1

11,876 vistas

Mayo 02, 2019 20:58 hrs.

Alfonso Aya › Mundoejecutivo

Economía Internacional › Colombia


El mundo está cambiando, cada vez son más las personas que se están mudando a las grandes ciudades para formar parte de una comunidad que les brinde la oportunidad de ser algo más grande que ellos mismos, y por esa búsqueda, se estima que para el 2050 el 70% de la población del mundo vivirá en las grandes ciudades.

En este camino, la aparición de WeWork en el mercado, ha venido generando un impacto de desarrollo a nivel global, pues está creando a través de sus 450.000 miembros y 50.000 empresas un efecto económico positivo en los barrios, municipalidades y en ciudades alrededor del mundo.

Por ello, en asociación con HR&A Advisors, firma de investigación y desarrollo económico líder en la industria, realizó un estudio para rastrear el impacto de su comunidad en las personas, las empresas, y las ciudades de todo el mundo. Está consultora ha sido asesora de otras empresas como Airbnb, NBCUniversal, Google y World Bank Group.

En esta oportunidad, el Reporte de HR&A, justifica el cambio que está teniendo el mundo laboral con cifras que dejan muy en claro la manera en la que se está transformando el estilo de vida de las personas dentro de las ciudades. Se menciona que para el 2025, más del 60% del PIB global será generado por aproximadamente 600 ciudades. Esto demuestra la importancia que están tomando las metrópolis en el mundo, convirtiéndose en el centro de desarrollo de las personas, los negocios y las empresas.

De igual forma, como parte del contexto que se plantea en el estudio, se afirma que para el 2020 el 51% de la fuerza laboral a nivel mundial, estará en manos de los millennials, aquella generación nacida entre 1984 y el año 2000. Esta influencia de las nuevas generaciones en el mundo empresarial, está ocasionando una interrupción en la automatización que se venía manejando sobre la manera en la que las personas se dedicaban a un mismo trabajo toda la vida y no exploraban pasiones diferentes o diversificaban sus labores. Como resultado de esta disrupción, el Reporte afirma que para el 2030, aproximadamente 800 millones de personas necesitarán buscar nuevas ocupaciones diferentes a los trabajos que desempeñan hoy en día.

Siendo esto así, HR&A centra su reporte en el rol que una empresa como WeWork juega dentro de esta sociedad en proceso de cambio, tanto a nivel global como local, teniendo en cuenta el tipo de ecosistema que ofrece, donde el trabajo colaborativo prima sobre todas las cosas entre los diferentes miembros, ya sean grandes o pequeñas empresas, y el efecto de desarrollo que genera en las zonas en las que opera.

A nivel global
Respecto al análisis internacional que hace el reporte, sobre el impacto que tiene WeWork en las ciudades donde llega para tener operación, se encontró que la empresa es una de las principales fuentes de negocios y activación de zonas comerciales en donde localiza cada edificio en las ciudades. El 70% de los miembros a nivel global, no solían trabajar en los barrios donde están localizados los edificios de WeWork; esta llegada de personas, ha traído un crecimiento en la actividad comercial y las compras que se realizan en las tiendas y restaurantes locales, pues ha hecho que este porcentaje busque vivienda cerca a su sitio de trabajo. Todo esto, promoviendo un mayor movimiento y estabilidad económica en las zonas en donde WeWork tiene presencia.

De igual forma, así como crecen las ciudades crecen también los negocios. El 76% de los miembros a nivel global, pertenecen a la economía de innovación.

En cuanto a la contribución económica que hace la compañía en las 101 ciudades donde tiene presencia, WeWork contribuye con $122.3 mil millones del PIB mundial ($74.8 mil millones directos y $47.5 mil millones indirectos), aproximadamente el tamaño de la economía de ciudades como Vancouver, Dublín o Austin. Este aporte se puede ver reflejado en el valor que tiene la empresa en cada ciudad, en cuanto al número de trabajos creados por el número de miembros en cada edificio. La economía de WeWork tiene un multiplicador económico de x1.7, lo que significa que por cada miembro de la comunidad, se generan otros 0.7 empleos en cada locación.

En total, WeWork genera un estimado de 680 mil empleos a nivel mundial (400 mil miembros + 280 mil empleos generados aparte).

Además de esto, HR&A, evaluó el impacto socio-ambiental que ha generado la compañía respecto a las costumbres de movilidad sostenible que han adoptado los miembros de la comunidad. El 76% de los miembros de WeWork a nivel mundial, hacen utilizan formas de transporte público sostenible (bicicletas, scooters transporte público eléctrico, caminar), y el 40% de los miembros que normalmente hacían uso de sus carros para ir al trabajo diariamente, han cambiado su medio de transporte por opciones más amables con el medioambiente debido a la influencia del modelo WeWork y su mentalidad de apoyar el entorno en el que se encuentran.

A nivel Colombia
A nivel local, los impactos que ha tenido la compañía desde su llegada en 2017 también han sido significativos. El Reporte recogió a nivel local, la manera en la que WeWork con sus 6 edificios en la capital ha influenciado la vida de los bogotanos, en cuanto al crecimiento empresarial, el impacto en las zonas en las que se encuentran los edificios y la generación de conciencia ambiental que están incentivando en la ciudad.

HR&A evidenció que en el país, un 82% de los miembros están enfocados en un modelo de economía para la innovación. Este enfoque económico ha contribuido a que el promedio de crecimiento entre las pequeñas y medianas empresas miembros de WeWork sea de un 24%, comparado con un -2% de las compañías que no hacen parte de la comunidad.

De igual forma, respecto al impacto que han generado los edificios en cada sector al que llegan, se evidenció que el 66% de los miembros no habían trabajado en estas zonas antes de ser parte de WeWork. Esto ha generado un crecimiento importante en el movimiento del comercio en los sectores y la estabilidad económica respecto al consumo y las compras que se hacen en las tiendas aledañas a las locaciones. Una muestra de esto la da el hecho de que el 32% de los miembros visiten diariamente comercios cercanos durante sus jornadas laborales. Sumado a esto, el 10% de las 5.000 personas que ahora son miembros de la comunidad en Bogotá, han decidido mudarse a zonas cercanas a los edificios desde que son miembros de la compañía.

Respecto al aporte económico de la compañía en el país, WeWork contribuye con un total de COL $477.521.400.000 del PIB nacional (COL $410.211.800.000 directos y COL $67.309.600.000 indirectos). Lo anterior, evidencia el impacto que está teniendo este nuevo modelo de trabajo en Colombia y la manera en la que está sirviendo de apoyo para el desarrollo empresarial, tanto de empresas pequeñas como de grandes multinacionales con proyecciones hacia el exterior. En este momento el 31% de las empresas que hacen parte de WeWork son pertenecientes a la reconocida lista de las Fortune 500.

Así mismo, la generación de empleo en el país desde que la compañía comenzó a posicionarse ha reflejado resultados muy interesantes.

En Colombia, la economía de WeWork tiene un multiplicador económico de 1.2x lo que significa que, por cada miembro de WeWork, se generan 0.2 empleos. Lo anterior significa que en total, la compañía ha generado aproximadamente 7000 empleos en el país (5600 miembros + 900 empleos extra generados).

Finalmente, continuando con sus valores por el cuidado del medio ambiente, la compañía ha conseguido que el 69% de sus miembros hagan uso de formas sostenibles de transporte en su día a día y que el 31% de los miembros que acostumbraban a usar el carro para asistir al trabajo diariamente, cambiaran su medio de transporte por opciones más sostenibles como la bicicleta, scooters o el transporte público masivo, desde que entraron a WeWorK.

Además de otras iniciativas de alcance global como la decisión de la compañía de erradicar los plásticos de un solo uso de sus operaciones diarias, reciclar y reutilizar los insumos en beneficio de las poblaciones más necesitadas.

Para cerrar el informe el estudio indica que lo que la gente quiere del trabajo está cambiando y lo que esperan de la vida también.

Ese es el valor de WeWork, que al trabajar junto con las ciudades y nuestras comunidades podemos reimaginar no solo la forma en la que trabajamos, sino también cómo vivimos y crecemos, y al hacerlo, ayudamos a nuestras al desarrollo de nuestras ciudades y a que sean cada vez más sostenibles.

"Es muy gratificante ver que nuestro trabajo está teniendo un impacto directo no solo en los miembros de nuestra comunidad sino también en nuestras ciudades. Este estudio demuestra cómo el lugar de trabajo puede fomentar el intercambio de conocimientos, la colaboración y la innovación y, a su vez, fomentar el crecimiento económico", dijo Karen Scarpetta - Country Manager para WeWork Colombia.

Con este estudio la compañía demuestra cómo se ha convertido en un aliado estratégico de las ciudades para fomentar su desarrollo, innovación y sostenibilidad, ayudando con el objetivo de convertirse en ’ciudades inteligentes’.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor