1

772 vistas

Septiembre 08, 2020 22:02 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+La liga española está por encima de los jugadores, dice su presidente Javier Tebas

+Volverá a vestir la camiseta blaugrana después del infausto 2-8 ante Bayern Munich

+Todo indica que ni Luis Suárez ni Arturo Vidal lo acompañarán

+Lio quedará libre el 30 de junio de 2021 sin en lastre de la cláusula de rescisión de 700 millones de euros

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).-En un océano de tensa calma y mar de incertidumbre –donde un llamativo tatuaje en su pierna izquierda acaparó las miradas–, Lionel Messi se incorporó ayer a los entrenamientos del Barcelona, casi dos semanas después de su reciente intento infructuoso de abandonar al conjunto azulgrana que cimbro al mundo del futbol, en todos los rincones de planeta.

En su primera sesión de trabajo en la ciudad deportiva Joan Gamper, bajo las órdenes del nuevo técnico culé, Ronald Koeman, el astro argentino practicó en solitario como marca el protocolo sanitario de la Liga de España, ya que necesita someterse a una segunda prueba de detección de coronavirus para poder participar en los entrenamientos grupales.

La semana pasada, el delantero faltó a las primeras prácticas como una señal de que había decidido salir del club.

El viernes anterior, Messi concedió una explosiva entrevista al portal Goal.com, en la que anunció que continuaría en el Barça para evitar ir a la justicia para protestar por la exorbitante cláusula de rescisión de 700 millones de euros.

De paso, acusó al presidente del cuadro blaugrana, Josep Maria Bartomeu, de haber incumplido su promesa de dejarlo ir si ese era su deseo, como se lo había externado durante todo el año.

El atacante argentino regresa al club que lo vio crecer, a principios del presente siglo, y presumiblemente lo hará sin su amigo Luis Suárez, y sin Arturo Vidal, con los que el técnico Koeman no cuenta para la siguiente campaña y que podrían continuar sus carreras en el futbol italiano.

La última vez que Messi fue visto con los colores azulgranas fue en los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa, cuando el Bayern Múnich, a la postre ganador del título, eliminó al Barça con un vergonzantemente histórico 8-2.

Su decisión de quedarse podría afectar al conjunto culé, en el que sólo permanecería la temporada 2020-2021 que está a punto de comenzar. En enero del próximo año, Messi será autorizado a entrar en negociaciones con otros clubes, y a partir del 30 de junio quedará libre de todo contrato.

Ahora la superestrella culé deberá ganarse de nuevo la confianza del grupo, así como del técnico Koeman, con el que, según medios españoles, su relación dista de ser idílica.

Si la Pulga logra destensar la cuerda con el entrenador, y siempre y cuando que no arroje resultado positivo por coronavirus, podría regresar a las canchas este sábado en el amistoso de pretemporada contra el Gimnastic de Tarragona. O, en su defecto, cuatro días más tarde ante el Girona (Segunda División).

En tanto, Javier Tebas, presidente de la Liga de España, reconoció que en dicho circuito existió preocupación ante la posible salida de Messi del Barcelona.

No obstante, dejó en claro que se ha trabajado varios años para que el certamen esté por encima de cualquier club o jugador, incluso del astro argentino.

’Preocupación sí, seria no. Queremos tener a Leo siempre. Es el mejor jugador en la historia del futbol, lleva 20 años en nuestra competición y me gustaría que terminara su carrera aquí’, expresó.

Era preferible, argumentó, ’que siguiera con nosotros a que se fuera a otro torneo. Llevamos trabajando bastantes años para que la Liga como marca e institución esté por encima de jugadores y clubes. Que sea una pasión a nivel nacional e internacional.

El directivo habló así durante la presentación virtual de la edición 90 del certamen, el cual iniciará el próximo viernes con el duelo entre Granada y Athletic de Bilbao.

Agregó que la inminente salida de Messi del Barcelona en la siguiente campaña no afectaría los contratos de transmisión del torneo ibérico.

’En nuestra estrategia tenemos vendidos los derechos a nivel internacional para las próximas cuatro temporadas y 90 por ciento del valor económico. Que se marche no va a afectar a esa cantidad’, detalló.

Finalmente, Tebas reconoció que por ahora es complicado decir cuándo podrá regresar la afición a los estadios españoles; no obstante, confió en que esto ocurrirá a finales de este año o a principios de 2021, con la aplicación de la vacuna del Covid-19.

’Es una pregunta difícil y la solución no le corresponde a la Liga. Ver los estadios como antes no será algo posible hasta la existencia de una vacuna y espero que eso pueda ser en febrero o marzo. Ya varios gobiernos han anunciado que en diciembre se podrán estar aplicando y ese sería el inicio del fin de este mal sueño’, estableció.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor