la historia que cuenta que al emperador azteca le gustaba comer pescado fresco y contaba con corredores élite llamados ’Painanis’, quienes recorrían una distancia cercana a los 350 kilómetros desde las costas veracruzanas hasta la capital del imperio, para saciar los antojos de Moctezuma.

Los nuevos ’painanis’ saldrán de Tecolutla con un chip, que representará al pescado y marcará los tiempos.

Se espera de una participación de más de mil 100 corredores y unas 250 personas de apoyo.

Torruco informó que a pesar de ser la primera edición en realizarse, lo novedoso del evento llamó la atención a corredores de Canadá, Estados Unidos, Francia y Alemania, los cuales ya confirmaron su participación.

Se calcula que el evento arrojará una derrama económica de cuatro millones de pesos en las poblaciones por las que pasen los competidores y será apoyado por varias dependencias de gobierno como la Guardia Nacional, la Secretaria de Educación Pública (SEP) y los gobiernos de los estados de Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y Estado de México.

Además de los ’painanis’ se contempla la presencia de 100 ciclistas y 150 caminantes en una ruta que de acuerdo a Torruco, es la más parecida a la que se utilizaba hace más de 500 años.

En la página del evento se informa qué hay dos formatos de competencia, con equipos de seis corredores o con 12 ‘painanis’. También habrá segmentos controlados y segmentos abiertos.

En el segmento controlado habrá etapas de entre cinco o 15 kilómetros; el resto del equipo se adelantará en su transporte se realizará el relevo al final del tramo.

En el segmento abierto el ‘painani’ será acompañado por sus compañeros en el transporte y podrán hacer el relevo en el momento que el equipo lo decida.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor