1

1,047 vistas

Enero 12, 2024 00:44 hrs.

Yair López Portillo › tabloiderevista.com

Política ›


La periodista regiomontana se dio cuenta que dejó de serle útil al régimen * La encomienda presidencial fue ir a dinamitar NOTIMEX… y nada más * Ahora está obligada a sustentar sus dichos con pruebas; involucró a varios personajes CAZARON AL CAZADOR.

- Como tantos otros que en su momento, con el pecho henchido de orgullo, presumían su cercanía con el Presidente López Obrador y que éste los había considerado para integrar el primer círculo de afectos y colaboradores del tabasqueño, Sanjuana Martínez Montemayor creyó que este amor duraría hasta que la muerte los separe.
Como en las bodas, pues. Pero no. No fue así. La realidad es que los políticos no tienen amigos, sólo tienen aliados… y peones. Y ésta inescrupulosa y muy poco ética periodista regiomontana fue, para el Primer Mandatario, solamente un peón más. Se le encomendó una misión, enterrar y darle los santos óleos a la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (NOTIMEX) y ya. Y ella lo sabía.

Pero lo que no sabía era que apenas concluyera con su encomienda, sería desechada y desterrada del proyecto cuatrotero y, con una patada acomodada ya saben dónde, la enviaron lejos, muy lejos.

Por eso se ardió, por eso perdió la vertical y por eso escribió lo que publicó en el diario oficialista ’La Jornada’. Así que, en una última intentona por acercarse de nuevo a Andrés Manuel (y también por lavarse las manos, como Pilato), decidió hacer un salpicadero monumental, inventando una trama (porque eso es lo que es, un invento, hasta que demuestre sus dichos con pruebas tangibles) en la que salieron a relucir los nombres de personas cercanas al Presidente.

LA TRAICIÓN COMO DIVISA.- A lo largo de toda su vida profesional, Sanjuana Martínez se acostumbró a sembrar tormentas y a cosechar tempestades.

Aquellos que la conocen de cerca aseguran que es una mujer poco equilibrada emocionalmente y traicionera… muy traicionera. Y con el papelón que está protagonizando en estos momentos lo está dejando muy en claro. Así pues, con la sonrisa burlona y petulante que jamás ha borrado de su rostro, aceptó la más ruin de las tareas sólo para quedar bien con el Presidente: Asestar los golpes finales a NOTIMEX y así demoler a la agencia informativa más importante del país y que desde 1968 era la fuente de ingresos de más de 300 familias mexicanas y que en su época de mayor auge no sólo era la fuente de abrevamiento de muchísimos nacionales, sino también extranjeros.
Sin empatía y sin el menor pudor, Sanjuana llegó como directora general a cobrar un sueldazo por no hacer nada y, en lugar de conciliar, de terminar con una nota positiva el ciclo laboral de reporteros, fotógrafos, corresponsales y personal administrativo y operativo, concediéndoles lo que por ley les correspondía, prefirió maltratar, denostar, ignorar, humillar y burlarse de todos ellos.

Y arrasó con todos. Hasta con los suyos: Trabajadores de base, sindicalizados, eventuales, personal con antigüedad y de reciente ingreso… ¡hasta con los esquiroles! MENUDO LÍO.

- Otro tema polémico y que la señora Martínez está obligada a aclarar y a comprobar es que, de acuerdo a lo que publicó en ’La Jornada’, a los trabajadores de NOTIMEX se les diezmó para apoyar campañas políticas morenistas: 20% de su liquidación.

Esa es una acusación grave que debe demostrar con pruebas fehacientes y fidedignas, porque no se trata de dichos emitidos por los opositores neoliberales y conservadores, sino por una de las principales voceras del trabajo sucio del régimen y quien por cierto es uno de los personajes con menos credibilidad dentro de la 4T. Pero como ’el que acusa está obligado a probar’, sólo nos queda esperar. Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx alessandriniyazmin@yahoo.com.mx Twitter: @yalessandrini1

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

Y Sanjuana "Se ardió"

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.