Todo se te pierde, todo se te olvida?

1

2,010 vistas

Agosto 08, 2022 00:51 hrs.

Ana Victoria Castillero Ley › diarioalmomento.com

Salud Estados › México Estado de México


• Una recomendación de los científicos que desarrollaron el Omega 5 con
nanotecnología es empezar con su consumo lo antes posible, antes de que el
cuerpo, pero en especial el cerebro, empiecen a sufrir el deterioro proveniente
de la oxidación natural por el paso de los años.

Ecatepec Méx .- Debemos tener claro que con el ejercicio, tanto físico
como mental, tendremos una mejor calidad de vida. Es muy importante saber que el cerebro
es una especie de músculo, y como tal, tenemos que ejercitarlo, pues de no hacerlo, se
atrofia, y por tanto, es muy probable que tengamos graves problemas durante el resto de
nuestra vida, sobre todo en las etapas finales de la misma.

’Es fundamental ejercitar nuestro cerebro, porque eso hará que haya un mayor flujo de
sangre, lo cual nutre mejor a este órgano; y también, tenemos que alimentarlo de tal forma
que le demos con mucha frecuencia la posibilidad de desarrollar nuevas informaciones’,
expresa el doctor Samuel Serfati, director general de la Biolife, distribuidora de GranaGard
en México.

Aunado a lo anterior, debemos de alimentar el cerebro todos los días, con nuevos retos y
datos que aprender y retener. De ahí la recomendación general de estar siempre
aprendiendo cosas nuevas, como idiomas o habilidades que nunca hemos podido
desarrollar en el pasado.

Además es necesario crear un ambiente óptimo, para que este órgano se desarrolle de la
forma más ideal, porque por ejemplo, no es lo mismo trabajar en una oficina limpia y
ordenada a trabajar en un lugar sucio y desordenado. Por el contrario, es preciso tener un
orden y un buen sitio de trabajo.

Tener actividades saludables es fundamental, sobre todo en la época actual, donde el estilo
de vida sedentario que llevamos en las ciudades tiene una repercusión directa en nuestro
cerebro, porque además nos alimentamos mal, y por si fuera poco, ahora estamos todo el
tiempo frente a la pantalla de cualquier dispositivo electrónico.

Nuestra dependencia al teléfono celular y otros dispositivos ha ocasionado la pérdida de
las funciones cerebrales de una forma más acelerada que en alguna otra época de la
humanidad. Así es, en la actualidad la gente dejó de hacer su ejercicio cerebral, porque
todo lo tiene en su teléfono móvil o lo busca en Google para saber cualquier cosa de
inmediato, sólo tiene que dar click y listo.

Hoy en día, la gente ya no memoriza un teléfono o una dirección, incluso de sus seres
queridos. Para ir de un sitio a otro utilizamos aplicaciones, como Waze, al igual que para
un sinfín de tareas. Todo ello ha hecho que como seres humanos ya no ejercitemos la
retención de datos, como hacían las generaciones previas.

Para contrarrestar los efectos de estos malos hábitos es recomendable tomar suplementos
alimenticios, que nos ayuden a suplir las carencias de la falta de ejercicio físico y mental, e
incluso, la mala alimentación de varios días de la semana.

Investigaciones recientes han encontrado que el Omega 5 con nanotecnología -producto
100% natural, derivado de la granada y desarrollado científicamente en Israel-, puede
ayudar a cuidar nuestro cerebro desde edades tempranas.

’La nanotecnología es hacer tan pequeñas esas sustancias, como el Omega 5, que puedan
llegar al cerebro, el cual suele tener muchas barreras, pero con la nanotecnología puede
penetrar esos obstáculos y llegar a las neuronas, que son las células cerebrales y darles el
beneficio de una buena alimentación’, puntualiza el doctor Samuel Serfati.

A medida que la persona va envejeciendo el cerebro disminuye de tamaño, pero este
suplemento alimenticio, el Omega 5 Nanoemulsionado, puede coadyuvar a retrasar el
envejecimiento, con el fin de lograr, de alguna forma, retroceder al estadio anterior de
nuestro cerebro.

Al tomar el Omega 5 con nanotecnología, se empiezan a ver los cambios a las pocas
semanas de consumirlo. Se nota que el cerebro trabaja mejor, está más ágil y tiene mucha
más energía, con una mayor capacidad que no tenía antes.

Para explicar la función cerebral con una analogía muy ilustrativa, es que la memoria de
corto plazo es como una pila de hojas, en donde cada hoja es un recuerdo y las que están
encima son las que se van volando primero; las de abajo, en cambio, son los recuerdos
antiguos, los que se conservan. Eso pasa en nuestro cerebro con la memoria de corto plazo
y la memoria de largo plazo, lo cual está asociado a algunas enfermedades que aceleran
este proceso de perder la memoria de una forma temprana, como la diabetes, la
hipertensión y las dislipidemias, entre otras.

Para nadie es un secreto que el cerebro es un órgano muy complicado, y por tanto, hay que
tener mucho cuidado con él, así que aunque suene obvio decirlo, lo principal es llevar un
estilo de vida saludable, para empezar a protegerlo, porque todos los días tenemos
procesos oxidativos que van matando paulatinamente las neuronas, que es donde se
almacena nuestra memoria.

Los especialistas recomiendan reaprender cosas que antes hacíamos bien como seres
humanos, por ejemplo, practicar ejercicio diario, tanto físico como mental, con el fin de
forzarnos a memorizar: grabarnos palabras, frases o imágenes y ponernos a prueba. Es
preciso que cada día hagamos ejercicios mentales, como el Sudoku, crucigramas o
aprender nuevos idiomas, practicar rutas nuevas para llegar a nuestro trabajo, etcétera,
todo lo cual mantendrá activo el cerebro y desarrollará la memoria.

La memoria son el conjunto de conexiones entre neuronas, así que entre más vínculos
hagamos y más fuertes sean esos lazos, mejor será nuestra capacidad de retención. Una
dieta recomendada por muchos médicos para cuidar nuestra memoria, y por ende, nuestros
recuerdos, es la famosa dieta mediterránea, la cual está plena de vegetales verdes, además
de salmón, atún, verduras, granos, aceite de oliva, pan integral, vino tinto, etcétera.

El envejecimiento es un proceso natural del cual no hay nadie que se pueda librar. Sin
embargo, el Omega 5 con nanotecnología puede retardar dicho proceso, de tal manera que
podemos extender por mayor tiempo nuestra vida con una memoria óptima. Avanzar en
edad es inevitable, pero el deterioro sí es posible evitarlo.

Avanzar en la edad no se puede cambiar, porque todavía no ha habido nadie capaz de
retroceder o detener el tiempo, pero lo que sí es posible hacer es tener una mejor calidad
de vida, mediante un cambio en el estilo de vida y una dieta saludable.

Y es que empezar a tener pérdida de memoria, aunque sea mínima, puede ser el inicio de
un camino hacia enfermedades neurodegenerativas más complicadas, como el Parkinson
o el Alzheimer, entre otras.

En suma, concluye el doctor Serfati, director general de Biolife: ’Debemos empezar desde
la edad temprana de la vida el cuidado general de nuestro cuerpo, pero en especial el del
cerebro, con el fin de evitar que progresen muchas de estos padecimientos
neurodegenerativos, que al principio podrían parecer insignificantes, pero se van sumando
y son signos de alerta que uno debe tener en cuenta’.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor
Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.