1

1,550 vistas

Junio 22, 2020 08:02 hrs.

Gregorio Almazán Hernán dez › diarioalmomento.com

Derechos Humanos Nacional › México Ciudad de México


En el marco de la conmemoración del Día del Padre, la Secretaría de Gobernación, a través del Consejo Nacional de Población (Conapo), subrayó la importancia de la participación activa de los hombres en el cuidado y crianza de sus hijas e hijos.

Destacó que dicha participación, además de brindar estímulos para el desarrollo durante la niñez, reduce la brecha de desigualdad de género, abona a la conformación de hogares igualitarios en la distribución de las actividades propias de la casa y de cuidados, contribuye a la disminución de la violencia en los mismos y al desarrollo de nuevas masculinidades.

Como resultado de patrones culturales, algunos hombres consideran como elemento principal de la paternidad proveer de recursos económicos a sus familias, sin embargo, también implica mantener una presencia activa en un clima de diálogo y respeto en la vida de las niñas y niños y crear espacios de convivencia, incluso cuando no se vive en el mismo hogar, con lo que se influye positivamente en su desarrollo, se contribuye a la mejora de su autoestima, habilidades sociales y bienestar psicológico.

De acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal 2015, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se estima que una tercera parte de la población masculina en México era padre de familia, es decir 20.5 millones.

En promedio los padres tenían 44 años de edad, sólo el 0.1 por ciento eran menores de 18 años; 15.8 por ciento tenían entre 18 y 29 años; el 52.3 por ciento estaban en el rango de 30 a 49 años de edad; el 25.8 por ciento entre 50 y 69; y solo el 5.9 por ciento tenían 70 años y más. De éstos sólo cinco de cada cien eran solteros, el resto estaban casados o en unión libre.

En 2015, la mayoría de los padres (86 de cada 100) realizaban alguna actividad económica; y 5 de cada 100 eran jubilados o pensionados. Su preparación principalmente era básica (59.2 por ciento); solo 15 de cada cien contaban con una licenciatura, y únicamente dos de cada cien tenían estudios de maestría o superiores.

De aquellos que realizaron alguna actividad en apoyo a sus familias, solo el 22.2 por ciento de los padres emplearon al menos una hora a la semana en atender a alguna niña o niño sano menor de 6 años y 65 de cada cien señalaron que no dedicaron tiempo para limpiar su casa, lavar o planchar ropa de los demás.

Además, a través de los datos de la Encuesta de la Dinámica Demográfica (Enadid), es posible saber que en 2018 el 72.3 por ciento de los hogares en el país estaban dirigidos por un hombre, entre ellos, siete de cada diez eran nucleares, donde destacan aquellos conformados por el jefe, su cónyuge y al menos una hija o hijo (74.9 por ciento).

En México la mayoría de la población menor de 15 años de edad vive con ambos padres (86.5 por ciento); el 12.2 por ciento vive sólo con la madre; mientras que 1.3 por ciento habita sólo con el padre, debido a los patrones culturales y en cierta medida a las disoluciones conyugales o bien el resultado de la mayor mortalidad de estos (viudez).


VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor