Se necesita ayuda para los transportistas: OIT - Plataforma Laboral - Benito Juárez - diarioalmomento.com

1

3,016 vistas

Marzo 20, 2021 13:13 hrs.

Armando Téllez Flores › diarioalmomento.com

Empresas Estados › México Ciudad de México


SE HAN CREADO POR LA PANDEMIA COMPLEJOS PROBLEMAS SOCIALES Y ECONOMICOS PARA LOS CONDUCTORES, POR LO QUE EL SECTOR TRANSPORTE SE HA VISTO MUY AFECTADO

+El racismo es un tema sindical señala la CSI

+Se disparan precios de la canasta básica

Los riesgos relacionados con la infección, el robo y la cuarentena, combinados con el cierre de las instalaciones de bienestar y otras restricciones, han creado complejos problemas sociales y económicos para los conductores y las empresas de transporte por carretera durante la pandemia de COVID-19.

El sector del transporte por carretera se ha visto muy afectado por la pandemia de COVID-19 , y será fundamental adoptar medidas urgentes si se quieren resolver los problemas financieros y de trabajo decente del sector, según la especialista en transporte de la OIT, Alejandra Cruz Ross.
Los gobiernos, las organizaciones de trabajadores y de empleadores, y otras partes implicadas en la cadena de suministro del transporte por carretera – cargadores, receptores, compradores de transporte e intermediarios – tendrán que trabajar juntos para hacer frente a la crisis de manera eficaz, dijo.

"Los camioneros... que entregan equipos médicos y otros artículos de primera necesidad, deben estar adecuadamente protegidos", dijo el Director General de la OIT, Guy Ryder.

En algunos países, los gobiernos han clasificado a los camioneros como trabajadores clave o esenciales y los han eximido, al igual que a otros trabajadores de la logística, de las restricciones por la pandemia.

La Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU), la asociación mundial de la industria del transporte por carretera, que representa a 3,5 millones de empresas de transporte, ha advertido de que la estructura del sector lo hace especialmente vulnerable a los problemas financieros, ya que está compuesto en gran medida por propietarios-operadores, contratistas independientes y micro y pequeñas empresas.

Los paquetes de rescate y las medidas de apoyo deben adaptarse a estas realidades, si se quiere evitar una ola de quiebras, advirtió la IRU.

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), que representa a 19 millones de trabajadores del transporte, cita una serie de problemas de trabajo decente a los que se enfrentan los camioneros, creados o exacerbados por las restricciones del COVID.

Los camioneros han experimentado largos turnos de trabajo, ya que algunos gobiernos relajan las normas sobre el tiempo de trabajo y/o de conducción. Se han producido largos tiempos de espera y discriminación relacionados con la cuarentena obligatoria o el cierre de los puertos de entrada terrestres. Algunos lugares de embarque y recepción tienen instalaciones inadecuadas, incluyendo la falta de acceso a agua fresca y baños.

Según James P. Hoffa, Presidente de la sección de transporte por carretera de la ITF, los camioneros han desempeñado un papel crucial para mantener en movimiento las cadenas de transporte mundial durante la pandemia. "Los camioneros están siendo reconocidos como héroes por mantener los estantes abastecidos y los hospitales suministrados", dijo.

Los riesgos laborales también han aumentado, como la violencia relacionada con el robo de cargamentos de productos esenciales y farmacéuticos, y la escasez de equipos de protección personal. Algunos camioneros también se enfrentan a dificultades financieras como consecuencia de la reducción de las tarifas de los fletes, la incertidumbre sobre la cobertura de los seguros y la inadecuada protección social de los conductores independientes o informales….

EL RACISMO ES UN TEMA SINDICAL. DECLARACION DE LA CSI

En el curso del último año, la pandemia de la COVID-19 ha puesto de relieve en toda su magnitud la necesidad de arrancar de raíz y eliminar con toda urgencia las desigualdades sistémicas y los sistemas de opresión que han persistido durante tanto tiempo en el seno de nuestras sociedades y en el mundo del trabajo.

Desde los pueblos indígenas y los de ascendencia africana en las Américas hasta las personas negras y sudasiáticas en Europa y las minorías raciales y étnicas en Asia, las comunidades marginadas han perdido sus ingresos y medios de vida y han pagado un desproporcionado tributo de vidas a la pandemia.

Aun antes de la pandemia, las personas racializadas tenían menos probabilidades de tener un acceso adecuado a la protección social y a servicios públicos de salud y atención de calidad y estaban asimétricamente representadas en empleos mal pagados y precarios, también en aquellos sectores considerados ’esenciales’, tales como la salud y la atención, la limpieza, el transporte y el comercio minorista de alimentos, a menudo sin una protección laboral adecuada o sin ninguna protección.

Aun cuando algunos han explotado cínicamente la pandemia para promover una retórica racista y discriminatoria, no se les ha permitido acaparar la palestra para dominar el discurso público. El resurgimiento del movimiento Las vidas negras importan-Black Lives Matter a raíz de la muerte de Breonna Taylor, George Floyd y otros ciudadanos a manos de autoridades policiales o vigilantes de extrema derecha, es una garantía de que la justicia racial se mantenga en la agenda durante la crisis actual y más adelante.

La efusión de solidaridad mundial para el movimiento BLM en 2020, así como otras derrotas importantes para la extrema derecha en Grecia y Austria demuestran la eficacia del movimiento internacional contra el racismo y a favor de la justicia social. Muchas de estas campañas han sido encabezadas por la próxima generación de activistas, que es esencial para la viabilidad actual del movimiento antirracista y es una satisfacción que la ONU se centre en las voces de la juventud para el celebrar el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial de este año, el 21 de marzo.

Para los sindicatos, aunque la lucha contra el racismo y la xenofobia en todas sus formas no es nueva, la acción sindical es ahora más urgente que nunca. Los sindicatos han estado organizando y negociando para luchar contra el racismo en el trabajo, demostrado por las actuales disparidades en materia de salud y seguridad, de salarios y condiciones laborales para las trabajadoras y los trabajadores racializados. También han llevado a cabo charlas, actividades de formación y sensibilización entre sus miembros en su esfuerzo por eliminar el racismo sistémico entre sus filas y en el mundo del trabajo. El desmantelamiento de los sistemas racistas debe formar parte de un Nuevo Contrato Social para construir un futuro inclusivo, socialmente justo y resiliente para todas y todos.

Este Día Mundial contra el Racismo, la CSI está presente al lado de los sindicatos en todos los lugares del mundo, en el movimiento Un mundo contra racismo y con todos los activistas y movimientos antirracistas para luchar contra todas las formas de discriminación que afectan a las personas racializadas, tales como la negrofobia, la islamofobia, el antisemitismo, el maltrato de las comunidades romaníes, así como los sentimientos antimigrantes y antirrefugiados.

Este fin de semana, los días 20 y 21 de marzo, una su voz en línea y/o en eventos solidarios manteniendo la distancia física de seguridad en todo el mundo: https://worldagainstracism.org/march-2021/map-of-actions/

SE DISPARAN PRECIOS DE LOS PRODUCTOS DE LA CANASTA BÁSICA EN 81.82%, EN PROMEDIO

La CTM publicó en su medio de comunicación que la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), dio a conocer los resultados del monitoreo de precios de los productos de la canasta básica, realizado del 15 de febrero al 15 de marzo en la Ciudad de México, Tlaxcala, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Guanajuato, Estado de México y Tabasco, en donde informa que dichos precios registraron un aumento de hasta 81.82%, en promedio.

Y alertó que ante la escalada de precios que registran los productos elementales de la canasta básica, el 62% de las familias admiten que ya no les alcanza su ingreso para adquirir estos productos.

Los productos elevaron sus precios de la siguiente manera: 81.82% limón; 80% aguacate; 42% chile serrano; 57.59% frijol; 57% tomate; 50% lentejas; 23% azúcar; 16% huevo; 11% tortilla; 5.56% harina de trigo; entre otros. Destaca que aunque la previsión que hiciera el Banco de México, de que la inflación se dispararía en el segundo trimestre de este año, ’está ocurriendo desde ahora’, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

Asimismo, detalló que en enero la inflación fue de 3.54%, en febrero de 3.84% y en marzo de 4%, debido al incremento de las gasolinas, cuyo precio ya rebasa los 20 pesos por litro, factor que encarece el abasto y suministro de los productos en el mercado nacional.

También otros factores que animan este proceso inflacionario es la inestabilidad de la paridad del peso frente al dólar, el factor estacional y las restricciones comerciales por pandemia, lo cual genera las condiciones para la carestía de la vida en México; no es un asunto menor, al contrario, es un foco amarillo en la agenda nacional.

Resaltó que ’están por las nubes los precios de las proteínas (puerco, res, pollo, mariscos); granos (frijol, maíz, lentejas, arroz, habas); frescos (tomate, limón, chiles, aguacate); abarrotes (atún, harina, azúcar); de higiene y aseo personal.

Es un aumento generalizado de precios en el mercado, prácticamente no hay un segmento que no lo haya resentido, acabando de complicar al poder adquisitivo de los consumidores. A la gente no le alcanza para comprar los productos de la canasta básica, 62% de los mexicanos no tienen para comprar los alimentos esenciales’, aseguró.

Por ello, dijo, que los consumidores cambiaron su consumo a los productos genéricos y a granel, sabedores que son de menor calidad y que ofrecen una mayor merma, pero es lo que pueden comprar y les permite mantener su consumo esencial.

Aunque también, dichos productos han entrado a la carrera alcista elevando sus precios hasta un 10%, de tal forma que ya no son tan asequibles y los consumidores no encuentran a dónde hacerse, por lo que cada vez dejan de adquirir más productos esenciales, sacrificando la calidad de su alimentación diaria.

La crisis alimentaria que atraviesa la sociedad mexicana es una parte de la factura económica que está cobrando la pandemia de Covid-19 a un año de padecer la ofensiva de este letal virus, subrayó el dirigente.

Hizo un llamado ’al Gobierno Federal y a las fuerzas productivas a coordinarse y encontrar la mejor manera de ayudar a la población más vulnerable y desprotegida del país para que logren solventar los gastos que deriven de su manutención’, indicó Rivera.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor