Siguen sin convencer súper ‘Ratones Verdes’, pese a goleada sobre Honduras - México gana 3-0 a un frágil rival - Cuauhtémoc - diarioalmomento.com

1

1,622 vistas

Octubre 12, 2021 01:53 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Con goles de Sebastián Córdova, Rogelio Funes Mori e Hirving Lozano, en el Estadio Azteca

+Persiste el grito homofóbico

+Retoma cima del octagonal al vencer en la quinta fecha del Octagonal Final de Concacaf

+Laxas medidas de seguridad en el Estadio Azteca

+Campanazo de Panamá; gana a EU

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/Agencias).- Por la ciega pasión que despiertan, suelen exacerbar los juicios sobre los súper Ratones Verdes: ni son muy buenos si ganan y ni muy malos cuando pierden. Ni lo uno ni lo otro. Viven eternizados, hace décadas –quizá cinco– en una justa medianía.

Y quedó demostrado anoche cuando el Tri recuperó la cima del octagonal eliminatorio de la Concacaf, rumbo a Qatar 2022, al imponerse 3-0 ante un endeble Honduras –que terminó con 10 hombres–, ante más de 70 mil personas en el estadio Azteca.

Los goles fueron anotados por Sebastián Córdova (18′), Rogelio Funes Mori (76′) e Hirving Lozano (86), quienes se encargaron evitar una actuación vergonzante como la observada ante Canadá, donde también destacaron Jesús Manuel Corona y Raúl Jiménez, principales generadores de futbol anoche.

Mientras Guillermo Ochoa tuvo, literalmente, un día de campo bajo los tres palos de su arco, Luis López, guardameta hondureño, detuvo la inmisericorde metralla del Tri y aceptó tres anotaciones.

Porque la goleada pudo ser histórica.

Ante un rival limitado, México arrancó jugando con soltura en el estadio Azteca. Hizo florituras sobre el césped: sombreritos. Pases de tacón. Rodó el balón a placer, más de cuatro o cinco toques que arrancaron a coro los oles de una tribuna dispuesta a aplaudir todo.

Entre el primero y el segundo gol del tricolor tuvieron que pasar pasmosos 67 minutos. La escuadra mexicana navegó en un mar de claroscuros. Hubo momentos que los aficionados sacaron sus celulares para distraerse del soporífero espectáculo.

Al minuto ocho el grito de gol se ahogó en la garganta después de que Raúl Jiménez, desde la derecha, hizo impecable envío con toque de tres dedos hacia Hirving Lozano, el Chucky apareció puntual frente a segundo poste, pero cruzó de más su cabezazo.

Fue hasta el minuto 17 cuando de nuevo llegaron los tricolores en gran marejada, Jesús Tecatito Corona se topó con el puntual rechazo del guardameta, y ni Lozano ni Jiménez pudieron contrarrematar. Tuvo que llegar desde atrás Sebastián Córdova para definir con un poderoso disparo: 1-0.

Los catrachos estaban abrumados. Pero la suerte no les dio totalmente la espalda. Porque al 20 de acción, el poste izquierdo se interpuso ante un cabezazo de Raúl Jiménez; sin embargo, apareció el juego rudo y el Chucky recibió un golpe en la frente que el árbitro no observó.

Minutos después, a Luis Chaka Rodríguez le pisaron el empeine.

Aplausos arrancó Jiménez al 36’ tras aplicar un sombrerito a un rival antes de servir para Lozano, la acción se frustró por la anticipación del zaguero Kevin Álvarez. Nuevos disparos del Chucky y de Córdova hicieron las delicias del público; Hirving tuvo una opción gigante al 45’; hizo un soberbio disparo, pero el portero López lució con extraordinaria atajada.

El estratega de Honduras realizó un par de cambios al arranque del complemento para apuntalar su ataque con las entradas de Elis Alberth y Alexander López; no obstante, su esquema se resquebrajó cuando al 49’ Maynor Figueroa tacleó a Raúl Jiménez en una jugada en la que escapaba al frente.

El silbante le mostró el cartón rojo.

El grito ’¡México, México…!’ y el cántico del Cielito lindo buscó impulsar desde el graderío a los pupilos de Gerardo Martino, quienes lucían con la mesa puesta.

Sin embargo, lejos de mejorar, el equipo se pasmó ante un rival que no tuvo más remedio que parapetarse en la retaguardia y cerrar espacios.

Los avances no prosperaron y aparecieron aisladas silbatinas, indicativo para el Tata Martino, quien echó mano de su banca: metió a Orbelín Pineda, Alexis Vega y Rogelio Funes Mori. Retiró a Sebastián Córdova, Raúl Jiménez y a un deslucido Jesús Tecatito Corona.

México siguió tocando la puerta enemiga sin éxito.

Fue hasta el minuto 75, cuando Edson Álvarez estrelló el esférico en un poste, un atento Funes Mori contrarremató para imponer el 2-0, un alivio para los tricolores, que el miércoles visitan a El Salvador.

El Chucky Lozano jamás bajó los brazos y por fin tuvo su recompensa al 85’, en triangulación con Orbelín, quien le devolvió de tacón para que el jugador del Nápoles soltara tremendo riflazo para el 3-0 que desató la fiesta en el coloso de Santa Úrsula.

México es líder con 11 puntos, Panamá llegó a ocho, al igual que Estados Unidos. Canadá, que empató sin goles en su visita a Jamaica, es cuarto con siete unidades. Costa Rica levantó la cabeza al imponerse en casa por 2-1 a El Salvador y tiene seis puntos por cinco de los salvadoreños. Honduras acumula tres y Jamaica es último con dos.

Laxa seguridad

La selección mexicana volvió a presentarse ante su público en el estadio Azteca con un antecedente nada positivo: el último juego en ese inmueble fue un América-Pumas que dejó conflictos entre porras y un video viral de un aficionado que presuntamente ingresó un arma de fuego a la zona de palcos, critica en su edición de hoy el diario El economista

Pero esto no fue motivo para que la seguridad del estadio fuera reforzada en unidades ni protocolos, refirió un guardia de forma anónima:

’Aquí el ambiente es mucho más tranquilo que en un partido de Liga MX porque todos vienen a apoyar al mismo equipo, si al caso hay un par de trancazos pero ya, no pasa de eso, no como un clásico nacional o capitalino’.

Explica que son cerca de 1,500 empleados de su empresa, la misma cantidad para los partidos de América y Cruz Azul como local en liga.

En el estadio Rommel Fernández, Panamá sorprendió al derrotar al equipo de las barras y las estrellas gracias a un gol al minuto 54 del mediocampista Aníbal Godoy para vencer por 1-0, propinándole el primer revés a la selección estadounidense en partidos por las eliminatorias mundialistas.

(Con información del diario La Jornada)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor