Se corona mexicana en el Abierto de Taekwondo de Bulgaria - María del Rosario Espinoza, medalla de oro tras el abandono de la británica Rebeca McGowan - Cuauhtémoc - diarioalmomento.com

1

2,698 vistas

Marzo 09, 2021 00:02 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Ganadora de tres medallas olímpicas y otras tantas mundiales

+En Tokio, anhela llegar a sus cuartos JO

+Jesús Castillo gana Copa del Mundo Powerlifting, en Bogotá, Colombia

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/Agencias).- Retorno triunfal, apoteósico, tuvo María del Rosario Espinoza --33 años de edad-- al ganar el Abierto de Taekwondo en Sofía, Bulgaria, tras el retiro de la británica Rebecca McGowan, después de un año sin competir por la pandemia del coronavirus.

Para llegar a la disputa del título de la categoría de menos de 73 kilogramos, la única mujer mexicana ganadora de tres medallas olímpicas y mundiales, era la segunda sembrada en el certamen búlgaro. Dejó en el camino a la alemana Yanna Schneider (5-4), quien era la tercera clasificada, en la semifinal.

Previamente había vencido a la española Carlota Zanoni (3-2) y la serbia Nina Perisic (15-5), luego de pasar bye la primera ronda, después de un año sin competir por la pandemia del coronavirus.

’En el torneo vine de menos a más, ya que experimenté sensaciones que hace mucho tiempo no tenía con respecto a la competencia. Pasó un año sin competir en eventos internacionales", explicó María, quien suma 10 puntos en el ranking olímpico y mundial.

Fue un certamen, reconoció, "donde había muchas rivales, pero lo disfruté mucho; estuve muy enfocada y concentrada, siguiendo las instrucciones de mi entrenador Alfonso Victoria y se consiguió el objetivo".

McGowan no se presentó al combate. Por lo que María disfrutó las mieles del triunfo en un torneo en el que ya había subido al podio en ediciones anteriores. Pero que ahora tiene un significado especial porque anhela llegar a sus cuartos Juegos Olímpicos en Tokio.

La sinaloense tendrá que esperar entre mayo y junio cuando dispute la evaluación interna en la categoría de +67 kilogramos para saber si ella o su paisana, Briseida Acosta, que dio el lugar para el país, será la que irá a la justa japonesa.

Briseida, quien también reapareció en los tatamis internacionales en suelo búlgaro, quedó fuera en su primer combate ante Lorena Brandl por marcador de 26-4 en la división de más de 73 kilogramos. La alemana sucumbió en la final frente a la medallista olímpica de Río 2016, la británica Bianka Walkden por 15-8.

’El nivel de esta competencia fue bastante alto. El equipo mexicano estuvo bien, vimos a una María que impuso su experiencia, y a Briseida, que técnicamente se ve muy fuerte. Pero tendrá que ir perfeccionando su distancia. Ahora, ya podemos enfocarnos en el trabajo que estaremos desarrollando rumbo a Tokio’, analizó Victoria, entrenador nacional, cuando restan cuatro meses de la cita veraniega, donde tiene pasaje asegurado Carlos Sansores en más de 80 kilogramos.

Hace casi un año Jane Valencia dio un lugar histórico para la lucha olímpica femenil mexicana que hará su debut en Tokio. La jalisciense, madre de una pequeña que radica y entrena en Pensilvania, confirmó lo que ganó en Ottawa al proclamarse ayer campeona nacional en los 57 kilogramos estilo libre y su pase al Mundial de Bulgaria.

La otra plaza, en varones, la ratificó el queretano José Andrés Vargas en los 77 kilogramos estilo grecorromano, en el selectivo realizado en Guadalajara.

En tanto, el medallista paralímpico y mundial José de Jesús Castillo se adjudicó la presea de oro en la Copa del Mundo de Powerlifting en Bogotá, Colombia, en su regreso a las competencias luego del triunfo en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019.

Castillo hizo tres levantamientos de 205, 210 y 215 kilogramos para llevarse la victoria en la categoría de más de 107 kilos y ratificar el pasaje a Tokio.

(Foto cortesía de la agencia Jam Media)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor